Los antojos o la ansiedad por algún problema pueden llevar a alguien a consumir más comida chatarra de lo normal. A largo plazo, esto se convierte en una cuestión de salud, pues afecta el estado general del organismo. Pero, si la comida chatarra parece tan apetitosa, ¿cómo podemos abstenernos de ella?

El profesor de la Universidad de la Florida del Sur, Dipayan Biswas, encontró que cuando las personas perciben el olor de una comida alta en calorías durante menos de 30 segundos, tienen deseos de comerla. Sin embargo, cuando se pasa de ese tiempo, los resultados son totalmente diferentes.

Biswas hizo una serie de experimentos para contrastar las preferencias de las personas. Hizo que los participantes olieran galletas vs. fresas, y pizza vs. manzanas. Tras el estudio, concluyó que las personas que olían las galletas o la pizza por menos de 30 segundos, quería comerlas. Pero si las olían por más de dos minutos, preferían comer las frutas. Biswas afirma que «el aroma ambiental puede ser una herramienta poderosa para resistir los antojos de alimentos indulgentes».

Estos resultados demuestran que el cerebro no distingue los estímulos en una modalidad sensorial, es decir, los olores, pueden compensar y satisfacer el deseo relacionado con el sentido del gusto. Lo cual significa que el cerebro responderá al estímulo que produce la comida chatarra, sin necesariamente ser ingerida. El cuerpo se sentirá satisfecho con el simple olor.

La aplicación práctica de este estudio puede ser la solución que muchos necesitan para evitar comer alimentos no saludables. Y de esta manera prevenir enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad, y otros males más que aquejan a la mayoría de gente.

Te interesa:  Ejercicios para los que trabajan en oficinas

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Biswas, D., & Szocs, C. (2019). The Smell of Healthy Choices: Cross-Modal Sensory Compensation Effects of Ambient Scent on Food Purchases. Journal Of Marketing Research, 002224371882058. doi: 10.1177/0022243718820585

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.