¿Cuál es tu realidad como mamá?

¿Cuál es tu realidad como mamá?

Es hora de dejar lo que no te sirve y construir la realidad que quieres vivir. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

¿Haz escuchado hablar sobre el ser realista en la maternidad? ¿Alguna vez te dijeron «la realidad de tener hijos es…»?

Frases como: «Es lo que es» o «Es lo que hay», se han normalizado en nuestra sociedad y nos hacen creer que las cosas son como son y tenemos que aceptarlo. Particularmente cuando se trata sobre la maternidad, se ha creado una narrativa que busca predecir cómo va a ser tu experiencia como madre; y los pronósticos no son buenos.

Comienza cuando una mujer queda embarazada y empieza a recibir comentarios que dicen: «Aprovecha a dormir ahora porque después no vas a poder». Luego, cuando el bebé ya nació empiezan los: «Y espera a que…», seguido de algún acontecimiento con connotación negativa como por ejemplo: «Espera a que tengan dos años, ahí sí que son difíciles».

Estos comentarios generan ansiedad por lo que va a venir y a la vez te quitan la posibilidad de disfrutar la temporada que estás viviendo en ese momento. Entonces, ¿qué puedo hacer?

Para construir tu propia realidad como madre, lo primero a tener presente es que las cosas no son como son, son como somos. 

Esto quiere decir que nosotros le damos el valor de bueno o malo a una situación. Nosotros le damos el color. Nosotros elegimos si lo que está sucediendo me va a hundir o me va a impulsar. Todo depende de cómo yo responda a la situación que tengo a mi frente.

Por ejemplo, si me tengo que alistar para salir y mi hijo me está pidiendo atención, puedo responder sintiéndome abrumada por la situación; puedo gritarle para que permanezca en silencio; puedo ignorarlo; puedo invitarlo a ser parte de lo que estoy haciendo. O puedo pedirle que me espere un minuto y hablarle con calma.

Cómo respondo depende de mí, y cómo respondo determina cómo reacciona mi hijo. 

¿Qué quiere decir ser realista cuando compartimos sobre maternidad?

Parece haber un nuevo movimiento de mujeres que se propusieron compartir la maternidad «como es», el lado real de la maternidad y ¿por qué lo digo entre comillas? Porque lo que están mostrando es su experiencia personal. El problema acá es que lo que la gente va a creer es la voz que sea más fuerte. Si alguien te grita diciendo que algo es malo, y sigue gritando, y sigue gritando, llega un punto en el que te empiezas a cuestionar si en verdad es malo. 

La maternidad tiene sus altos y bajos. Así como el matrimonio, la soltería y la vida. Tu historia de maternidad, la historia de tu vida, la historia de tu matrimonio, la historia de lo que te pasa a ti la cuentas tú.

¿Qué narrativa vas a usar para describir lo que está pasando?

Cuando las madres pueden comunicarse y así ayudarse mutuamente en cuanto a lo que nos está sucediendo en la vida y particularmente en la maternidad, eso las eleva y ayuda a tener una nueva perspectiva. La clave es que la conversación llegue a un lugar que pueda ayudar a las madres a buscar ser mejores.

Si lo que se está diciendo o lo qué estás escuchando, no te está sirviendo para elevarte y ayudarte a mejorar, entonces está produciendo lo contrario. Y esto afecta directamente a nuestros hijos.

¿Qué puedo hacer para no caer en una narrativa de queja pero aun así poder conversar sobre lo que me está pasando y buscar que la situación mejore?

1. Cree y crea

Cree que lo mejor está por venir y crea la realidad que quieres vivir.

Los niños pasan por momentos en donde no responden o hacen lo que ellos quieren. Pero tú como madre tienes la capacidad de hacer lo mejor para ti y para tus hijos. Tú tienes la capacidad de modificar el ambiente en tu casa.

Hay madres que se preguntan por qué los niños lloran menos con sus papás porque están más tranquilos con ellos, y muchas veces la respuesta es porque los padres están más calmados con los niños. Esto también sucede al revés.

Deja de creerte el cuento de la sociedad que dice que la maternidad es difícil. La maternidad es lo que tú quieres que sea.

2. Si las influencias que estás recibiendo no te sirven, cambia las influencias

Si lo que escuchas alrededor son madres que lo único que pueden hacer es esperar desesperadamente por el momento en donde sus hijos se duermen para poder tomar su copa de vino al final del día, cambia el círculo de personas.

Esto aplica tanto a personas físicas como a las que comparten sus experiencias en las redes sociales. Busca influencias que te eleven. Procura alimentarte espiritualmente. Busca alimentarte emocionalmente. Toma la decisión de alejarte de aquellos comentarios que solo te alimenten la negatividad en tu mente y en tu corazón.

3. Toma responsabilidad por tus interpretaciones

Cuando entendemos que el mundo no es de una manera sino que es de la manera en que nosotros lo estamos viendo, entonces podemos trabajar con nuetra manera de ver las cosas. Si hoy en día tienes una interpretación que no te sirve, cambiala. Para poder cambiar tu interpretación, debes elegir hacerlo. Después de la elección, cada vez que un pensamiento negativo venga a tu mente, pregúntate, ¿de dónde viene esto? ¿Este pensamiento, me está sirviendo dada la madre que quiero ser? Si no te sirve, ¿con qué otro pensamiento lo puedo reemplazar? ¿Qué otra posibilidad puedo ver en esta situación?

La realidad se genera

Tu eres responsable por lo que sucede en tu vida. Tu puedes hacer que las cosas cambien.

La realidad se compone por hechos y por interpretaciones. Si tu cambias la manera en que estás interpretando las cosas, entonces tu realidad va a cambiar. Y en el momento en que tu empiezas a cambiar, todo cambia.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Cuáles son los signos de una familia en crisis?

¿Es tu familia tu lugar seguro? Quiero invitarte en este artículo a descubrir cuáles son los signos de una familia en crisis.

Actividades para reavivar la conexión emocional en la familia

Recordar la importancia de estas actividades puede ser fundamental para mantener la conexión emocional en la familia.

¿Cómo establecer metas como familia para el próximo año?

Establecer metas como familia puede unirlos más, fortalecer los lazos, crear recuerdos significativos y establecer comunicación.

Tiempo de lectura:

4 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario