Crianza de hijos Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Crianza de hijos”

Drogadicción y lesbianismo: ¿Qué puedo hacer al respecto?

Ser padre no es una tarea fácil. Descubrir que tu hijo está lidiando con drogas o la homosexualidad puede destrozarte; sin embargo, ese es el momento para pegarte más a Dios y buscarlo y dejar que Él haga lo mejor le parezca.

En el siguiente video, Alex Campos explica cómo dedicar tiempo y amor en los primeros años de tus hijos puede ayudar a establecer una relación fuerte y durable con ellos, de manera que en el futuro no busquen el amor ni la seguridad en los lugares equivocados.

Carta al hijo del papá ausente

Papá no está.

En el Día del Padre no hay a quién celebrar. Quizás ese rol de padre lo haya llenado tu mamá, un abuelo, un tío, un amigo, un mentor o cualquier otra persona que haya dado lo mejor de sí para ser un ejemplo paterno en tu vida. Pero no está esa persona que contribuyó a tu nacimiento.

Tal vez tengas miles de preguntas y cada vez que las has hecho sólo te haya respondido el silencio. Quizá ya te cansaste de hacerlas y ahora enterraste esas interrogantes muy en el fondo de tu corazón y no quieres hablar del tema.

Tienes muchas emociones hacia ese ser que no está. Es probable que la mayoría de ellas sean negativas; que haya resentimiento, enojo y hasta odio. Pero, ¿sabes qué? Es normal sentirte así. Nos duele cuando alguien nos traiciona, nos rechaza, nos abandona y nos hace sentir culpables. Cada sentimiento que guardas es una reacción natural como ser humano; sin embargo, no puedes permitir que estos tomen el control de tu vida.

Está comprobado que los hijos repiten el mismo círculo vicioso que sus padres. Pero es probable que este hecho te haya inspirado a tomar la decisión de ser diferente y no formar parte de las estadísticas. El problema es que, si sigues guardando sentimientos negativos, hay una gran posibilidad de que te conviertas en una versión de él. El odio se manifiesta de diversas formas y la única manera de salir de allí es siguiendo el camino del perdón.

Sí, es posible que hayas escuchado hablar sobre el perdón miles de veces. Pero, ¿cómo podrías perdonar a quien te rechazó, abandonó, se desligó de su responsabilidad, no te demostró amor o negó tu existencia? Aquellos que no pasaron por las mismas circunstancias no tienen ni idea de cómo es crecer sin un padre. Así que, ¿por qué creen que están en la autoridad moral de pedirte algo así?

Porque todos tenemos diferentes papás, pero un solo Padre.

Cada varón que contribuyó a nuestro nacimiento lo hizo porque Dios lo permitió. Podemos provenir de diversos padres terrenales, pero fue Dios quien formó cada átomo y célula de nuestro cuerpo. Nuestro Creador quiere lo mejor para nosotros y eso incluye una vida libre. Y no podemos ser libres si tenemos resentimientos guardados. El perdón es algo que debemos practicar porque así como Jesús nos perdonó, tenemos el deber de hacer lo mismo con otros. Es más, la Biblia nos ordena amar a quienes nos odian (Mateo 5:44; Lucas 6:28). Nadie dijo que perdonar era fácil, pero no es imposible.

Ser papás es un privilegio que Dios les permitió a los varones. Y si el tuyo no aceptó esa responsabilidad, no es tu culpa. Eso no significa que tienes el derecho de juzgarlo, condenarlo ni criticarlo. Pues así como él cometió errores que te hirieron, tú también te has equivocado y has dañado a otros. Nadie tiene la potestad de juzgar, pues en el momento que lo hacemos estamos usurpando el lugar de Dios (Mateo 7:1). Lo que sí puedes hacer es estar en paz con tu pasado, perdonar y ver el futuro con una nueva perspectiva.

No tuviste el mejor ejemplo de padre terrenal, pero tienes al mejor Padre Celestial (Salmos 68:5). Las personas pueden hacer toda clase de mal en tu contra, los que te rodean pueden fallecer en cualquier momento; pero Dios jamás te abandonará (Salmos 27:10). Es difícil crecer sin un papá, pero ahora tienes la oportunidad de ser un ejemplo para tu generación y demostrar que para Dios no hay obstáculo que sea imposible de superar.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Por qué comer y ver películas es una mala idea

Desde la invención del televisor, las personas se han acostumbrado a comer al mismo tiempo que ven películas, noticias, documentales, etc. Sin embargo, aunque esta práctica se haya extendido en todo el mundo no implica que sea un hábito saludable. De hecho, los científicos han concluido que esto es perjudicial para la salud física y también en la crianza de niños.

Es ampliamente conocido el hecho de que ver televisión o películas afecta los hábitos alimenticios. La razón es que el cuerpo se desconecta de la mente durante esos minutos y el resultado es que la persona pierde la capacidad de autoregularse. ≪Esta desconexión lleva a las personas a comer sin pensar, y a menudo nunca se sienten llenas; mientras que, si comen intencionalmente y prestan atención, se sentirán satisfechos con mucho menos comida≫.

Por otra parte, un estudio demostró que ver películas o programas de televisión de acción incitan a que las personas coman más. ≪Cuanto más distrae un programa de televisión, la gente parece prestar menos atención a comer, y come más≫, afirma una investigación publicada en la revista JAMA Internal Medicine. Es por este motivo que los investigadores recomiendan evitar comer mientras se ve la televisión o alguna película.

Además, los expertos afirman que se debe tener cuidado especialmente cuando hay niños en el hogar. Si los padres tienen la mala costumbre de ver televisión al momento de la comida, entonces los niños crecerán siendo incapaces de regular su propia ingesta de comida. Asimismo, con el tiempo esto hará que los niños no puedan comer si no hay un aparato electrónico presente. En cambio, si los padres les enseñan que el momento de la comida es un tiempo familiar de coinonía y dedicado sólo a alimentarse, entonces los niños serán capaces de concentrarse en la actividad y formar lazos con sus padres.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–FirstCry Parenting. (2018). Side Effects of Watching TV While Eating on You & Your Child. Recuperado el 16 de abril de 2019, de https://parenting.firstcry.com/articles/is-watching-tv-while-eating-harming-you-and-your-kids/
–Robboy, A. Compulsive Eating & Watching Television. Recuperado el 16 de abril de 2019, de https://www.therapyinphiladelphia.com/tips/compulsive-eating-watching-television
–Tal, A., Zuckerman, S., & Wansink, B. (2014). Watch What You Eat. JAMA Internal Medicine174(11), 1842. doi: 10.1001/jamainternmed.2014.4098

¿Quieres saber cómo será tu hijo de grande?

Está científicamente comprobado que lo que sucede en los primeros días de vida y la infancia repercute en la adultez. Y esto sucede incluso si no recordamos qué paso en esa etapa. (Para más información, leer: Lo que pasó en tu niñez influye en quién eres hoy). Los estudios realizados a lo largo de los años demuestran que el vínculo entre padres e hijos juega un rol importante en su desarrollo como adultos. De hecho, los investigadores afirman que existe un 80 % de probabilidad que los hijos repitan la crianza que tuvieron con sus propios descendientes.

El círculo vicioso

Los padres son los únicos modelos que tiene un niño para aprender a manejar sus estados emocionales. Por ejemplo, aquellos adultos con rechazo y preocupación o que son incapaces de manejar sus emociones adecuadamente ≪tienen un curso mucho más espinoso al navegar los giros y vueltas inesperados de la vida, particularmente en las relaciones interpersonales≫, y de ese ejemplo aprenden sus hijos. Cuando ellos crezcan, repetirán la misma secuencia con sus propios hijos.

Los investigadores han comprobado que esto funciona como un círculo vicioso. Por ejemplo, un adulto preocupado cría a un niño inseguro, indeciso y ansioso. Y cuando éste crece, se convierte en un adulto preocupado. Los estudiosos han categorizado este comportamiento en cuatro tipos:

Niño seguro ↔ adulto libre
Niño inseguro-evasivo ↔ adulto rechazado
Niño inseguro-indeciso/ansioso ↔ adulto preocupado
Niño inseguro-desorganizado ↔ adulto con traumas o pérdida no resueltas

Los cuatro patrones de apego

Los patrones de apego son un círculo vicioso; sí, es cierto. Pero también es cierto que cuando un individuo toma la decisión de cambiar y romper con el molde, puede transformar su vida y la de la generación siguiente.

Un experimento realizado con bebés demostró que existen cuatro patrones de apego. El ejercicio consistía en lo siguiente: Al principio, la madre interactuaba con su bebé (jugando, cantando, etc.), pero luego salía de la habitación y dejaba a su hijo a cargo de un cuidador. Al volver, después de unos minutos, la reacción del bebé demostraba qué clase de apego tenía con su progenitora. Este ejercicio, por más simple que parezca, demostró que existen cuatro patrones de apego que son universales.

1. Apego seguro

Del experimento, se observó que aquellos bebés que tenían un apego seguro con sus madres, apenas ellas volvían a la habitación, corrían para buscar consuelo. Sin embargo, su angustia no duraba mucho tiempo. Tras ser tranquilizados por sus madres, los bebés volvían a jugar con los juguetes que estaban en la habitación.

Esto significa que el apego seguro se da cuando los padres están emocionalmente sintonizados con sus hijos, son perceptivos y sensibles a sus necesidades. Los hijos de estos progenitores crecen sintiéndose comprendidos, conectados y el universo tiene sentido para ellos.

2. Apego inseguro-evasivo

En el experimento, los bebés que tenían apego inseguro-evasivo con sus madres, apenas ellas volvían a la habitación, era como si no existieran. Ellos ignoraban por completo su presencia porque ya habían aprendido que sus madres les proveían poco consuelo para su angustia emocional.

El apego inseguro-evasivo se da cuando los padres son emocionalmente inasequibles, imperceptivos, insensibles y rechazan el estado emocional del niño. Cuando éste se convierte en adulto, es incapaz de leer las emociones del resto y pone más atención a las palabras, pero ignora el lenguaje corporal. Esto le lleva a tener malas relaciones interpersonales, laborales, amorosas e incluso espirituales.

3. Apego inseguro-indeciso/ansioso

En el experimento se observó que los niños que tenían este patrón de apego con sus madres, buscaban consuelo en sus madres. Pero, a diferencia de los niños de la primera categoría de apego, ellos no podían ser tranquilizados fácilmente, sino que se aferraban a sus madres y no querían jugar con los juguetes.

El apego inseguro-indeciso/ansioso se produce cuando los padres son incapaces de leer a sus hijos porque están consumidos por la ansiedad. Esto hace que el niño no pueda predecir el comportamiento de sus padres. La ≪falta de sensibilidad y predictabilidad llevan a niveles elevados de ansiedad, incertidumbre e inseguridad en el niño≫.

4. Apego inseguro-desorganizado

En el experimento, cuando las madres regresaban a la habitación, los bebés tenían un comportamiento errático. Las reacciones eran diversas: se quedaban paralizados, se golpeaban a sí mismos, batían sus cabezas contra el suelo, daban vueltas en círculos o se iban a una esquina del cuarto, lejos de sus madres. Los bebés no veían a sus progenitoras como una fuente de consuelo, así que buscaban otros medios para hacerlo por su propia cuenta.

El apego inseguro-desorganizado se da cuando los padres tienen miedo o provocan temor en sus hijos. Pueden abusar emocional, física o sexualmente de sus hijos, sufrir de enfermedades mentales o ser adictos a alguna sustancia. Algunos de estos padres aman a sus hijos, pero son incapaces de ayudar a sus hijos a descifrar el mundo que los rodea. Los hijos crecen viendo al mundo exterior como un lugar confuso y aterrador. Además, no saben manejar el estrés y tienen un comportamiento abrupto, errático e impulsivo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–Bargh, J. (2017). Before you know it (1era ed., pp. 56-67). New York: Touchstone.
–Thompson, C. (2010). Anatomy of the soul (1era ed., pp. 109-134). Carol Stream, Illinois: Tyndale Momentum.

¿Tener muchos hermanos te hace más propenso al bullying?

Según la Asociación Americana de Psicología, las personas que tienen más de un hermano están más propensos a ser víctimas de bullying, en comparación con aquellos que sólo tienen uno o son hijos únicos.

La familia no está libre del bullying. Es más, los estudiosos del comportamiento aseguran que existe abuso entre los hermanos; sobre todo de parte de los mayores. Un artículo publicado en la revista Developmental Psychology reveló que pese a que el bullying entre los hermanos es vista como «una parte normal del crecimiento», no deja de ser violencia familiar. El PhD Dieter Wolke, afirma que el bullying familiar «puede tener consecuencias a largo plazo, como el incremento de la soledad, delincuencia y problemas de salud mental».

Tras un experimento realizado por un grupo de investigadores, llegaron a la conclusión de que el bullying entre hermanos se define por el abuso:

  • Psicológico: Decir cosas hirientes a la otra persona, agresión verbal, etc.
  • Físico: Golpear, patear, empujar, etc.
  • Emocional: Decir mentiras, esparcir rumores, ignorar al hermano, despreciarlo, etc.

Asimismo concluyeron que el abuso entre hermanos es como un círculo vicioso. La víctima puede convertirse en perpetrador y así sucesivamente. Slava Dantchev, coautora del estudio, sostiene que «el bullying es más probable a ocurrir en familias con tres o más niños y el hijo mayor o hermanos mayores a menudo son los acosadores». También declara que las víctimas suelen ser en su mayoría las mujeres y los hermanos menores.

Los estudiosos además creen que un factor importante que promueve el bullying en las familias numerosas es la falta de atención de los padres. Como son varios los hijos que requieren atención, es probable que descuiden a algunos y no estén al tanto de lo que ocurre. Esta situación se da en familias de distintas culturas y niveles socioeconómicos.

Esto no significa que los padres no pueden tener más de dos hijos, sino que deben tomar precauciones. Una de las sugerencias de los estudiosos es dedicar el mismo tiempo y atención a los hijos por igual. De esta manera no existirá rivalidad entre hermanos y fomentarán la unión familiar.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Dantchev, S., & Wolke, D. (2019). Trouble in the nest: Antecedents of sibling bullying victimization and perpetration. Developmental Psychology. doi: 10.1037/dev0000700

Evitando la religiosidad en casa 

Dios no es una religión, es una relación. Él quiere que nos relacionemos con Él de una manera sana, sencilla y normal. No fingida ni rebuscada. Él busca que nos acerquemos a Su presencia abiertamente. Quiere que tengamos una buena relación con Él, con nosotros mismos y con los demás, especialmente dentro del hogar, con nuestro círculo íntimo (padre, madre, cónyuge, hijos y/o hermanos). 

Cabe señalar que en este artículo al hablar de religiosidad no se refiere a una denominación o doctrina cristiana en particular, sino a una actitud personal de cómo relacionarnos con nuestro Creador. Porque ciertamente Dios no quiere obras de la carne sino un corazón dispuesto a obedecerle a Él y NO a nuestro propio entendimiento, y mucho menos a reglas impuestas por otros. 

Esto lo sé por experiencia propia, ya que tengo una personalidad estructurada y fácil de adherirme a un formato o pauta. Dios me hizo así, eso no es malo. El problema fue cuando comencé a aplicar métodos para relacionarme con Él y aún peor cuando lo quise aplicar en mi familia. «Primero hay que ungir la casa, ahora vamos a hacer la comunión, después vamos a alabar, hay que memorizar un versículo… etc.» 

Estaba haciendo lo correcto de la manera incorrecta. Quería educar a mi familia en la Palabra de Dios, pero lo estaba haciendo de manera forzada y drástica. Por otro lado, yo andaba en gritería en la casa con las niñas, con ira y enojo con mi esposo, falta de perdón con familiares y amigos, amargura, resentimiento. ¡Qué desastre! 

«¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Pues son como tumbas blanqueadas: hermosas por fuera, pero llenas de huesos de muertos y de toda clase de impurezas por dentro.» Mateo 23:27 (NTV)

El Señor me confrontó a través de mi hija mayor cuando me dijo: «Mami, Dios es tan fácil de amar, pero tú lo haces tan difícil». Yo estaba imponiendo una carga en mi familia y peor aún, estaba controlando su espiritualidad, considerando que mi manera de relacionarme con Dios era la correcta y así tenían que hacerlo los demás a mi alrededor. 

La Biblia nos muestra qué podemos esperar de nuestra relación con Dios: «Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.» 2 Corintios 3:17 (RVR60). En Dios hay libertad para relacionarnos directamente con Él, guiados por Su Espíritu. 

(Otros versículos relacionados con este tema: Gálatas 2:3-4. Mateo 23:1-4.)

 

 


Euri Marosi es colaboradora del programa El Antivirus de CVCLAVOZProduce el segmento Puertas Adentro, dedicado a tratar temas sobre las situaciones que pasan dentro del hogar y cómo enfrentarlas desde una perspectiva bíblica. Marosi es una periodista galardonada de los Premios Emmy y apasionada por la comunidad. Vive en Florida con su esposo y tres hijas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Cómo prevenir que tus hijos vean pornografía

Según las estadísticas, el 34% de los usuarios de internet han sido expuestos a la pornografía a través de anuncios y publicidad no deseados.1 Esta cifra engloba a adultos y menores de edad por igual; lo cual quiere decir que hay una gran probabilidad de que un niño vea material explícito sin proponérselo o por curiosidad. Hoy en día se han inventado software y filtros para evitar que esta clase de contenido aparezca mientras se navega en internet; sin embargo, un reciente estudio demuestra que estos no disminuyen el riesgo de que un niño, adolescente o adulto tenga acceso a la pornografía.

Un artículo publicado en la revista Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking sostiene que estos filtros son ineficientes en la mayoría de casos. No se sabe cuál es la razón de esto, pero se sospecha que es porque son difíciles de desarrollar y mantener y también porque son fáciles de desbloquear.2 Entonces, si los softwares no ayudan a evitar que alguien vea pornografía, ¿qué se puede hacer?

Crear lazos de confianza

La comunicación es vital para el desarrollo de las relaciones interpersonales, pero lo es aun más en la familia. La comunicación sincera crea lazos de confianza lo suficientemente fuertes para afrontar la adversidad y resistir los problemas. Para eso, los padres deben crear un ambiente seguro en donde el hijo pueda expresar su opinión y hacer preguntas sin temor; un lugar donde se sienta amado y donde tenga la libertad de contarles cualquier tema. Este paso no solo es útil para prevenir que un niño o adolescente vea pornografía, sino que crezca adecuadamente y se convierta en una persona de bien en el futuro.

Hablar abiertamente sobre la sexualidad

No hablar sobre la sexualidad no previene que los hijos se alejen de ella; después de todo, cada ser humano es un ser sexuado. Lo que no aprenden en casa, lo harán a través de los amigos e internet, y todo ese conocimiento es falso porque está basado en lo que la pornografía y la cultura popular dicen sobre el sexo. En cambio, si los padres se ocupan de educar adecuadamente a sus hijos sobre la sexualidad, ellos tendrán la información necesaria y suficiente para defenderse en el mundo, e incluso la potestad para enseñar a otros. La pornografía miente sobre las relaciones sexuales, el amor y la identidad, pero los padres pueden ofrecer la verdad desde una perspectiva saludable y acorde a los principios morales.

Entérate más sobre este tema y lee el artículo: 20 alarmantes datos sobre la pornografía10 razones por las cuales debes decirle NO a la pornografía

Orar

Los padres no pueden star todo el tiempo vigilando lo que hacen sus hijos, pero hay alguien que está en cuidado de nosotros en cada momento del día: Dios. Los padres que le encomiendan el cuidado de sus hijos a través de la oración pueden estar seguros de que, sin importar las circunstancias, ellos estarán bajo su protección. Sin embargo, esto requiere de una relación personal y cercana con Jesús. No se trata de orar a un Dios que no se conoce y hablarle al aire, sino de conocer de primera mano a quién se le está depositando la fe. Dios puede hacer milagros a través de las circunstancias más difíciles, pero quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros primero.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Internet Pornography by the Numbers; A Significant Threat to Society. Recuperado el 13 de julio de 2018, de  https://www.webroot.com/us/en/resources/tips-articles/internet-pornography-by-the-numbers
2Przybylski, A., & Nash, V. (2018). Internet Filtering and Adolescent Exposure to Online Sexual Material. Cyberpsychology, Behavior, And Social Networking, 21(7), 405-410. doi: 10.1089/cyber.2017.0466

¿Eres consciente de lo que entretiene a tus hijos?

El 31 de diciembre, un video de un youtuber (ahora eliminado) se volvió viral, con aproximadamente 6,2 millones de visitas, y tenía contenido que no era apropiado para nadie. Fue grabado en Japón, donde hizo un viaje con sus amigos al “bosque suicida”, el título decía que encontraron un cadáver allí, mientras que la miniatura mostraba el cuerpo detrás de él. Todo fue cuesta abajo desde allí. Su reacción, su introducción al video (donde dijo que deseaba tener todo el sexo que quisiera tener), y su forma de llevarlo a cabo no era para nada madura. Por mis experiencias de ver sus videos, noté que se deja llevar hasta el punto en que los chistes son vulgares y su blasfemia no lo hace más bonito. Sin embargo, después de haberme informado sobre esto, me he dado cuenta de que solo ha empeorado.

El punto es que muchas personas vieron este video o lo escucharon y muchos de los que lo vieron fueron sus suscriptores, que en su mayoría son jóvenes. Eso significa que los niños vieron un video hablando de cosas que no deberían ver, diciendo palabras que los niños no necesitan escuchar y bromeando sobre cosas inapropiadas. Por lo tanto, este canal NO es adecuado para niños.

Sin embargo, el público joven ve a las personas como él como su modelo a seguir. Él es solo una de las muchas celebridades que tienen una gran influencia en la juventud. Podría dar los significados a canciones que se consideran “éxitos principales” y la mayoría de ellos serían sobre sexo, dinero, fama y lo genial que es esa persona. La mayoría ni siquiera tiene un significado, solo son malas palabras mezcladas para expresar emociones. Nada de esto los beneficia. Todo lo que están aprendiendo es para promover el pecado, a veces sin darse cuenta.

Mi consejo es este: los padres se aseguran de que sepas lo que tus hijos están escuchando y viendo. Cuando veo a mi sobrina cantando un sombrero de canción que tiene un significado oculto, resumo de qué se trata su contenido sin ser explícito. A partir de ahí, ella entiende de lo que quiere estar cantando. Yo no soy una madre, pero si soy una joven que conoce mucho de lo que sucede con la juventud. No les digo que les quiten la media, lo que digo es que sepan de lo que los está entreteniendo porque eso es lo que hacen mucho de su tiempo.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Cómo mejorar la relación con tus hijos

Yo, siendo una adolescente, tomé notas sobre cómo son las relaciones de personas de mi edad con sus padres. Me di cuenta de que la mayoría de los adolescentes hacen lo siguiente: ocultar información a los padres y decir “mis padres no entienden”.

Algunas cosas que un padre puede hacer para mejorar su relación con sus hijos son:

  • Pasar tiempo con ellos.
    Esto puede sonar un cliché, pero este es el más importante. Se sabe que pasando tiempo con Dios nos fortaleza la relación con Él.  “Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros,” (Santiago 4:8) lo mismo se aplica con humanos. Cada relación se basa en la confianza y la única forma de ganar es a través del tiempo y las experiencias que pasaron juntos (lo bueno y lo malo, especialmente lo malo).  Tomar tiempo con ellos mirando películas, jugando juegos de mesa, haciendo cosas que les gusten a los dos, o saliendo juntos al azar a un restaurante.
  • No comprar su amor.
    Los padres suelen dar regalos a sus hijos para ayudarlos a pasar el tiempo o para compensar las promesas incumplidas. A pesar de lo cariñoso y generoso que son estas acciones, no los va a ayudar a largo plazo porque lo que realmente necesitan es alguien que los escuche, aunque no lo admitan. También esto los puede enseñarles a ser materialistas.
  • Decirles “te amo”.
    Estas palabras son muy significativas, especialmente cuando un padre no lo dice a menudo. Aunque puede ser corto, escuchar un verdadero “te amo”, incluso cuando el niño no está en su mejor momento será recordado y sabrán que tu amor por ellos es incondicional.
  • Conocer sus mejores amigos.
    Aplica la frase que tus padres repetirían a menudo, “dime con quien andas y te diré quién eres”. Los adolescentes pasan alrededor de 7-8 horas en la escuela y el resto en casa, sin contar cuando van a pasar el rato con ellos. Conocer a los amigos de sus hijos ayudará a los padres a ver si están rodeados de buenas influencias o, todo lo contrario.
  • Comentar en las Escrituras juntos.
    Enseña al niño el camino en que debe andary aun cuando sea viejo no se apartará de él.” – Proverbios 22:6
    Teniendo una sesión alrededor de la mesa hablando con ellos sobre los versículos que se destacaron y su comprensión de ellos les ayuda a fortalecer su conocimiento de la Biblia. También te ven como un modelo a seguir.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Los padres tratan de manera diferente a sus hijos e hijas?

Vivimos en una era donde se habla de igualdad de trato, tanto para los varones como para las mujeres. No obstante, algunos estudios sugieren que los padres crían a sus hijos e hijas de diferente manera. Según la teoría social cognitiva de Albert Bandura sobre el desarrollo del género, los padres tienen estereotipos de género sobre el comportamiento que su hijo o hija debe tener. Los padres, inconsciente y conscientemente, hacen que esta ideología influencie en la crianza de sus hijos, así también como en las recompensas y castigos.

Un ejemplo de esta práctica fue demostrada por una investigación publicada en la Asociación Americana de Psicología, donde los estudiosos descubrieron que los padres (varones) eran más receptivos a las hijas cuando mostraban emociones sumisas; mientras que, eran más propensos a responder a los hijos cuando hacían berrinches.

Otro estudio publicado en la revista Behavioral Neuroscience, concluyó que los padres sonmás propensos a participar en el juegos duros y físicos con hijos en vez de hijas. Al interactuar con las hijas sin embargo, los padres eran más propensos a participar en el canto o silbido y también eran más emocionalmente y socialmente sensibles a las hijas.” Esta investigación también aseguró que hay diferencias significantes en el tipo de lenguaje que se usan con los hijos e hijas.

La educación que se brinda a los hijos e hijas en su infancia influye en su comportamiento de adultos. Es por ello que los expertos recomiendan a los padres a considerar sus propias creencias, prejuicios y estereotipos al momento de educar a sus hijos.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Consejos para madres primerizas

Las únicas personas que están capacitadas para hablar sobre la maternidad, son las mismas madres, pues ellas saben de primera mano qué implica criar a un hijo. Es por ello que en esta ocasión le hice una entrevista a mi mamá y le pregunté qué significa para ella ser madre, su respuesta fue:

“Ser madre es un «regalo» de Dios, pero en un sentido diferente de la palabra. Las mamás somos administradoras de los hijos; ellos no son nuestros, le pertenecen a Dios. En algún momento se irán, y por eso debemos preguntarnos: ¿Qué legado voy a darle? ¿Ese legado será bueno o malo? ¿Seré de ejemplo o no? Para eso debemos pedirle a Dios que nos dé sabiduría para edificar bien nuestro hogar, para preparar adecuadamente a nuestros hijos para la vida, y también para que ellos sepan educar a sus propios descendientes.”

También le pedí que diera consejos a las que serán madres por primera vez:

1. Comer saludable:

“Con el pretexto de «comer por dos», muchas mujeres se descuidan y comen en exceso. Es cierto que uno debe de comer más por el bien del bebé, pero eso no significa consumir comida no saludable. Las mamás primerizas deben tener una dieta sana y balanceada que les beneficie tanto a ellas como a sus bebés. De esta manera, ella podrá regresar al peso que tenía antes del embarazo y, también, mantener al bebé sano y fuerte.”

2. No quedarse en casa:

“Es tentador quedarse en casa porque una tiene que cuidar al bebé, o porque hay muchos quehaceres por realizar; sin embargo, es importante darse un tiempo para salir fuera. Esto ayuda a relajarse y distraer la mente. El atender a un bebé recién nacido es agotador y gratificante a la vez; es por eso se debe encontrar un tiempo para salir fuera de casa.”

3. Pasar tiempo con otras madres:

“Las que ya somos mamás tenemos experiencia criando hijos y somos capaces de aconsejar a las que son madres por primera vez. Ellas deben hacerse amigas con otras mujeres que estén en su misma situación para que compartan historias y consejos. Además esto ayuda a que la mujer se sienta acompañada y se dé cuenta de que ser mamá es difícil pero no imposible.”

4. Orar:

“En Proverbios 1:8 dice que las madres tenemos la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos, pero somos humanas y nos equivocamos. Es nuestro deber orar a Dios y pedirle que nos dé sabiduría para tener la capacidad de dirigir a nuestros hijos por el buen camino. Solo Dios puede darnos las fuerzas, la paciencia, sabiduría y el amor que se necesita.”

5. Consultar con otros:

“No se debe menospreciar el consejo de otras mamás, la información que nos dan los médicos, u otros especialistas que conocen sobre el tema. Las mamás debemos tener deseos de aprender y superarnos. Esto es importante para que seamos mejores mujeres y madres. Lo que aprendemos será de beneficio para nosotras mismas, nuestras familias y la comunidad en general.”

6. Tomar consciencia sobre los cambios:

“Cuando una se embaraza y da a luz, hay cambios físicos y emocionales. Algunas mujeres tienen estrías, otras, depresión post-parto, cambios en el carácter, etc. Todas estas cosas son normales y es algo que una debería esperar. Esto no es para que se asusten ni tengan miedo. Se puede tomar medidas de precaución para cada situación. Para los cambios físicos hay tratamientos naturales que uno puede seguir. También es muy importante tener un apoyo emocional, ya sea del esposo, algún familiar, o un consejero.”

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

6 tipos de frases que debes decirle a tus hijos

“Sé cuidadoso con tus palabras, una vez que son dichas, sólo pueden ser perdonadas, no olvidadas”. -Anónimo

Los recuerdos que uno atesora en la niñez están formados por las experiencias y las palabras que se dijeron en el momento. Estos sucesos tienen gran impacto en la vida adulta,y es por ello que los padres deben ser cuidadosos con las frases que les dicen a sus hijos. El neurocientífico de la Universidad Thomas Jefferson, Dr. Andrew Newberg, y el experto en comunicaciones, Robert Waldman, aseguran que “una sola palabra tiene el poder de influir en la expresión de los genes que regulan el estrés físico y emocional”.

Para hacer que las palabras ayuden a criar a un hijo de manera que tengan buena autoestima, sean exitosos y respetuosos con los demás, entonces diles lo siguiente:

1. Palabras que demuestren tu fe en ellos:
  • “¡Tú puedes hacerlo!”
  • “Creo en ti.”
  • “Sé que puedes lograrlo.”
  • “Me gusta cómo piensas.”
  • “Dios tiene un plan especial para ti.”
2. Palabras que reflejen tus sentimientos:
  • “Te amo mucho.”
  • “Estoy muy orgulloso de ti.”
  • “Me haces feliz.”
  • “Me haces sonreír.”
  • “Gracias por tu ayuda.”
  • “Disfruto mucho de tu compañía.”
  • “Me alegra tenerte en mi vida.”
  • “Me impresionas.”
3. Palabras que le hagan sentirse seguro:
  • “Puedes confiar en mí.”
  • “Daré lo mejor de mí para mantenerte a salvo.”
  • “Siempre estaré a tu lado.”
  • “Puedes contar conmigo.”
  • “estoy dispuesto a escucharte.”
4. Palabras que le enseñen a ser persistente:
  • “Está bien equivocarse.”
  • “Nunca te rindas.”
  • “Hiciste un buen intento.”
  • “No necesitas ser perfecto.”
  • “Aprende de tus errores.”
  • “Puedo ver que estás practicando.”
5. Palabras que refuercen su autoimagen:
  • “Eres hermoso.”
  • “Eres único y especial.”
  • “Eres creativo.”
  • “Tus ideas son valiosas.”
6. Palabras que le animen a respetar a otros:
  • “Eres un buen amigo.”
  • “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan.”
  • “Los demás son tan especiales como tú.”
  • “Me gusta cuando ayudas a otros.”
  • “Me alegra que seas amable.”

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tienes que estudiarte Google Optimize… esta demasiado bueno https://analytics.google.com/analytics/web/#/siteopt-experiment/siteopt-detail/a6471350w12475245p13084714/_r.drilldown=analytics.gwoExperimentId:zRo-ycv4Th2hhjzYS6cdKg&createExperimentWizard.experimentId=zRo-ycv4Th2hhjzYS6cdKg/

Send this to a friend