Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El acto de infidelidad (que es lo mismo que el adulterio, la única diferencia es que las dos personas no están casadas) ocurre universalmente. Esto se debe a que no tiene límite de género, edad, educación o vida social; sucede muy a menudo en las relaciones debido a la falta de comunicación, conexión o falla en colocar las necesidades de los demás antes que las propias. Si las personas realmente hablaran sobre sus deseos en su relación o pensaran en su pareja primero, habrían menos adúlteros. Pero, ¿cómo podemos definir el  adulterio?

El aspecto físico

La forma de infidelidad en la que todos pueden estar de acuerdo es a los actos que uno hace físicamente. Si una persona se toma de la mano, besa o hace algo sexual con otra persona que no sea su pareja, definitivamente ha cruzado una línea. El sentido del tacto es uno que hace que las personas se sientan aún más conectadas a la otra persona porque están en su presencia.

El aspecto visual

En Mateo 5: 27-28, Jesús habla específicamente de una forma de adulterio diciendo «Ustedes han oído que se dijo: “No cometas adulterio”. Pero yo les digo que alguien que mira a una mujer y la codicia y ha cometido adulterio con ella en el corazón». Jesús señala que no hay solo una forma de ser infiel, sino que al mirar a alguien y al codiciarla, es como si hubieran hecho algo con esa persona físicamente. Por lo tanto, he encontrado que hay otra categoría que puede convierte a alguien en un adúltero.

El aspecto emocional

La relación emocional también es un factor. En una relación, el hombre y la mujer deben hablar de sus problemas e intimidad. Si uno de ellos lo comenta con otra persona del sexo opuesto, que no es una familia o un consejero matrimonial, entonces se puede consideraría infidelidad. Lo mismo se aplica cuando una persona pasa menos tiempo saliendo con su novia o novio y en su lugar pasa la mayoría del tiempo con una persona del sexo opuesto. Esto podría considerarse un infidelidad porque el estado emocional también es íntima. Dos personas hablan de sus deseos, secretos y sentimientos más profundos sin esconder nada.

Hablar y escuchar es lo que crea un fuerte vínculo entre una pareja, especialmente cuando no están casados y solo están saliendo. Durante esta etapa de citas, el hombre y la mujer aprenden lo que le gusta al otro, sus pensamientos, y aprenden a amar las mismas cosas. Este es el aspecto más importante en una relación. Piénsalo así: si tienes un miembro de la familia que amas y con quien te identificas porque te entiende o te hace sentir cómodo cuando estás cerca de él o ella, no tienes sentimientos románticos por ese miembro de tu familia, pero te sientes tan conectado a él que lo buscas cuando necesitas consejos o solo para hacer planes con esa persona porque disfrutan del tiempo juntos. Es por eso que no debemos pasar por alto esta categoría en una relación: es la más íntima.

Por lo tanto, te aliento a orar por esto y pregúntate si es algo que haces algo que tu pareja hace en la relación.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta