Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Estas indagaciones antiguas acerca del amor dan cuenta de un desencuentro entre dos estados de lo que los humanos llamamos amor. Qué es amor es un asunto de la más alta escuela, a la cual nunca fui, en verdad.

Consideremos esta cita:

El amor es torbellino de pureza original, hasta el feroz animal susurra su dulce trino, retiene a los peregrinos, libera a los prisioneros, el amor con sus esmeros, al viejo lo vuelve niño y al malo solo el cariño lo vuelve puro y sincero.

Volver a los diecisiete, Canción de Violeta Parra, cantautora chilena (1917-1967)

De este tema escribió y cantó muchas veces Violeta Parra. Esas líneas han quedado en el imaginario de generaciones como un himno magistral. Es un poema que procura resumir la maravilla del amor.

Otras indagaciones acerca del amor

Sin embargo, cerca del final de su vida, compuso “Maldigo del alto cielo”. Este es quizá el pasaje más impactante de aquel grito desesperado:

“…porque me aflige un dolor, maldigo el vocablo amor con toda su porquería, cuánto será mi dolor.”

Maldigo del alto cielo, Canción de Violeta Parra

No es posible apreciar justamente el sentimiento que la puso tan lejos de aquellas primeras palabras. Iba a decir tengo la sospecha, pero no: tengo la seguridad de que casi todos quienes leen estas líneas van a explicarme las razones de este desvarío. Veamos por qué

Serán correctamente espirituales para mostrarme que no tuvo una revelación que la iluminara respecto de unas verdades disponibles a todas las criaturas. Y seguramente, intentarán ilustrarme con referencias a las escrituras, la libertad de escoger y los diversos futuros posibles según los caminos que uno elija.

Si recuerdan, he dicho ya varias veces que quienes desean leer más de lo que ya saben puede acudir a otros espacios. Allí encontrarán abundante material que reconfirme sus arraigadas convicciones.

Aquí se intenta, con temblorosa perplejidad, tímidamente, compartir una dura constatación: esto es, expresar un asombro enorme, dibujar un oscuro agujero lleno de preguntas, guardar – algún – silencio. Por eso, aquí continuamos estas indagaciones antiguas acerca del amor.

Plegaria final sobre estas antiguas indagaciones

Uno desvestido está de razones cuando la vida se rasga de alto abajo y qué mísero es el relato aprendido para ofrecer algo de valor. Son arrogantes son los artículos de fe cuando se destroza la vida y el alma rehúsa consuelo.

Lejana está del desgarro infinito la correcta teoría. Desamparados se quedan los moribundos entre los vivos. Vacías son las preces ofrecidas a buen recaudo de la intemperie, a prudente distancia de la tragedia.

Qué crueles son los juicios en los estrados y qué inmisericorde es la pura letra de la ley. Qué incomprensión acerca de las antiguas indagaciones del amor

Así que, “Cuánto será mi dolor” es una pregunta retórica. Querer responderla no es más que un insulto al que sufre y una posibilidad perdida para el amparo… Por eso, insistimos en estas dos indagaciones antiguas acerca del amor. No nos cansamos…

Cuaderno íntimo – Entrada 3: Dos indagaciones acerca del amor – Esta serie resume brevemente lo que pienso y siento. Ojalá les guste. Es una invitación a oír la propia voz interior, porque somos más parecidos que diferentes.

Reactions

0
3
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Le gusta

Deja una respuesta