Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El hombre más rico de la historia da cinco consejos que salvarán tus finanzas.

El dinero importa, nos guste o no. Con el dinero podemos hacer y obtener muchas cosas; y por tal razón hay personas que sueñan con ser ricos. Sin embargo, el dinero también puede representar la caída de alguien. Se puede ser millonario, pero la buena o mala administración de esas riquezas son lo que determina el futuro de la persona.

Esto lo supo muy bien alguien que no solo fue el hombre más rico de la historia, sino que también fue el más sabio: Salomón. Antes ni después de él ha habido una persona que tenga sus riquezas ni su sabiduría; por lo tanto, es el que tiene mayor autoridad para hablar con respecto a este tema. En el libro de los Proverbios, el cual escribió, Salomón da consejos que ayudan a entender la administración del dinero.

Consejos que salvarán tus finanzas

1. No gastar el dinero sin medida

Embed from Getty Images

El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece.

Proverbios 13:11 (NVI)

Es tentador comenzar a gastar el dinero una vez que se obtiene. No obstante, Salomón reconoció la importancia del ahorro. Para él no solo era importante de qué manera obtenía sus riquezas, sino también cómo lo gastaba. La buena administración de sus bienes hizo que sus riquezas crecieran aún más.

Esto no quiere decir que, con el fin de ahorrar, debemos llegar al extremo de ser tacaños, sino que debemos aprender a ponernos un freno cuando queremos gastarlo todo.

2. No ser perezosos

Embed from Getty Images

Las manos ociosas conducen a la pobreza; las manos hábiles atraen riquezas.

Proverbios 10:4 (NVI)

Muchas personas sueñan con tener dinero, pero no quieren trabajar. Salomón, pese a tenerlo todo, se dedicó a trabajar por el bien de su pueblo y ejerció bien su cargo de rey. Desde aquella época se reconocía el valor del trabajo y que no se puede ser rico por hacer nada. Es por ello que Salomón alababa la dedicación y esfuerzo de las hormigas y las utilizaba como ejemplo para animar a otros (Proverbios 6:6-8).

3. No rechazar la educación

Embed from Getty Images

De qué le sirve al tonto el dinero, si no tiene entendimiento; ¡la sabiduría no se compra!

Proverbios 17:16 (TLA)

Siendo sabio como era, Salomón admitió que la riqueza no puede comprar sabiduría. En estos tiempos, esto puede inspirarnos a no conformarnos con el conocimiento que tenemos. Las personas que se especializan en algo y procuran ser los mejores en esa área son los que tienen más oportunidades de empleo, y por consecuencia, de ganar más dinero. Es importante recordar que la búsqueda de conocimiento no solo se refiere al área intelectual, sino también en la espiritual.

4. No confiar en el dinero

Embed from Getty Images

Quien confía en sus riquezas, se encamina al fracaso; pero quien es honrado camina seguro al triunfo.

Proverbios 11:28 (TLA)

A lo largo de la historia varios millonarios se han vuelto indigentes de pronto. Sus historias nos demuestran que confiar en las riquezas es la peor decisión que se puede tomar. El dinero puede comprar muchas cosas, pero no puede asegurarnos la vida. El único que puede guardar nuestra vida y en quien podemos estar totalmente confiados es en Dios.

5. No poner al dinero antes que a Dios

Embed from Getty Images

Obedece a Dios y vivirás; así dormirás tranquilo y no tendrás ningún temor.

Proverbios 19:23 (TLA)

Un consejos que salvará tus finanzas es recordar que Dios no está en contra de las riquezas, pero sí en contra del amor a ellas. Cuando le damos el primer lugar en nuestras vidas, él suplirá nuestras necesidades y nos dará aun más de lo que pedimos. En cambio, si ponemos nuestra fe en el dinero, como no es algo eterno, pronto estaremos en la ruina económica, la cual podría acarrear también la destrucción en otras áreas de nuestras vidas. Para no cometer este grave error, lo mejor es hacer que Dios sea el que gobierne nuestras vidas y no el dinero.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
4
1
2
0
1
Already reacted for this post.

Deja una respuesta