Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Puede suceder que por las frustraciones que te producen las noticias, las cosas negativas que están pasando en tu entorno, ver las injusticias y la guerra, las muertes que pudieron ser evitadas, llegues a encerrarte en ti mismo. Hoy te traemos maneras de evitar hacerlo, porque no es productivo ni saludable.

Al encerrarte en ti mismo, te puedes hacer indiferente a lo que sucede. Darás la impresión de que nada te importa. Y entendemos, que a veces es necesario desconectarnos un poco. Pero no del todo. Es necesario estar conscientes de lo que ocurre en el mundo y en nuestro entorno y buscar maneras, así sea con una firma, de hacer algo.

Encerrarte en ti mismo sería una actitud derrotista. En cambio, al salir y buscar maneras de ayudar, estarás participando en buscar soluciones. Poner tu grano de arena, tender la mano a quien lo necesite. Ser parte de cambiar el mundo para mejor. ¿No te parece mejor idea?

Sé parte de equipos de apoyo

Anota los factores que te han afectado de manera que has buscado encerrarte en ti mismo. Ahora busca para cada uno de ellos, alguna institución o movimiento que esté colaborándoles. También puedes investigar si puedes participar. Por esa razón, te vas a sentir útil y parte de las soluciones.

Ser proactivos buscando apoyar este tipo de instituciones nos hace sentir mejores con nosotros mismos. Por eso te invitamos a hacerlo. Sé generoso con tu tiempo, con tus talentos y busca la manera de evitar encerrarte en ti mismo, sirviendo de apoyo y participando en hacer los cambios necesarios.

Puedes marcar la diferencia e iniciar tú mismo una actividad que ayude a otros. Contactando fábricas de calzado, puedes averiguar si hacen donaciones para instituciones de niños de la calle, por ejemplo. No permitas que los problemas te hagan encerrarte en ti mismo. Sé creativo, sal adelante y busca soluciones a los problemas.

Es posible que alguno de tus vecinos esté necesitando una ayuda que tú les puedas dar. Si nos proponemos a estar atentos a esas necesidades de otros, podremos brindar ayuda. A la vez, eso nos va a relacionar más con otras personas y puede que en otro momento ellos nos puedan ayudar con algo.

Te vas a sentir mejor y puedes motivar a otros a hacer lo mismo. Puede que logres animar a un grupo de personas a dedicarse a brindar tiempo y algún tipo de ayuda donde sea necesaria. Te invitamos a motivarte y motivar a otros. ¡Sé parte de los cambios para un mundo mejor!


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
3
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta