Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Se dice que todos somos iguales; pero, a menudo, lo que más vemos son las cosas que nos diferencian de los demás.

A diario podemos ver diversas muestras de discriminación en base a los estereotipos. Ese tipo de situaciones generan conflictos que pronto pueden acrecentarse y convertirse en problemas sociales. Por ese motivo, queremos incentivar a dejar atrás los estereotipos y a concentrarnos en el valor de las personas, basados en la forma como Dios ve a la humanidad: con amor.

¿Por qué debemos tratar a los demás como si fuéramos iguales?

Todos somos iguales ante Dios; por lo tanto, debemos tratar a los demás sin fijarnos en las diferencias. Jesús nos dio el ejemplo de amor para que amemos al resto como Él nos ama.

Y aunque el prospecto parezca negativo, si nosotros comenzamos a dar el ejemplo, otros verán que el amor al prójimo soluciona más problemas que las diferencias.

Por eso, hoy te invitamos a ser un agente de cambio y empezar a narrar una historia diferente. Empieza por verte en los ojos de alguien más. Mira a las personas que te rodean así como te ves a ti mismo; y así entender las diferencias y amarlas con igualdad. Ese puede ser un buen comienzo para unirnos más.

Recuerda que debemos tratar a los demás como queremos ser tratados, porque eso nos enseña la Biblia; además que Dios juzga a todos por igual y sin favoritismos.

Pero el Señor le dijo:
―No juzgues al hombre por su apariencia. No, no es este. Yo no escojo como los hombres lo hacen. Los hombres juzgan por la apariencia exterior, pero yo miro el corazón.

1 Samuel 16:7 (NBV)

Suscríbete y sigue a yesHEis en:

Youtube

Instagram

Facebook


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta