Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Sabemos de la vida de Jesús gracias a los Evangelios, los cuales retratan diferentes aspectos de su vida, debido a que dichos libros fueron escritos con una audiencia específica en mente.

Los Evangelios también muestran escenas de la crucifixión de Jesús, junto con las últimas 7 palabras que dijo. Si bien no tenemos un orden cronológico preciso que nos indique el orden de las frases, la mayoría de teólogos coinciden que el siguiente orden es el más aproximado:

Las últimas 7 palabras de Jesús en la cruz

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

Mateo 27:46 (RVR1960)

Cuando Jesús estuvo en la cruz llevó consigo todos los pecados de la humanidad; y debido a que Dios no puede habitar en donde hay pecado, Jesús expresó el abandono que sintió en el momento.

Esta exclamación, junto con otros hechos de su vida, nos demuestran que Jesús nunca negó sus sentimientos, sino que los expresaba directamente a Su Padre; y ese acto nos sirve de ejemplo para hacer lo mismo en tiempos de angustia.

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen

Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.

Lucas 23:34 (RVR1960)

En ningún instante Jesús guardó rencor contra sus acusadores; de hecho, le pidió a Dios que los perdonara. Con esta acción, Él nos demuestra que Su amor es infinito y que estuvo dispuesto a continuar con su misión, pese a que las personas le estaban haciendo mal.

De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso

Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

Lucas 23:43 (RVR1960)

Probablemente una de las escenas más importantes de la muerte de Jesús sea la salvación del ladrón que fue crucificado junto a Él.

Aquel hombre había pecado y sido condenado por sus crímenes; pero al último minuto, le pidió a Jesús que se acuerde de él cuando llegase a Su reino. El ladrón reconoció que Jesús era el Mesías, y Él vio su humillación y disposición de alabanza, por lo que le prometió el paraíso.

Mujer, he ahí tu hijo. […] He ahí tu madre

Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.

Juan 19:26-27 (RVR1960)

Jesús demostró preocupación por quien le había criado, y en sus últimos momentos le pidió a Juan que se hiciera responsable por ella.

Por el contexto, algunos teólogos creen que para ese tiempo María era viuda, razón por la que Jesús le encargó a Juan que la protegiera. Versículos posteriores indican que Juan la llevó a su casa, lo cual solo pudo haber hecho si ella no hubiera tenido a nadie más.

Tengo sed

Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed.

Juan 19:28 (RVR1960)

Jesús cumplió muchas profecías y no es sorprendente que una de sus últimas 7 palabras hiciera alusión a una de ellas. La Escritura que Jesús cumplió se encuentra en Salmos 69:21, en donde indica que le dieron vinagre cuando tuvo sed.

Consumado es

Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.

Juan 19:30 (RVR1960)

Jesús murió cuando supo que su misión estaba cumplida. El versículo dice que Jesús entregó Su espíritu, lo cual denota un acto voluntario de rendición.

La muerte de Jesús no fue el final, sino que el comienzo de una nueva esperanza para todos aquellos que deciden aceptarlo.

Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu

Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró.

Lucas 23:46 (RVR1960)

Jesús oró hasta el último minuto. Como humanos a veces nos cuesta orar en todo tiempo; pero el ejemplo de Jesús nos recuerda que nuestra prioridad debe ser desarrollar una relación con Dios, pese a que a nuestro alrededor sucedan cosas malas.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

10
3
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta