Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

«A danzar delante de su presencia, su amor es quién nos sustenta; Él es Dios, Él es quien resucitó» (Grupo Barak).

La danza era parte del culto a Dios como una expresión de gozo y júbilo, ¿lograste danzar delante de la presencia del Señor? En la Biblia podemos observar muchos ejemplos en los que sus hijos expresaban su gozo y agradecimiento, danzado para Él.

David danzó delante de su presencia

Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino. Así David y toda la casa de Israel conducían el arca de Jehová con júbilo y sonido de trompeta.

2 Samuel 6:14-15 (RVR 1960).

El arca de Dios regresaba a la ciudad de David después de mucho tiempo por el saqueo de los enemigos, lo cual era motivo de gozo y júbilo. Por lo que todo el pueblo de Israel celebraba con instrumentos y danza delante de su presencia. David danzó con todas sus fuerzas expresando su alegría y adoración a Jehová.

Fue menospreciado

Cuando el arca de Jehová llegó a la ciudad de David, aconteció que Mical hija de Saúl miró desde una ventana, y vio al rey David que saltaba y danzaba delante de Jehová; y le menospreció en su corazón.

2 Samuel 6:16 (RVR 1960).

Es natural que aquellos que no han tenido un encuentro con el Señor te critiquen porque no han comprendido que danzar delante de Su presencia es parte de nuestra adoración. Mical, esposa de David, se avergonzó al observar que él danzaba con todas sus fuerzas y lo menospreció; pero su actitud traería consecuencias negativas para su vida.

David se mantuvo firme

Volvió luego David para bendecir su casa; y saliendo Mical a recibir a David, dijo: ¡Cuán honrado ha quedado hoy el rey de Israel, descubriéndose hoy delante de las criadas de sus siervos, como se descubre sin decoro un cualquiera! Entonces David respondió a Mical: Fue delante de Jehová, quien me eligió en preferencia a tu padre y a toda tu casa, para constituirme por príncipe sobre el pueblo de Jehová, sobre Israel. Por tanto, danzaré delante de Jehová. Y aun me haré más vil que esta vez, y seré bajo a tus ojos; pero seré honrado delante de las criadas de quienes has hablado. Y Mical hija de Saúl nunca tuvo hijos hasta el día de su muerte.

2 Samuel 6: 20-23 (RVR 1960).

Mical sale al encuentro de su esposo para reclamarle o mostrarle su desprecio. Pero, David es firme con la decisión de adorar a Jehová en agradecimiento a todo lo que le había dado, mencionando estas palabras: «aún me haré más vil que esta vez» es decir «no importa si me criticas, seguiré danzando delante de Su presencia con más fuerzas todavía».

Danza delante de Su presencia

No te sientas mal ni te avergüences cuando alguien te critique por danzar delante de Su presencia o por hacer algo para el Señor. Te animo a tener la actitud de David.

Si reconoces que Dios está contigo, te ha bendecido y aún en la dificultad te ha acompañado hasta este momento; te animo a danzar delante de su presencia con todas tus fuerzas, en agradecimiento y adoración. Recuerda que no merecíamos nada, pero Él nos ha dado todo ¡Gloria a Dios!


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
8
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta