Éxito Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Éxito”

Sé firme en tus decisiones

 “Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, y sobre tus caminos resplandecerá luz.” Job 22:28.

La  determinación es un valor importante en la vida de cada ser humano, es decidir cómo se va actuar para cumplir lo que uno se propone. Seguramente  tienes muchas metas para alcanzar este año, lo cual no está mal, al contrario, es excelente, pero para lograrlas tienes que decidir cómo las harás realidad.

En la versión  NTV (Nueva Traducción Viviente) Job 22:28, dice lo siguiente: “Prosperarás en todo lo que decidas hacer y la luz brillará delante de ti en el camino.”

Hermosa promesa, ¿verdad? Aprópiate de ella y verás que la bendición de Dios se hará realidad en tu vida. Sé firme en tu decisión y persevera cada día a pesar de las circunstancias porque, ¿Cómo quieres lograr algo si no eres determinante ni firme en lo que deseas obtener? Permanecer en la decisión que uno toma es la clave del éxito, porque nos lleva al triunfo y como dice su Palabra, la luz y dirección de Dios resplandecen en el camino.

Posiblemente tus metas son familiares y quieres que tus seres queridos conozcan a Jesús, entonces tendrás que trabajar en la fe de ellos. Tal vez anhelas una pareja para tu vida, entonces tendrás que orar y dejar que Dios te guie a la persona correcta. Puede que te hayas  propuesto crecer más en el Señor y llenarte de su presencia, así que tendrás que ser firme en tus momentos de oración, estudios de la Biblia y devocionales. Podrían ser tus estudios, economía o cualquier otra meta, lo cierto es que si no hay decisión y esfuerzo por cumplir no habrá resultados.

La determinación ha sido importante en los grandes hombres de Dios de la antigüedad y lo sigue siendo en la actualidad. Cada uno de nosotros construye su destino con las decisiones que toma, pues Dios nos dio la libertad de decidir.

“Pon todo lo que hagas en manos del Señor, y tus planes tendrán éxito.” Proverbios 16:3 (NTV) “Entrega al Señor todo lo que haces; confía en él, y él te ayudará.” Salmos 37:5. (NTV)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Te falta sabiduría?

“Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.” Santiago 1:5 (NVI)

Cuando Dios le dijo a Salomón “Pídeme lo que quieras”, él no dudó en responder lo que en verdad necesitaba: Sabiduría;  ésa fue la cualidad más sobresaliente del rey y lo que en nuestros días se ha convertido en algo tan importante.

Si de verdad quieres vivir una vida agradable ante los ojos de Dios y tener éxito en todo lo que realizas, necesitas sabiduría; es la mejor posesión que puede tener.

Muchos hemos sido testigos de cómo familias, matrimonios, empresas y aún iglesias se han destruido por tomar decisiones equivocadas. ¿Te das cuenta cuán importante es adquirirla?

Ninguno de nosotros viene al mundo con la sabiduría incorporada, de ser así, no habría la necesidad de cometer errores. Es algo que se tiene que adquirir en algún momento de la vida.

Entonces, si al igual que a Salomón Dios te dijera: “pídeme lo que quieras” ¿Qué le pedirías?

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cómo cumplir tus resoluciones del año

Es costumbre que las personas se planteen resoluciones o metas al inicio de un nuevo año, pero son pocos los que cumplen y lo logran. Muchos se rinden a mitad de camino, se dan por vencidos antes de haberlo intentado o no saben cómo lograr sus objetivos y renuncian; sin embargo, hay prácticas que ayudan a hacer esto posible. Algunas de ellas son:

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-Harkin, B., Webb, T., Chang, B., Prestwich, A., Conner, M., & Kellar, I. et al. (2016). Does monitoring goal progress promote goal attainment? A meta-analysis of the experimental evidence. Psychological Bulletin, 142(2), 198-229. doi: 10.1037/bul0000025
-Lally, P., van Jaarsveld, C., Potts, H., & Wardle, J. (2009). How are habits formed: Modelling habit formation in the real world. European Journal Of Social Psychology, 40(6), 998-1009. doi: 10.1002/ejsp.674
-Aarts, H., Ruys, K., Veling, H., Renes, R., de Groot, J., van Nunen, A., & Geertjes, S. (2010). The Art of Anger. Psychological Science, 21(10), 1406-1410. doi: 10.1177/0956797610384152
-Woolley, K., & Fishbach, A. (2016). Immediate Rewards Predict Adherence to Long-Term Goals. Personality And Social Psychology Bulletin, 43(2), 151-162. doi: 10.1177/0146167216676480

Permanece en Él si quieres tener éxito

¿Quieres que Dios cambie tu vida y tener éxito en todo lo que hagas? Jesús dijo: “Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí.” Juan 15:4-5. (NTV)

Si anhelas que este 2019 sea un año diferente para tu vida, la clave es que permanezcas en Jesús porque sin Él nada somos, ni dada podemos hacer. Esto quiere decir que debes creer en Dios y obedecer sus mandamientos. “Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre.” Juan 14:15-16.

No es con tus fuerzas que lograrás cambiar tu vida, alcanzar tus metas, realizar tus planes o enfrentar tus desafíos. Sólo Dios, por medio de su Espíritu, puede darte la capacidad de hacer Su voluntad y que lo honres con tu manera de vivir.

Si has llevado una vida a tu manera hasta el día de hoy, reconoce este día que necesitas a Jesús en tu vida y que sin Él nada podrás lograr. Pídele que te ayude a permanecer en Él y ser obediente a su palabra. Entrega todas tus preocupaciones a Dios en oración, como dice las escrituras, y confía en Él.

No olvides que Dios es el que produce en nosotros el querer como el hacer, por su buena voluntad. (Filipenses 2:13) y que el éxito de la vida cristiana está en obedecer la palabra de Dios. “Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Solamente entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas.” Josué 1:8 (NTV)

Que este 2019 sea para ti un año de agradar a Dios y permanecer en Él.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

6 metas que debes proponerte este año

Cada año nuevo, las personas se proponen las mismas metas que, la mayoría de veces, no cumplen. Por ejemplo, las más comunes son: hacer ejercicios, bajar de peso y ser saludables. Sin embargo, cuando llega el fin de año, se dan cuenta de que no cumplieron ninguna de sus resoluciones.

Este año, cambia de metas  y comprométete a hacer algo diferente. A continuación encontrarás algunas ideas para ponerte como objetivos, no sólo durante este 2019, sino el resto de tu vida.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡No dejes de luchar!

El señor y la señora Curie trabajaron durante muchos años con paciencia disolviendo toneladas de materia en busca de la misteriosa sustancia a la que su ciencia los guiaba.

Cuentan que en cierta ocasión Pierre Curie dijo a su esposa con visible desaliento: Quizá lo que nosotros buscamos será hecho dentro de un siglo, pero parece no ser obra de nuestro tiempo.

La señora Curie respondió que sería una gran lástima si tal descubrimiento tardara otro siglo, pero con todo – dijo – no dejaré de trabajar en él mientras viva.

Y una noche sucedió algo maravilloso. Toda la tarde habían estado cuidando a un hijo enfermo cuando este por fin se durmió Marie Curie dijo a su marido: ¿Qué te parece si bajamos al laboratorio por un rato? Y tomados de la mano así lo hicieron.

– No enciendas las lámparas- dijo ella en el momento en el que daban vuelta la llave – ¿Te acuerdas que me dijiste que el radio sería una luz de un hermoso color?

Tan pronto como abrieron la puerta quedaron asombrados ante la visión de una luz azul que iluminaba su mesa. Incapaces de hablar permanecieron unos instantes  agarrados uno del otro con asombro y se sintieron completamente recompensados por los años de esfuerzos desalentadores, la pobreza y el ridículo que  ambos había compartido con infatigable tenacidad.

La perseverancia había tenido su premio, el radio era por fin una realidad y en 1903, Pierre Curie y su esposa Marie Curie, pioneros en los estudios de radiactividad,  fueron galardonados con el Premio Nobel de Física, además de otros reconocimientos.

Es probable que al igual que los esposo Curie, vengas intentando y luchando por algo en  lo que crees, que estés peleando por salir de la crisis financiera, por iniciar un nuevo negocio, que estés tratando de salvar tu familia o que te  encuentres enfrentando una enfermedad y hasta este momento no has visto los frutos de tu esfuerzo.

Todos nos desanimamos cuando llevamos mucho tiempo luchando por algo y no parece dar frutos, por el contrario, pareciera que todo sale mal. Sin embargo, Dios siempre recompensa el esfuerzo de aquellos que lo aman y honran, de quienes luchan incansablemente.

La historia de Pierre y Marie Curie no es la única de años de lucha que terminaron siendo recompensados. ¿Cuál es tu batalla?

“También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia. Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor”. Romanos 5: 3- 5 (NTV)

No importa cuánto tiempo vienes intentando algo o lo difícil o frustrante que ha sido el año que ha finalizado, este nuevo año podrías ver el fruto de todo tu esfuerzo, de la batalla que has estado peleando. Dios bendice  y fortalece a quienes perseveran y guardan sus mandamientos, Él renovará tus fuerzas.

“En cambio, los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán;  caminarán y no desmayarán”. Isaías 40:31  (NTV)

¡No te rindas, acaba de empezar un nuevo año y con él nuevas oportunidades!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo empezarás el año?

Falta poco para empezar un nuevo año por lo que muchas personas ya se preparan para recibirlo a media noche con una escalera, con doce uvas para comer, otros con una maleta para caminar por la casa y algunos con ropa interior de colores diferentes; todas estas tradiciones representan para ellos la suerte, el progreso y el éxito.

La celebración de año nuevo está arraigada a nuestra cultura, por lo que se realizan diferentes rituales; pero la pregunta es: ¿Necesitamos todo esto para que nos vaya bien este nuevo año?

“Y Josué dijo al pueblo: Santificaos, porque Jehová hará mañana maravillas entre vosotros.” Josué 3:5 (RVR 1960)

Antes de que los milagros de Dios se mostraran el pueblo tenía el deber de santificarse ¿Cómo estás en esta área? La santidad no se trata de ser perfecto, sino de esforzarte por parecerte a Jesucristo en tus pensamientos, sentimientos, palabras, acciones, etc. Por esta razón las personas que buscan la santidad se apartan de todo lo malo y viven buscando la voluntad de Dios, permitiendo que Él transforme sus vidas cada día.

 “Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa…” Éxodo 19:5-6 (RVR 1960)

Si estás esperando que Dios te bendiga el siguiente año, no necesitas realizar ningún ritual, simplemente toma la decisión de seguir los pasos de Cristo y apartarte del mal. Debes estar consciente que no tendremos victoria o alguna bendición si permitimos el pecado en nuestras vidas.

La noche de año nuevo seguramente enfrentarás muchas tentaciones para seguir las tradiciones, asume el reto y ¡Empieza el año con Dios!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Alguna vez has sentido envidia?

Una persona siente envidia cuando se compara a otros, teniendo un sentimiento de inferioridad. Por esta razón, algunas características de las personas envidiosas son: autoestima dañada, compararse constantemente, desear el mal de los demás, burlarse de otros, hacer falsos halagos, etc.

La envidia es un sentimiento humano, por lo que es posible que tú lo hayas sentido en alguna oportunidad; sin embargo,  se convierte en un problema cuando te entristeces constantemente por el bien ajeno y sufres como si se tratara de una desgracia ¿Te ha pasado?

Porque antes también nosotros éramos insensatos y rebeldes; andábamos perdidos y éramos esclavos de toda clase de deseos y placeres. Vivíamos en maldad y envidia, odiados y odiándonos unos a otros. 

Pero Dios nuestro Salvador mostró su bondad y su amor por la humanidad, y, sin que nosotros hubiéramos hecho nada bueno, por pura misericordia nos salvó lavándonos y regenerándonos, y dándonos nueva vida por el Espíritu Santo.” (DHH) Tito 3:3-5

Si aún el sentimiento de envidia está gobernando tu vida, es posible que no hayas conocido la nueva vida que el Señor quiere darte. Por esta razón, te animo a pedirle que Dios sane tu corazón, de esta manera puedas disfrutar del propósito que tiene para ti, y dejar de sufrir por lo que otros tienen.

Por último quisiera darte algunos consejos para superar la envidia:

Si un ser querido o amigo tuyo recibiera un premio estarías feliz, así mismo debes mirar a las personas que te rodean: ¡como hermanos!; entonces podrás alegrarte por ellos e incluso felicitarlos por su éxito.

No mires a la persona por la que sientes envidia como un enemigo, de lo contrario querrás ser mejor y competir, produciendo solamente amargura en tu interior. Cambia de mentalidad y míralo como parte necesaria en tu equipo de trabajo; además, declara la admiración que tienes por él o ella.

Si quieres ser feliz deberás superar la envidia, abandonar la competencia y amarte tal como eres  ¡Acércate a Jesús y permite que sane tu interior y te muestre el plan valioso para tu vida!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

5 actitudes que arruinaron tu vida

El tiempo pasa más rápido de lo que nos damos cuenta. Pareciera como si sintiéramos el peso de los años únicamente cuando recordamos las acciones pasadas de las cuales nos arrepentimos. En esos momentos viene a nuestra mente la frase “y si…” Pensamos en las miles de posibilidades que tendríamos en la actualidad si antes no hubiéramos tomado tal o cual decisión. Pero ¿cómo saber cuál de todas nuestras acciones fue lo que hizo a nuestra vida ser como es ahora? En esta lista encontrarás los cinco errores más comunes que llevan a las personas la ruina:

5. Quedarse en el pasado

Cuando uno no quiere darse cuenta de los cambios y prefiere las cosas como eran antes, podría estar perdiéndose de mucho en la vida. Las innovaciones que aparecen son para suplir una necesidad recién descubierta, y es justamente por esta razón que son de gran ayuda en diversas áreas. No obstante, lo malo de los cambios es que una vez que nos acostumbramos a ellos, es difícil aceptar nuevos cambios. Debido a que vivimos en un mundo de constante mejora, nuestra actitud debe ser más abierta a recibir las actualizaciones que se desarrollan, pues quedarse en el pasado lleva a la ruina de millones de vidas. Esto no necesariamente implica que todo lo antiguo sea malo ni que todo lo nuevo sea bueno; de hecho, debemos prestar atención a las cosas que sí son constructivas para nuestras vidas y aceptarlas.

4. La comparación

Buscar la inspiración en el buen ejemplo de otros es una maravillosa forma de motivarse. No obstante, también es un arma de dos filos que puede hacernos caer en la comparación. Solo porque un famoso billonario nunca fue a la escuela significa que todos debamos dejar de lado los estudios para imitar su ejemplo. Cada persona es un ser complejo que tiene miles de opciones para elegir y en las cuales fundamentar su futuro; por lo tanto, la fórmula de éxito que funcionó para uno, no necesariamente lo hará para otro. Mucha gente arruina su vida porque cae en el juego de la comparación y vive frustrada, amargada, sintiéndose como un fracaso y con envidia por el éxito de los demás.

3. Creer demasiado en ti mismo

El positivismo es algo muy difundido en la actualidad. Muchos mensajes instan a creer en las habilidades que uno posee, y si bien esto tiene una buena intención, puede llevarnos al orgullo. Por ejemplo, pensar que somos excelentes en nuestro trabajo puede hacernos rechazar el aprendizaje o menospreciar a los demás. O también, asumir que nuestra pareja conoce nuestros sentimientos y nunca demostrarlos, puede causar que él o ella se aleje de nosotros. De la misma forma sucede en otros casos de la vida. La autosuficiencia es capaz de cegarnos de la realidad y guiarnos a la ruina.

2. No aprovechar el tiempo

La ruina viene cuando no somos buenos administradores de nuestro esfuerzo, dinero, y especialmente, de nuestro tiempo. Gastamos los minutos en cosas que no son de provecho y al final nos arrepentimos porque el tiempo no puede volver. Esa es una de las prácticas más comunes que nos alejan del éxito y nos llevan de mal en peor. También es uno de los pesares más grandes de las personas. Un famoso dicho dice que el tiempo es oro y así es como deberíamos tratarlo.

1. Rechazar las oportunidades

Hay oportunidades que vienen una única vez en la vida y que no debemos rechazar. Cuando pasa el tiempo y miramos atrás podemos arrepentirnos por lo que rechazamos y vivir con ese lamento. En cambio, si sabemos discernir qué decisiones tomar en el momento adecuado, viviremos sin remordimientos ni sueños frustrados.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡Rompe el molde!

¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué razón muchas personas cercanas a ti han tenido más éxito que tú en la vida? o ¿Por qué otros se han quedado estancados en el mismo lugar que han empezado?

Quizá la diferencia entre aquellos que se han superado y los que viven estancados es que los primeros han desarrollado más sus dones, se han esforzado y han roto los moldes de la comodidad para probar lo desconocido sin importar los resultados que podrían tener.

¿En cuál de estas posiciones estás?

Si te cuesta avanzar, ya sea por tus temores o algún tipo de limitación física, esfuérzate al máximo para emprender lo que Dios de antemano te ha dado. Aunque los demás no crean en ti, aunque tu familia piense que no lo lograrás; debes saber que Dios sí cree en ti y esa es razón suficiente para sentirte capaz de llevar a cabo tus sueños y aún el ministerio que recibiste de parte de Él.

Hace poco vi un vídeo donde una pareja interpretaba una obra de baile teatralizado, quedé impresionada no sólo por el talento que había  en ellos sino porque más allá de sus limitaciones físicas no dejaron de luchar por lo que realmente amaban. El varón no tenía un pie, pero bailaba como si no lo necesitara, la mujer no tenía un brazo, pero su coordinación de manos con su pareja era como si realmente lo tuviera. Si dos personas con ciertas “limitaciones físicas” pudieron alcanzar sus sueños ¿por qué no lo haríamos tú y yo?

¿Te has puesto a pensar el recorrido que has tenido en estos últimos años? ¿Te sientes tan satisfecho con todo lo que has alcanzado que hasta podrías decir: misión cumplida? o ¿Quizá te sientes frustrado porque te cuesta avanzar?

Hoy es el día de levantarte y dejar a un lado todo aquello que te ha detenido para alcanzar tus sueños y aun de emprender el ministerio que Dios te dio. Al igual que al pueblo de Israel, Él de te dice:

Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Isaías 54:2 (RVR1960)

¿Hasta cuándo vas a esperar para empezar a predicar, a cantar, a tocar algún instrumento, a emprender un nuevo negocio, etc.?

Así como dice la frase: “El que quiere puede”

No te afanes por lo que va a suceder o por lo que dirán los demás, o si fracasarás. Mientras tengas el respaldo de Dios en tu vida y en lo que realizas todo estará bajo control, su presencia es más que suficiente para avanzar.

¡No tengas miedo! Rompe el molde del temor y de la comodidad que sólo provocan tu estancamiento.

“Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma. Hazme oír por la mañana tu misericordia, Porque en ti he confiado; Hazme saber el camino por donde ande, Porque a ti he elevado mi alma.” Salmos 143:8 (NVI)

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Lucha por lo que quieres

Ely ingresó a la Universidad a pesar de presentar cierta discapacidad intelectual que le impedía estar al nivel de sus compañeros; reprobaba constantemente diferentes materias por lo que muchos pensaban que no lograría concluir sus estudios. Lo irónico es que en la actualidad ella se tituló, mientras que varios abandonaron la carrera.

Una frase dice: “La carrera de la vida no se trata de rapidez sino de resistencia” En el camino muchos se desaniman porque consideran que jamás alcanzarán su meta, pero la realidad es que aquellos que continúan luchando hasta el final son los que la alcanzan. ¿Cuántas veces nos desanimamos por no avanzar?

Por ejemplo, graduarse de la universidad o aprender un idioma nuevo requieren perseverancia, así mismo sucede con cualquier meta. Aquellos que no son pacientes, los que no superan obstáculos difíciles ni tampoco quieren hacer sacrificios, lastimosamente no alcanzan nada.

Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante.” Hebreos 12:1 (NVI)

La vida tiene una serie de obstáculos aunque seas hijo de Dios, por lo que el Señor nos insta en su palabra a correr con perseverancia, deshaciéndonos de todo peso como el pecado y siguiendo adelante, porque en su tiempo alcanzaremos la meta.

¿Cuáles son tus metas? La clave para alcanzar el éxito es “no rendirse”. Recuerda que el mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de seguir luchando a pesar de la tormenta. En esta oportunidad te animo a desenterrar tus sueños, planificar nuevas metas y luchar, no importa si parece que otros están más adelante porque al final ganará el que no se ha detenido.

¡Te espero en el camino de la Victoria!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué es el éxito?

Sir Winston Churchill, famoso político, estadista, escritor británico mencionó lo siguiente: “El éxito es resultado de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.

La historia narra que en su infancia Winston fue un niño rebelde que no le gustaba estudiar, sus notas eran de las peores de su curso, fracasó dos veces en el examen de ingresó a la Academia Militar de Sandhurst pero cuando logró entrar cambió radicalmente algunos aspectos de su temperament; se volvió un gran estratega lo cual le ayudó en la segunda Guerra mundial al ejercer el cargo de primer ministro.

Hace falta una cultura de tolerancia social al fracaso individual que permita que una persona resurja, es una clave para el progreso de la humanidad. En sociedades con un bajo nivel de desarrollo socio-cultural y tecnológico tenemos factores comunes como la recriminación, el rechazo familiar y social ante el fracaso de un emprendimiento. Puede que tengamos grandes genios e inventores entre nosotros y aún existen otros que todavía se están formando intelectualmente y pasan desapercibidos entre la gente por las causas mencionadas y otras más.

Todos somos iguales delante de Dios, el dotó de inteligencia a cada ser viviente,  solamente que algunos no alcanzan todo su potencial, esto podría ser por el contexto que los rodea, el bullyng en el colegio o en la ciudad, por factores familiares, un límite impuesto por otras personas. Las famosas frases: “no puedes”, “eres pobre”, “te falta cerebro”, “no eres como tal o cual persona”, son frenos que impiden alcanzar sueños o metas, pero a pesar de todo esto algunas personas lograron mucho en la vida.

La Biblia dice en Josué 1:9 TLA: “Yo te pido que seas fuerte y valiente, que no te desanimes ni tengas miedo, porque yo soy tu Dios, y te ayudaré por dondequiera que vayas.”

¡Dios está con nosotros! El mundo te dirá que no puedes, ¡Pero Él te dice sí, lo lograrás! Aférrate a sus promesas, no importa si eres joven, adulto o anciano, aún puedes alcanzar tus sueños aunque algunas puertas se hayan cerrado verás que otras se abrirán, no menosprecies a tu Creador ni el potencial que tienes guardado.

El éxito es para los que perseveran, para los que toman cada fracaso como una experiencia para mejorar. En el aprendizaje los límites no existen, el Señor te dio el potencial para aprender y emprender, a veces nuestro peor enemigo somos nosotros mismos.

¡Ánimo! Alcanza los planes de bien que el Señor tiene para tu vida.

Por Carlos E. Encinas

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend