Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Sabemos que Dios es nuestro amparo, pero cuando pasamos por circunstancias adversas, muchas veces nos cuesta encontrar refugio en Sus brazos. Por este motivo es importante que siempre busquemos de nuestro Padre, sin importar las situaciones cambiantes de la vida.

Si estás pasando por un momento de incertidumbre y no sabes cómo encontrar paz y protección en Dios, presta atención a los siguientes consejos.

¿Cómo encontrar refugio en Dios?

Lee la Biblia y busca la verdad

Simón Pedro le contestó:
—¿Y a quién seguiríamos, Señor? Sólo tus palabras dan vida eterna.

Juan 6:68 (TLA)

Cuando enfrentamos problemas estamos en un punto vulnerable en el que es más sencillo creer en mentiras que en la verdad. Es así como nos dejamos guiar por los pensamientos negativos y comentarios falsos que quieren desanimarnos. Para contrarrestar esto, debemos leer la Biblia y confiar en las promesas de Dios.

Jesús dijo que Él es la verdad (Juan 14:6); y si queremos ser inmunes a las mentiras que nos rodean, debemos acudir a Jesús.

Por otra parte, al leer la Biblia podemos encontrar refugio en Dios a través de pasajes que brindan consuelo. Al leer las historias, capítulos y versículos bíblicos podemos sentir que Él es un escudo ante cualquier peligro (Salmos 121:7-8).

Haz el bien

Apártense del mal y practiquen el bien; busquen la paz, y no la abandonen.

Salmos 34:14 (RVC)

Dios no puede habitar en donde hay maldad; y si queremos encontrar refugio y protección en Él, debemos de apartarnos del mal y hacer lo que es agradable ante los ojos del Padre.

Aunque es cierto que Dios nos perdona de nuestros pecados y nos da una nueva oportunidad, la Biblia también nos advierte de no seguir cayendo en el mismo pecado por el que pedimos perdón. (Para más información, leer: Si Dios me perdona, ¿por qué debo dejar de pecar?).

Nuestro arrepentimiento sincero nos acerca a Dios y nos lleva a disfrutar de su protección.

Ora por todo

Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.

1 Tesalonicenses 5:16-18 (NTV)

Orar es conversar con Dios; pero a veces lo vemos como un ritual que se debe dar en un espacio y tiempo determinado. Sin embargo, podemos orar mientras estamos haciendo los quehaceres, caminando, yendo de compras, etc.

Dios es todopoderoso y omnipresente, lo cual significa que puede escuchar nuestra oración sin importar el lugar o la hora. Si queremos hablar con Él, solo debemos hacerlo con sinceridad.

Acercamos a Dios en oración es una manera de vivir bajo Su amparo, y Salmos 91 dice que aquellos que viven bajo Su amparo pueden sentirse seguros y encontrar protección en Dios.

Además, al orar podemos pedir por la ayuda del Espíritu Santo para recibir la paz que solo Dios puede dar.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
1
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta