Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Debido a que la Biblia abarca un largo periodo de tiempo y fue escrito por diversos autores, hay una amplia variedad de referencias a lugares y seres que en esta época desconocemos.

Por ejemplo, la Biblia menciona a algunos animales raros que han sido tema de debate y controversia porque no se sabe si es que realmente existieron o si eran criaturas mitológicas que fueron incluidas a modo de metáfora.

Puesto que sabemos que hay especies de animales que se extinguen con el paso del tiempo, existe la probabilidad de que estos seres sí hayan existido; sin embargo, como no tenemos restos fósiles y otro tipo de pruebas, es difícil aseverar si es verdad. Lo único que tenemos es la descripción, o mención en algunos casos, que hace la Biblia al respecto.

La siguiente lista corresponde a los animales raros que aparecen en la versión. Reina-Valera 1960 de la Biblia.

Animales raros que se mencionan en la Biblia

Behemot

He aquí ahora behemot, el cual hice como a ti; hierba come como buey.

Job 40:15 (RVR1960)

Por la descripción que tenemos en Job 40, behemot era un mamífero fuerte que tenía una cola y huesos fuertes; solía esconderse entre los juntos y dormir entre los árboles; y además era capaz de beber grandes cantidades de agua.

Debido a las características mencionadas en los versículos 15 al 24, behemot podría ser un hipopótamo, un elefante o incluso un dinosaurio. De hecho, en otras versiones, behemot se tradujo como hipopótamo. Sin embargo, algunos argumentan que la Biblia alude a otra criatura, debido a que la palabra behemot es una forma plural de una palabra común del Antiguo Testamento (AT) que significa «bestia».

Según los estudiosos de la Biblia, dicha palabra es un plural intensivo; es decir que significaría «bestia colosal»; lo cual sugiere que este animal era el más grande de la Creación en ese entonces.

Leviatán

Este animal aparece en algunos versículos bíblicos como Job 3:8; Salmos 74:14, 104:26 e Isaías 27:1; pero en el capítulo 41 de Job es donde encontramos una descripción más amplia. Se entiende que es un animal de grandes extremidades, tiene una piel dura gruesa y con escamas, una enorme mandíbula, y que de su boca saltan relámpagos y destellan llamas de fuego, y que no puede hacerle daño «ni espada, ni lanza, ni dardo, ni coselete» (v. 26).

La identidad del leviatán es discutida; se cree que puede ser un reptil, una criatura terrestre hasta un mítico monstruo marino de la literatura antigua. Algunas versiones lo tradujeron como cocodrilo, porque es la aproximación más cercana con la que podemos asociarla.

Hay quienes creen que era una especie de dragón marino que se extinguió; sin embargo, debido al texto en Job 41, otras posturas afirman que tal vez esta criatura nunca existió y solo se utilizó como un recurso literario.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

FUENTE
Steel, A. (2001). Could Behemoth Have Been a Dinosaur?. Answers in Genesis. Recuperado el 22 de septiembre de 2021, de https://answersingenesis.org/dinosaurs/could-behemoth-have-been-a-dinosaur/.

Reactions

4
2
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta