Cómo poner mis dones y talentos al servicio de Dios

Cómo poner mis dones y talentos al servicio de Dios

Una pregunta muy natural para aquellos que se integran a una comunidad de fe es: ¿Cómo poner mis dones y talentos al servicio de Dios? Todos, en algún momento, nos hemos hecho esa pregunta. ¿Cómo podemos aportar? ¿Cómo podemos sumar?

Sin embargo, también hay un grupo de personas que ante esta pregunta sienten que no tienen nada que ofrecer, piensan que no son buenos para nada o creen que no tienen ningún tipo de talento extraordinario. Y bueno, obviamente escribo esto para ver si definiendo las palabras y usando el filtro que más me gusta (la Biblia), encontramos la verdad.

Los dones y talentos no son solo para ti, son para servir a otros.

¿Qué es un talento?

En primer lugar, entendamos que en el contexto en el que se hace referencia a los talentos en algunas parábolas bíblicas no tiene nada que ver con el cómo definimos la palabra hoy, ya que en aquellos días se hablaba de mayordomía de dinero (el talento era la moneda de cuenta de griegos y romanos).

Hoy en cambio, cuando hablamos de talentos nos referimos a aptitudes. Otros le llaman inteligencia o capacidad de entender. Así que cuando decimos que alguien es talentoso es porque le consideramos una persona inteligente o apta para hacer determinadas cosas.

Esta diferencia es importante para no descontextualizar la verdad a través de un mensaje bien intencionado.

¿Qué son los dones?

Ahora bien, ¿qué son los dones entonces? Un don es un regalo. Algo que recibimos. Es una habilidad especial —casi innata— o una gracia especial para hacer algo. Desde el punto de vista espiritual; los dones son bienes que recibimos de parte de Dios, no fue algo que hicimos para conseguirlo sino una dádiva que recibimos de Dios.

¿Qué dice Dios?

Entonces, empecemos a entender y responder cómo poner mis dones y talentos al servicio de Dios.

1. Debemos buscar entender bien de qué se tratan los dones

En cuanto a los dones espirituales, hermanos, quiero que entiendan bien este asunto”

1 Corintios 12:1 (NVI)

Tenemos una responsabilidad antes de actuar; entender.

2. Hay diversos dones

Ahora bien, hay diversos dones, pero un mismo Espíritu.

1 Corintios 12:4 (NVI)

3. Hay diversas maneras de servir

Hay diversas maneras de servir, pero un mismo Señor.

1 Corintios 12:5 (NVI)

4. Hay diversas funciones

Hay diversas funciones, pero es un mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.

1 Corintios 12:6 (NVI)

5. Debemos ser buenos mayordomos de todo lo que se nos entrega

Leer: Mateo 25:14-28 (NVI)

6. Dios es quien nos da todas las cosas, eso incluye dones y talentos

Dios nunca cambia. Fue Dios quien creó todas las estrellas del cielo, y es quien nos da todo lo bueno y todo lo perfecto.

Santiago 1:17 (TLA)

Cuando entiendes esto sabes que debes corresponder de alguna forma… es agradecimiento. Por eso empieza dentro de nosotros ese deseo de hacer algo con ello.

7. No seas perezoso. Haz algo con lo que Dios te dio

»Por último, llegó el empleado que había recibido mil monedas, y dijo: “Señor, yo sabía que usted es un hombre muy exigente, que pide hasta lo imposible. Por eso me dio miedo, y escondí el dinero bajo tierra. Aquí le devuelvo exactamente sus mil monedas”.

»El hombre le respondió: “Eres un empleado malo y perezoso. Si sabías que soy muy exigente, ¿por qué no llevaste el dinero al banco? Así, al volver, yo recibiría el dinero que te di, más los intereses”.

»Entonces el hombre dijo a sus ayudantes: “Quítenle a éste las mil monedas, y dénselas al que tiene diez mil. Porque al que tiene mucho se le dará más, y le sobrará; pero al que no tiene nada, hasta lo poco que tiene se le quitará. Y a este empleado inútil, échenlo afuera, a la oscuridad; allí tendrá tanto miedo que llorará y le rechinarán de terror los dientes”.

Mateo 25:24-20 (TLA)

Este pasaje bíblico posee muchas enseñanzas a escudriñar… Pero sin lugar a dudas una de ellas tiene que ver con el cómo respondemos a Dios por aquello que coloca en nuestras manos.

8. Lo que Dios da, no lo quita

¡Vaya privilegio!

Pues lo que Dios da, no lo quita, ni retira tampoco su llamamiento.

Romanos 11:29 (DHH)

9. Todos tenemos una función dentro de nuestra comunidad de fe

El cuerpo humano está compuesto de muchas partes, pero no todas ellas tienen la misma función. Algo parecido pasa con nosotros como iglesia: aunque somos muchos, todos juntos formamos el cuerpo de Cristo.

Romanos 12:4-5 (TLA)

Tu responsabilidad y la mía

Si aún no estás conforme con esto, déjame compartirte algunas verdades más:

  • Todos hemos recibido dones y talentos de parte de Dios.
  • Todos tenemos alguna capacidad especial.
  • Todos debemos hacer buen uso de lo que Dios nos da.
  • Tu comunidad te necesita.
  • Los dones y talentos no son solo para ti, son para servir a otros. Con lo cual ya no solo se trata de ti sino de tu prójimo: Doble responsabilidad.

Cada uno de ustedes ha recibido de Dios alguna capacidad especial. Úsela bien en el servicio a los demás.

1 Pedro 4:10 (TLA)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Cómo alcanzar un crecimiento espiritual profundo?

¿Cuánto tiempo debo pasar con Dios al día?

¿Cómo debe ser mi tiempo con Dios?

Tiempo de lectura:

4 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja una respuesta