Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuando tenemos tantas preocupaciones es común dejarnos llevar por ellas y olvidarnos de las promesas de Jesús para nuestras vidas. Es por esta razón que debemos recurrir a la Biblia para volver nuestra mirada a los principios de Dios.

En la Biblia encontramos muchas promesas que Dios hizo a personas específicas, y cómo las cumplió en su debido tiempo; son esos hechos los que nos dan la confianza para decir que Él cumple lo que promete y que debemos tener fe en Su Palabra.

Jesús promete…

Darte descanso

Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso».

Mateo 11:28 (NTV)

Vivimos en una época en donde el estrés es uno de los problemas que más aquejan a la población; pero hace miles de años que Jesús ya había prometido darnos descanso. Él nos dijo que podemos acudir a sus brazos en cualquier momento, porque allí encontraremos el consuelo que necesitamos.

Nunca rechazarte

Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

Juan 6:37 (RVR1960)

Dios es amor y jamás abandona a sus hijos; pero en esta promesa en particular, Jesús promete no rechazarnos, por más que hayamos pecado contra Él o creamos que no somos dignos que ser aceptados. La consigna es que primero debemos ir hacia Él y tener ese deseo de querer estar en su compañía.

Darte al Espíritu Santo

Y yo le pediré a Dios el Padre que les envíe al Espíritu Santo, para que siempre los ayude y siempre esté con ustedes.

Juan 14:16 (TLA)

Una promesa que Jesús ya cumplió es la de enviar al Espíritu Santo, quien es un consolador, abogado y cumple otras funciones que nos ayudan a crecer en nuestra relación con Dios.

El Espíritu Santo es un regalo para todo aquel que acepta a Jesús en su corazón. Si ya lo tienes en tu vida, puedes contar con su apoyo para recibir dirección de Dios.

Prepararte un hogar eterno

En la casa de mi Padre hay lugar para todos; de no ser así, ya se lo habría dicho; ahora voy a prepararles ese lugar. Una vez que me haya ido y les haya preparado el lugar, volveré y los llevaré conmigo, para que puedan estar donde esté yo.

Juan 14:2-3 (BLPH)

Cuando la vida se pone difícil y creemos que no hay salida, debemos recordar que nuestro destino final está en la Eternidad. Con esto en mente tenemos que tomar decisiones que afecten nuestro destino final y no el terrenal.

En la Biblia, Jesús nos dijo que está preparando un lugar especial para nosotros y que algún día estaremos con Él. Esa promesa nos da esperanza y tranquilidad porque nos dice que no hay problema tan grande que Jesús no pueda solucionar.

Darte su paz

Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo.

Juan 14:27 (NTV)

Otra promesa que Jesús ya cumplió es darnos Su paz. Esta paz no es un sentimiento temporal, sino una esperanza para el presente y el futuro. Para adquirirla solo tenemos que pedirla en oración y a través de la lectura de la Palabra de Dios.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
4
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Leave a Reply