Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

No a todo el mundo les gustan, pero los hongos comestibles son muy alimento muy solicitado por su sabor y su gran valor nutricional. Pero no todos se pueden comer. Por eso es importante saber cuál puede ser un hongo comestible y cuál no, para evitar consumir alguno venenoso.

Para identificarlos y saber las diferencias entre unos y otros, te vamos a dar la información a continuación. Hay diversas maneras de reconocerlos y diferenciar los buenos hongos de los que nos pueden perjudicar. El hongo es un alimento exótico para algunos.

Especies de hongos comestibles

Shiitake

Es un hongo originario de China, pero su consumo se ha extendido en el mundo entero, porque se han descubierto muchas propiedades que traen consigo estas delicias. Estos hongos tienen una especie de sombrero marrón más oscuro y su interior es color crema. Su olor es parecido al de la madera.

Hongo porcini

Es de los más conocidos en España, pero allá le llaman boletus. Tienen textura muy suave y su tronco es grueso, blanco con una suave capa marrón. Su sabor recuerda a la nuez y se usa en ensaladas, salteados y risottos.

La trufa

Es uno de los hongos más caros, más aún si son las blancas. Estos se desarrollan en raíces de árboles y su sabor es muy aromático. Lo usan en muchos platos de alta gastronomía. En climas fuertes de veranos e inviernos se dan muy bien.

El champiñón

Es el hongo más común y se pueden consumir tanto crudos como cocidos. No tienen clorofila, pero tienen selenio que ayuda a combatir los radicales libres. También contienen potasio y sodio y por ello ayudan con la salud cardiovascular.

Matsutake

Es comestible, y de gran valor económico. Ese hongo lo usan mucho en Japón y su olor es fuerte, huele como a especias. También es costoso, pero nunca tanto como las trufas. Se consigue en países como Corea, China, Suecia y Finlandia.

Enoki

Es otro hongo típico japonés. Parecen hilos con una bolita al final y son muy blancos. Su aspecto varía si es silvestre o cultivado. Su sabor es más bien inclinado hacia el dulce. Son muy vistosos para poner en la mesa, porque vienen siendo como ramilletes de hongos miniaturas.

Huitlacoche

Es uno de los hongos comestibles por excelencia en México. Lo consideran herencia cultural de la cocina prehispánica, pues se dice que lo descubrieron los Mayas y preparan con ellos hoy día, platos de alta categoría gourmet.

Gírgola

Estos hongos se reconocen por su característico sombrero en forma de abanico y por ello también se le conoce como hongo ostra u orejón. Es de intenso aroma y textura muy delicada. Tienen alto contenido de hierro y otras propiedades que refuerzan el sistema inmune.

Portobello

Es de la misma especie del champiñón, pero es otra variedad. Se da mayormente en las costas mediterráneas y es mucho más grande que el champiñón. Este tipo de hongos también tienen un sabor más marcado. Muchos veganos los usan como bistecs por su sabor intenso y tamaño.

Otros hongos son los trompetilla amarilla, que tienen un sabor dulzón, los colmenilla que tiene forma de panal de abeja y sabor a madera, senderilla, muy consumido y valorado en España con sabor dulce y aroma a almendras. Y por último el trompeta de los muertos, que se usa más como condimento en forma de especia. Seco y molido. Tiene un color oscuro aroma suave y sabor agradable.

Todos estos son hongos comestibles. Deliciosos de acuerdo con la preparación. Se usan como acompañantes y como canapés. Algunos chefs les remueven el tronco y los rellenan y luego gratinan para suculentos platillos con una presentación impecable.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta