Familia Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Familia”

Carta al hijo del papá ausente

Papá no está.

En el Día del Padre no hay a quién celebrar. Quizás ese rol de padre lo haya llenado tu mamá, un abuelo, un tío, un amigo, un mentor o cualquier otra persona que haya dado lo mejor de sí para ser un ejemplo paterno en tu vida. Pero no está esa persona que contribuyó a tu nacimiento.

Tal vez tengas miles de preguntas y cada vez que las has hecho sólo te haya respondido el silencio. Quizá ya te cansaste de hacerlas y ahora enterraste esas interrogantes muy en el fondo de tu corazón y no quieres hablar del tema.

Tienes muchas emociones hacia ese ser que no está. Es probable que la mayoría de ellas sean negativas; que haya resentimiento, enojo y hasta odio. Pero, ¿sabes qué? Es normal sentirte así. Nos duele cuando alguien nos traiciona, nos rechaza, nos abandona y nos hace sentir culpables. Cada sentimiento que guardas es una reacción natural como ser humano; sin embargo, no puedes permitir que estos tomen el control de tu vida.

Está comprobado que los hijos repiten el mismo círculo vicioso que sus padres. Pero es probable que este hecho te haya inspirado a tomar la decisión de ser diferente y no formar parte de las estadísticas. El problema es que, si sigues guardando sentimientos negativos, hay una gran posibilidad de que te conviertas en una versión de él. El odio se manifiesta de diversas formas y la única manera de salir de allí es siguiendo el camino del perdón.

Sí, es posible que hayas escuchado hablar sobre el perdón miles de veces. Pero, ¿cómo podrías perdonar a quien te rechazó, abandonó, se desligó de su responsabilidad, no te demostró amor o negó tu existencia? Aquellos que no pasaron por las mismas circunstancias no tienen ni idea de cómo es crecer sin un padre. Así que, ¿por qué creen que están en la autoridad moral de pedirte algo así?

Porque todos tenemos diferentes papás, pero un solo Padre.

Cada varón que contribuyó a nuestro nacimiento lo hizo porque Dios lo permitió. Podemos provenir de diversos padres terrenales, pero fue Dios quien formó cada átomo y célula de nuestro cuerpo. Nuestro Creador quiere lo mejor para nosotros y eso incluye una vida libre. Y no podemos ser libres si tenemos resentimientos guardados. El perdón es algo que debemos practicar porque así como Jesús nos perdonó, tenemos el deber de hacer lo mismo con otros. Es más, la Biblia nos ordena amar a quienes nos odian (Mateo 5:44; Lucas 6:28). Nadie dijo que perdonar era fácil, pero no es imposible.

Ser papás es un privilegio que Dios les permitió a los varones. Y si el tuyo no aceptó esa responsabilidad, no es tu culpa. Eso no significa que tienes el derecho de juzgarlo, condenarlo ni criticarlo. Pues así como él cometió errores que te hirieron, tú también te has equivocado y has dañado a otros. Nadie tiene la potestad de juzgar, pues en el momento que lo hacemos estamos usurpando el lugar de Dios (Mateo 7:1). Lo que sí puedes hacer es estar en paz con tu pasado, perdonar y ver el futuro con una nueva perspectiva.

No tuviste el mejor ejemplo de padre terrenal, pero tienes al mejor Padre Celestial (Salmos 68:5). Las personas pueden hacer toda clase de mal en tu contra, los que te rodean pueden fallecer en cualquier momento; pero Dios jamás te abandonará (Salmos 27:10). Es difícil crecer sin un papá, pero ahora tienes la oportunidad de ser un ejemplo para tu generación y demostrar que para Dios no hay obstáculo que sea imposible de superar.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

En armonía

Nuestras actitudes ante aquello que catalogamos como valioso o importante en nuestra vida, reflejan dónde se encuentra nuestro corazón.
Los objetos y bienes que podamos conseguir, ¿realmente podrán darnos la satisfacción que esperamos?
Muchas veces en la creencia de que nuestras posesiones nos llevan hacia la felicidad nos enfocamos en ello, olvidando que estas son temporales, así perdemos de vista lo realmente importante, como forjar lazos fuertes con nuestros seres queridos, sea familia o amigos.
Dichos lazos no podrán verse, pero sin duda tienen un efecto benéfico en nuestras vidas porque no sólo nos sentiremos amados sino también nos volvemos importantes para esas personas, por ende podremos contar con ellos cuando los necesitemos.
“!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! 2 Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 3 Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.” Salmos 133 (RVR1960).
Si prestamos atención al pasaje bíblico, podemos resaltar que es bueno y delicioso habitar en armonía, pero también, allí Jehová envía bendición.
No permitas que los afanes diarios te hagan olvidar que tienes personas a tu lado con quienes puedes forjar lazos de unión que serán provechosas tanto para ti como para ellos.

Por Cesia Serna

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo saber si un perro es propenso a atacar?

Muchas familias adquieren mascotas para hacerlas parte de sus vidas. Hoy en día hay más variedad en el tipo de animal que se elige, pero entre los más populares siempre está el perro. Los caninos son fieles compañeros que durante siglos han sido amigos de los humanos. Sin embargo, también se han reportado casos de millones de personas que han sido mordidas o atacadas por ellos. Esto es especialmente preocupante porque la mayoría de las víctimas son niños. Para detectar el porqué los perros atacan, un grupo de investigadores de dos universidades se reunieron para analizar este asunto.

Estudiosos de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio y el Centro Médico Wexner hicieron una investigación que se publicó en la International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. Ellos revisaron los casos acumulados durante quince años sobre traumas faciales relacionados con perros. Evaluaron el tamaño de la herida, el desgarro del tejido, las fracturas óseas y otras lesiones, y crearon una escala de gravedad del daño. Además, examinaron archivos desde 1970 que detallaban las mordeduras de perros según la raza.

≪Analizamos específicamente cómo se relaciona la raza con la frecuencia y la gravedad de las mordeduras. […] Queríamos brindarles a las familias datos que les ayuden a determinar el riesgo para sus hijos e informarles sobre qué tipo de perros se desempeñan bien en hogares con niños. […] Los niños pequeños son especialmente vulnerables a las mordeduras de perros porque pueden no notar signos sutiles de que un perro puede morder≫, afirmó el Dr. Garth Essig, autor principal de la investigación. Además señaló que la investigación ≪destaca un importante problema de salud pública y proporciona un nuevo marco para la toma de decisiones para las familias que consideran ser dueños de perros≫.

De los resultados obtenidos de la investigación, encontraron que los perros más propensos a la violencia son aquellos que tienen cabezas anchas y pequeñas que pesan entre 30 y 45 kilos. Asimismo también los pitbulls y los perros de raza mixta. Es cierto que hay otros factores que influyen. Por ejemplo, cuando los niños pequeños se apropian de algo que le pertenece al perro o cuando, a propósito, lo despiertan cuando está durmiendo. Los comportamientos abruptos de los niños a los perros puede hacer que ellos reaccionen defensivamente y con violencia; y por consecuencia, los ataquen. Es por tal razón que los padres deben considerar si desean tener una mascota en el hogar y cómo planean educar al hijo y al perro.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Essig, G., Sheehan, C., Rikhi, S., Elmaraghy, C., & Christophel, J. (2019). Dog bite injuries to the face: Is there risk with breed ownership? A systematic review with meta-analysis. International Journal Of Pediatric Otorhinolaryngology117, 182-188. doi: 10.1016/j.ijporl.2018.11.028

Oración de cada día

“No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también.  Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7 NVI

En un mundo de muchos afanes, el rol de los padres se vuelve cada más difícil, proveer para las necesidades familiares, la educación de los hijos, pagar los gastos de la vivienda etc. Cuando las cosas no salen como hubiéramos querido, esto puede influenciar negativamente en nuestro carácter, afectando de tal manera a nuestro entorno.

Pero es importante que en estos momentos recordemos que podemos dejar delante de Dios toda carga, el cansancio y la frustración por las cosas de la vida que no salieron como queríamos. Podemos entregar sentimientos de preocupación o incertidumbre con la confianza de que Dios tiene cuidado de nosotros.

¿Te sientes agotado, frustrado o enojado? Lleva ante el Señor toda tu carga, su promesa dice que no dejará para siempre caído al justo.  (Salmos 55:22).

Por  Cristhian Castillo 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Proteges a tus hijos?

Hoy día, con tanta maldad en el mundo, tantas noticias de inesperadas matanzas en lugares que uno nunca pensó, tanta información torciendo la verdad y el significado de lo que es la familia, hay muchas personas pensando en el home schooling o dar clases a sus hijos en casa.

Es una gran responsabilidad y requiere de tiempo y dedicación. Más de la que ya exige el ser madre en sí. He visto por esto, muchas familias comenzar con el dar clases ellas mismas a sus hijos por un tiempo… a veces llegan al año y luego sienten que no pueden más porque ya no tienen otra vida. No tienen tiempo de descanso real, no tienen tiempo para compartir con amistades o no tienen tiempo para dedicarse a ellas mismas.

Es controversial. Es cierto que debemos proteger a nuestros hijos, pero como siempre digo en Ni Más Ni Menos, el show que conduzco los lunes a las 12 hora Miami: TODOS LOS EXCESOS SON MALOS. Y es cierto, incluso lo bueno en exceso puede ser dañino. Pienso que es bueno hacer el sacrificio de dar las clases en casa si eso te va a permitir tener tiempo para jugar con ellos y disfrutarlos crecer también. De lo contrario puede ser contraproducente para la relación familiar, y a nivel de la formación, el exceso de protección los puede dejar desprotegidos para la realidad de la vida y del mundo. Si los vas a educar en casa no puedes sacrificar el tiempo de alegre compartir y no puedes dejar de prepararlos para ese duro mundo, esa cruda realidad que un día tendrán que enfrentar. Y tienes que disponer de tiempo para ti, porque de lo contrario te puede abrumar la responsabilidad que decidiste tomar.

Es por ello que repito que, es una responsabilidad mucho más grande de lo que pensamos, educar a los hijos en casa. No es solo jugar con ellos y mostrarles cómo hacer figuras de plastilina, cómo colorear sin salirse de las líneas. También te tienes que preparar tú para transmitirles a ellos una educación que les de herramientas a usar ante todos los ataques de ese mundo del cual los quiere proteger, te tienes que preparar para hacer rendir tu tiempo para estar con un excelente balance en todas las áreas…entre ellas el no descuidar a tu esposo. Y ¿si los proteges tanto, van a saber cómo desempeñarse cuando les toque vivir en ese mundo, en esa realidad?



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Las 3 peores maneras de celebrar el día de la Madre

Según las estadísticas, el día de la Madre es la festividad más celebrada junto con la Navidad y el día del Amor y la Amistad. Y aunque se festeja de diversas maneras de acuerdo a las costumbres de cada cultura y familia, hay formas erróneas de hacerlo. Esto sucede cuando se pierde el sentido del porqué de la celebración y se le da importancia a otros asuntos y no a la mamá. A continuación están las tres peores maneras de celebrar el día de la Madre:

1. Dedicarle una publicación en tus redes sociales… y no demostrarle amor en persona

No hay nada de malo con dedicarle una publicación a tu mamá por su día. Es una excelente forma de reconocer públicamente lo que ha hecho por ti y cuánto agradecimiento sientes. Sin embargo, la gran mayoría de las veces nuestra vida no es como en nuestras redes sociales. Puedes decir cuánto amas a tu madre en un post, incluir una foto y un texto largo; pero no hacer ni un sólo gesto amable por ella. Nuestras acciones deben ir acorde a nuestras palabras; y si proclamamos amar a nuestras madres, nuestros hechos también deben demostrarlo.

Es cierto que algunos no tienen a sus madres cerca, ya sea porque viven lejos de ellas o porque fallecieron, y en estos casos se puede publicar algo en las redes sociales y hacer algo más. En el caso de vivir lejos, se puede hacer una video llamada y dedicarle palabras de amor y agradecimiento. Si la mamá no está presente, una manera de recordarlas es haciendo que su legado y buen ejemplo viva.

2. Planear una gran fiesta… y dejar que ella haga todo

Puede parecer insólito, pero hay quienes organizan grandes fiestas para celebrar el día de la Madre y luego dejan que ella haga todo: organice la reunión, cocine, decore y limpie. Está de más decir que es una forma pésima de homenajearla. Sobre todo porque ella ya hace demasiado durante todos los días del año. Aunque nuestro agradecimiento hacia nuestra mamá es algo que no sólo debemos demostrar una vez, por lo menos debemos darles ese día de descanso y esforzarnos para llevarles alegría.

3. Celebrar sin ella

Hay quienes utilizan el día de la Madre –y prácticamente cada festividad– como excusa para excederse. Salen con sus amigos, ceden al libertinaje y justifican sus acciones al decir que es en ≪honor de su mamá≫. Pero, si ella está presente, ¿por qué deberíamos salir a festejar con amigos? La celebración debe tener como centro a la madre y esto implica estar a su lado y hacerla feliz. Los excesos que se cometen en un momento de euforia no hacen más que llevar dolor a las mamás; por lo tanto, es una pésima idea pretender homenajearla al causarle tristeza.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

6 razones por las que tu mamá es la mejor

De seguro que no necesitas razones para tener la seguridad de que tu mamá es la mejor. Pero existen datos científicos, que quizá no sabías, y que hacen que tu madre sea incluso más especial. Según las investigaciones a lo largo de los años se ha descubierto que la maternidad es una labor digna de ser elogiada y que merece todo nuestro respeto y admiración. Algunas de las razones por las que tu mamá es la mejor, son:

1 Tiene un gran corazón… literalmente
El corazón de la mujer crece durante el embarazo, no sólo de amor por su hijo sino para darle vida. Su corazón se hace más grande con el fin de bombear más sangre al bebé que lleva en el interior.

2 Es la mejor médico
Tu mamá puede saber mucho sobre medicinas y cuál es la mejor cura para tu enfermedad. Ella incluso sabe si no estás sano, aun cuando los doctores no te detectan ningún mal. Además, la leche materna tiene propiedades medicinales para los bebés e incluso puede protegerlos del virus del VIH.

3 Su voz es relajante
La voz de tu mamá es como un buen abrazo medicinal. Te acompaña desde que eras pequeño y has podido identificarla con facilidad desde que eras bebé. Sin importar el timbre de voz que tiene tu madre, el sonido de su voz es una fuente de tranquilidad y calma.

4 Es la más valiente
El parto es el proceso más doloroso que existe. Si bien es diferente para cada mujer, no hay parto que esté libre de sufrimiento. En muchos casos, el parto dura horas y mientras tanto la mamá debe mantenerse consciente y esforzarse para traer a su hijo al mundo. ¡Nadie más puede soportar ese dolor!

5 Es multioficios
Ser madre es una labor sumamente difícil. A medida que fuiste creciendo, tu mamá tuvo que aprender diferentes habilidades con el único propósito de ayudarte en tu desarrollo. Si antes no sabía o no le interesaba algo, ahora tuvo que instruirse en eso para contribuir a tu bienestar.

6 Te lleva en su corazón… y en todo su cuerpo
Durante el embarazo, tanto la madre como el bebé intercambian células que permanecen en el cuerpo de la mamá aun después de haber dado a luz. Así que es seguro afirmar que no sólo te lleva en el corazón sino en todo su cuerpo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Bendice a tus padres

Obedezcan y cuiden a su padre y a su madre. Así podrán vivir muchos años en el país que les voy a dar”.

Éxodo 20:12 (TLA)

Honrar a nuestros padres significa pasar tiempo con ellos, escucharlos, obedecerlos y respetarlos. Esta actitud traerá gran bendición a nuestra vida. La Palabra de Dios nos dice que si hacemos todas estas cosas tendremos larga vida en el lugar donde vivamos y todos nos saldrán bien.

“Si honras a tu padre y a tu madre, «te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra.”

Efesios 6:3 (NTV)

¿Quieres ser bendecido? La Biblia nos da un consejo muy importante, comienza a mejorar la relación con tus padres, porque además del valor que tiene esto de por sí, hay una preciosa promesa de Dios cuando somos capaces de honrarlos como ellos merecen.

Por Danitza Luna



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Ninguno se perdió

“Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese.”

Juan 17:12

Un padre responsable siempre estará pendiente de sus hijos, velando por el bienestar de cada uno de ellos. Proveerá para sus necesidades, los ayudará y protegerá de los peligros que puedan enfrentar. Nunca un padre será indiferente o descuidará a sus hijos. Siempre estará ahí para cuando lo necesiten y los ayudará a salir adelante.

Jesús es un claro ejemplo de un padre responsable, nunca descuidó a sus discípulos ni dejó de velar por el bienestar espiritual de ellos. Tampoco los hizo sufrir o los hirió emocionalmente. Siempre estuvo ahí para ayudarlos y corregirlos cuando estaban equivocados. 

Marcos 1:32-35 (NVI) dice:

“Al atardecer, cuando ya se ponía el sol, la gente le llevó a Jesús todos los enfermos y endemoniados, de manera que la población entera se estaba congregando a la puerta. Jesús sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades. También expulsó a muchos demonios, pero no los dejaba hablar porque sabían quién era él. Muy de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se levantó, salió de la casa y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar.”

Jesús siendo un hombre muy ocupado y con mucho trabajo en el día, jamás dejó de buscar a Dios. Él sabía que necesitaba fortalecerse en su Padre para cuidar de sus discípulos y protegerlos. Nunca se excusó para levantarse de madruga y orar por su familia. Y es que el Señor sabía que era su trabajo velar por aquellos que su Padre le había dado.

Es verdad que muchas veces llegamos del trabajo cansados, exhaustos, sin fuerzas y lo único que queremos hacer es descansar y dormir. Pero eso no debe ser una excusa para no orar por nuestra familia y preocuparnos por su bienestar.

Jamás debes olvidar que tú eres la cabeza de tu hogar, es a ti a quién el Señor le ha encomendado a tu esposa e hijos, eres tú quien debe orar, ser ejemplo y enseñarles la palabra de Dios. Nadie lo va hacer por ti, porque es tu responsabilidad mantener a tu familia unida y en plena comunión con Dios. Si no lo haces, la relación con tu familia se  destruirá.

Mientras estés con ellos en este mundo, cuida a tu familia, ámala, provee para sus necesidades, ayúdalos en sus luchas y encamínalos en el camino de Dios. Y así puedas decir: “Dios mío, a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió.”



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

En familia

Cada familia tiene miembros que poseen un temperamento y rasgos de carácter que los diferencian entre sí, por este motivo es que suelen presentarse discrepancias y hasta conflictos.

No obstante, al ser una institución divina, encontramos en Dios al mejor aliado para luchar por nuestra familia, y también para aprender el mejor modo de conducirnos dentro de nuestro hogar.

Establecer prioridades y ser obedientes a la Palabra de Dios, son dos aspectos fundamentales, veamos un ejemplo en las Escrituras:

“Y si tú anduvieres delante de mí como anduvo David tu padre, en integridad de corazón y en equidad, haciendo todas las cosas que yo te he mandado, y guardando mis estatutos y mis decretos.”

1 Reyes 9:4 (RVR1960)

Estas líneas van dirigidas a Salomón cuando asume el puesto de rey. En el texto vemos que el Señor indica que, si sigue los pasos de David su padre, y es obediente al mandato de Dios, entonces la promesa sobre su familia permanecería (v. 5).

Analicemos cómo se da esta situación; todo surge de un hombre dispuesto a servir y obedecer a Dios con todo su corazón, quien posteriormente inculca esto a su hijo (1 Reyes 2:1-4). Podemos ver cuán importante es la dirección que tome el varón como cabeza de su hogar.

Si hasta el momento, tú y tu familia no han marchado en unidad bajo la dirección de Dios, no pierdas la esperanza, pueden lograrlo con la ayuda del Señor. Recuerda, que el cambio empieza por uno mismo y se expande a quienes están en tu entorno.

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Romanos 12:2 (RVR1960)

Por Cesia Serna



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Quieres saber cómo será tu hijo de grande?

Está científicamente comprobado que lo que sucede en los primeros días de vida y la infancia repercute en la adultez. Y esto sucede incluso si no recordamos qué paso en esa etapa. (Para más información, leer: Lo que pasó en tu niñez influye en quién eres hoy). Los estudios realizados a lo largo de los años demuestran que el vínculo entre padres e hijos juega un rol importante en su desarrollo como adultos. De hecho, los investigadores afirman que existe un 80 % de probabilidad que los hijos repitan la crianza que tuvieron con sus propios descendientes.

El círculo vicioso

Los padres son los únicos modelos que tiene un niño para aprender a manejar sus estados emocionales. Por ejemplo, aquellos adultos con rechazo y preocupación o que son incapaces de manejar sus emociones adecuadamente ≪tienen un curso mucho más espinoso al navegar los giros y vueltas inesperados de la vida, particularmente en las relaciones interpersonales≫, y de ese ejemplo aprenden sus hijos. Cuando ellos crezcan, repetirán la misma secuencia con sus propios hijos.

Los investigadores han comprobado que esto funciona como un círculo vicioso. Por ejemplo, un adulto preocupado cría a un niño inseguro, indeciso y ansioso. Y cuando éste crece, se convierte en un adulto preocupado. Los estudiosos han categorizado este comportamiento en cuatro tipos:

Niño seguro ↔ adulto libre
Niño inseguro-evasivo ↔ adulto rechazado
Niño inseguro-indeciso/ansioso ↔ adulto preocupado
Niño inseguro-desorganizado ↔ adulto con traumas o pérdida no resueltas

Los cuatro patrones de apego

Los patrones de apego son un círculo vicioso; sí, es cierto. Pero también es cierto que cuando un individuo toma la decisión de cambiar y romper con el molde, puede transformar su vida y la de la generación siguiente.

Un experimento realizado con bebés demostró que existen cuatro patrones de apego. El ejercicio consistía en lo siguiente: Al principio, la madre interactuaba con su bebé (jugando, cantando, etc.), pero luego salía de la habitación y dejaba a su hijo a cargo de un cuidador. Al volver, después de unos minutos, la reacción del bebé demostraba qué clase de apego tenía con su progenitora. Este ejercicio, por más simple que parezca, demostró que existen cuatro patrones de apego que son universales.

1. Apego seguro

Del experimento, se observó que aquellos bebés que tenían un apego seguro con sus madres, apenas ellas volvían a la habitación, corrían para buscar consuelo. Sin embargo, su angustia no duraba mucho tiempo. Tras ser tranquilizados por sus madres, los bebés volvían a jugar con los juguetes que estaban en la habitación.

Esto significa que el apego seguro se da cuando los padres están emocionalmente sintonizados con sus hijos, son perceptivos y sensibles a sus necesidades. Los hijos de estos progenitores crecen sintiéndose comprendidos, conectados y el universo tiene sentido para ellos.

2. Apego inseguro-evasivo

En el experimento, los bebés que tenían apego inseguro-evasivo con sus madres, apenas ellas volvían a la habitación, era como si no existieran. Ellos ignoraban por completo su presencia porque ya habían aprendido que sus madres les proveían poco consuelo para su angustia emocional.

El apego inseguro-evasivo se da cuando los padres son emocionalmente inasequibles, imperceptivos, insensibles y rechazan el estado emocional del niño. Cuando éste se convierte en adulto, es incapaz de leer las emociones del resto y pone más atención a las palabras, pero ignora el lenguaje corporal. Esto le lleva a tener malas relaciones interpersonales, laborales, amorosas e incluso espirituales.

3. Apego inseguro-indeciso/ansioso

En el experimento se observó que los niños que tenían este patrón de apego con sus madres, buscaban consuelo en sus madres. Pero, a diferencia de los niños de la primera categoría de apego, ellos no podían ser tranquilizados fácilmente, sino que se aferraban a sus madres y no querían jugar con los juguetes.

El apego inseguro-indeciso/ansioso se produce cuando los padres son incapaces de leer a sus hijos porque están consumidos por la ansiedad. Esto hace que el niño no pueda predecir el comportamiento de sus padres. La ≪falta de sensibilidad y predictabilidad llevan a niveles elevados de ansiedad, incertidumbre e inseguridad en el niño≫.

4. Apego inseguro-desorganizado

En el experimento, cuando las madres regresaban a la habitación, los bebés tenían un comportamiento errático. Las reacciones eran diversas: se quedaban paralizados, se golpeaban a sí mismos, batían sus cabezas contra el suelo, daban vueltas en círculos o se iban a una esquina del cuarto, lejos de sus madres. Los bebés no veían a sus progenitoras como una fuente de consuelo, así que buscaban otros medios para hacerlo por su propia cuenta.

El apego inseguro-desorganizado se da cuando los padres tienen miedo o provocan temor en sus hijos. Pueden abusar emocional, física o sexualmente de sus hijos, sufrir de enfermedades mentales o ser adictos a alguna sustancia. Algunos de estos padres aman a sus hijos, pero son incapaces de ayudar a sus hijos a descifrar el mundo que los rodea. Los hijos crecen viendo al mundo exterior como un lugar confuso y aterrador. Además, no saben manejar el estrés y tienen un comportamiento abrupto, errático e impulsivo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–Bargh, J. (2017). Before you know it (1era ed., pp. 56-67). New York: Touchstone.
–Thompson, C. (2010). Anatomy of the soul (1era ed., pp. 109-134). Carol Stream, Illinois: Tyndale Momentum.

La familia de Dios

“Porque el que haga la voluntad de Dios, el tal es mi hermano y mi hermana y mi madre.”

Marcos 3:35 (PSH)

Jesús miró a la gente que se encontraba alrededor suyo cuando impartía sus enseñanzas y les dijo indirectamente que ellos eran su madre y sus hermanos; las personas que no sólo escuchan la palabra de Dios, sino que la ponen en práctica son su verdadera familia, son de gran valor y estima para Él.

¿Eres parte de la familia de Dios? Si vives en soledad, recuerda que no sólo Jesús cuida de ti, tienes una familia en Cristo con la cual puedes contar, no tienes por qué andar aislado como un náufrago y sufrir ansiedad por ello.

“¡Oh cuán bueno y cuán agradable es para los hermanos el habitar en armonía!”

Salmos 133:1 (PSH)

Para habitar en armonía con tus hermanos y hermanas en Cristo es importante que los ames como a ti mismo, apoyándolos en lo que esté a tu disposición, escucharlos, orando por ellos, comunicándote cuando falten a la congregación, visitándolos cuando están enfermos.

Como familia debemos comprender las situaciones por las que atraviesa cada persona, a veces juzgamos directamente cuando alguien tiene problemas, cuando en realidad solamente necesitan palabras como un “estoy contigo”, “no te rindas” o simplemente estar junto a ellos en tiempos adversos.

A veces nuestros propios problemas y responsabilidades hacen que nos olvidemos y nos alejemos de nuestra familia espiritual, velemos para que no se pierdan o dejen de escuchar palabra de Dios.

Cuida a tu familia, porque es fácil que algunos se aparten del camino de la verdad.

¿Haces la voluntad de Dios?


Por Carlos Encinas



El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend