infidelidad Archives | CVCLAVOZ

All posts in “infidelidad”

Fidelidad

“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.”

Hebreos 13:4 (RVR1960)

En las últimas décadas se ha observado un incremento en el índice de divorcios, pareciera que el matrimonio perdió importancia y credibilidad, ya que la causa de las rupturas, en su mayoría, se deben a la infidelidad de uno o ambos cónyuges.

Si has caído en la infidelidad o estás pensando hacerlo, considera cuidadosamente tus acciones, ten presente que no solo estas fallando a tu cónyuge, sino que también estás pecando contra Dios, quien será el que te juzgará, si decides manchar tu vida y matrimonio buscando un placer momentáneo, que además traerá dolor y sufrimiento para ti y tu familia.


Por Cesia Serna



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Fue infiel una vez, ¿volverá a serlo?

La infidelidad es una de las causales más comunes de separación. Hay muchas parejas que no pueden superar un engaño y terminan por romper su compromiso para siempre. Mientras que hay otros que superan la situación y se vuelven más unidos que antes. Sin embargo, existe el dicho popular que afirma que si alguien engañó una vez, volverá a hacerlo en el futuro. Pero, ¿cuán cierto es esto?

Un estudio analizó el comportamiento de 484 personas –casadas y solteras– para descubrir si la infidelidad era algo que se realizaba más de una vez. Ellos consideraron únicamente a las relaciones sexuales como un signo de infidelidad. Después de analizar los datos, llegaron a la conclusión que aquellos que eran infieles a sus parejas en una primera relación, eran tres veces más propensos a ser infieles en la siguiente relación, en comparación con aquellos que habían sido fieles. De igual manera, aquellos que sabían que sus parejas les habían sido infieles en una primera relación, tenían el doble de posibilidad de volver a pasar por esta experiencia en una relación posterior.

Los resultados de esta investigación también demostraron que las personas que sospechaban que habían sido engañados en una primera relación, estaban cuatro veces más propensas a sospechar el mismo comportamiento en sus siguientes parejas.

Si bien estos datos confirman que si alguien fue infiel una vez, volverá a serlo en el futuro, no es una regla que necesariamente se aplica en todos los casos. Hay personas que no fueron infieles a sus parejas y se arrepintieron y no volvieron a hacer lo mismo. Esto es porque hubo un cambio real y sincero en su interior. Por lo tanto, si la infidelidad es una acción que puede repetirse es algo que depende de la madurez y la honestidad de cada individuo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Knopp, K., Scott, S., Ritchie, L., Rhoades, G., Markman, H., & Stanley, S. (2017). Once a Cheater, Always a Cheater? Serial Infidelity Across Subsequent Relationships. Archives Of Sexual Behavior46(8), 2301-2311. doi: 10.1007/s10508-017-1018-1

Alto no sigas, puedes caer

»Ustedes han oído que se dijo: “No cometas adulterio.” Pero yo les digo que cualquiera que mira con deseo a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón. Mateo 5:27-28 (DHH)

Hoy en día se considera algo normal mirar, muchos se excusan expresando que la mayoría lo hace. Dios desea que cuidemos nuestro matrimonio, dice que aún simplemente mirando, también se comete adulterio. Por  ello debemos cuidar lo que vemos ya que muchas veces para alimentar esa lujuria acuden a mirar pornografía y eso debilita la relación con tu cónyuge, no glorifica a Dios. Por eso nos brinda el siguiente consejo: “¡Bendita sea tu propia fuente! ¡Goza con la compañera de tu juventud, delicada y amorosa cervatilla! ¡Que nunca te falten sus caricias! ¡Que siempre te envuelva con su amor! ¿Por qué enredarte, hijo mío, con la mujer ajena? ¿Por qué arrojarte en brazos de una extraña?” Proverbios 5:18-20 (DHH) Escucha a Dios y pon un alto a lo que tus ojos ven. Si lo haces serás considerado como alguien prudente, pero para los que no, la Biblia dice: “Pero al que comete adulterio le faltan sesos; el que así actúa se destruye a sí mismo” Proverbios 6: 32 (NVI)

¡Sálvate de un triste final!

Por Danitza Luna

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Escapa! antes que sea demasiado tarde

“¡Qué imprudente es el que anda con la mujer ajena! ¡El que lo hace se destruye a sí mismo! Tendrá que afrontar golpes y ofensas,  y no habrá nada que borre su deshonra”. Proverbios 6:32-33  (DHH)

A veces es difícil distinguir entre una verdadera amistad y una relación que de a poco se va haciendo más íntima, incluyendo intenciones sexuales. Todo comienza cuando una persona casada, abre su corazón con otras personas que no son su cónyuge, comparte sus sentimientos, frustraciones y anhelos, por lo cual, estas conversaciones se vuelven cada vez más íntimas. No coquetees con el pecado, esto pudiera traer consecuencias muy lamentables no solo para tu vida, sino para aquellos a quien tanto amas.

Por lo tanto, huye de la tentación, comienza a poner límites a tus conversaciones, no confíes en tus propias fuerzas, simplemente corta de raíz todo lo que pudiera ser el germen de un doloroso pecado.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Danilo Montero: ¿Cómo terminar mi relación con un hombre casado?

Las personas que inician una relación amorosa con alguien que saben que está casado, acarrean problemas para la vida de ambos. Sin embargo, si se toma la firme decisión de terminar con esa relación y hacer lo correcto, será la mejor elección para ambos.

Mira el consejo del pastor Danilo Montero sobre este tema y aprende cómo terminar este tipo de relaciones.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Fidelidad conyugal

“Todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso. El esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro, porque Dios castigará a los que tengan relaciones sexuales prohibidas y sean infieles en el matrimonio.” Hebreos 13:4 (TLA).

La Biblia nos dice que el matrimonio es de gran valor y por ello es responsabilidad de los cónyuges mantener vivo el amor para que el camino que recorran juntos sea agradable. La fidelidad es una promesa que ambos cónyuges se hicieron en el altar frente a Dios, y que deben tener presente por el resto de sus vidas. Por el contrario, la infidelidad traerá dolorosas consecuencias, no solo personales, sino familiares, especialmente para los hijos, quienes seguramente verán con tristeza como sus padres deciden divorciarse.

Recuerda, lo que Dios unió que no lo separe el hombre. Cuida tu matrimonio como una joya invaluable y precioso regalo de Dios. No permitas que una mala decisión arruine tu matrimonio.

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué acciones califican como infidelidad?

La infidelidad es una de las causas más frecuentes de divorcio y, según un estudio, la mayoría de personas espera diez u once años para ser infieles a sus cónyuges.1 Anteriormente se consideraba como infidelidad cualquier encuentro sexual fuera del matrimonio, mientras que hace miles de años atrás, Jesús dijo que la lujuria es una forma de infidelidad (para más información, leer ¿Qué dice la Biblia sobre la infidelidad de pareja?). Sin embargo, con el paso del tiempo y el desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación, la infidelidad ha tomado diferentes formas. Hoy en día se habla de infidelidad emocional con objetos, cyber infidelidad, infidelidad emocional, y por supuesto, infidelidad sexual (para más información, leer ¿Existen diferentes tipos de infidelidad?). Cualquiera de estas acciones tiene el mismo efecto de romper la confianza y dañar la relación.

Una encuesta realizada por la Universidad de Michigan, y publicada en la revista Evolutionary Psychology2, reveló que las conductas que la mayoría de personas considera como infidelidad son aquellas que implican algún tipo de acto sexual, ya sea en persona o por internet. Además, que pasar mucho tiempo con alguien y desarrollar un fuerte vínculo emocional también es una manera de infidelidad. Otros estudios3 revelan que diversas conductas pueden ser calificadas como infidelidad, dependiendo de la persona, su cultura y formación académica. Por ejemplo, para alguien puede ser normal que su cónyuge hable con su ex pareja de la secundaria por Facebook; mientras que otros pueden considerarlo como un acto inequívoco de engaño. Por todo esto, lo que recomiendan los expertos es que las parejas dialoguen con respecto a qué se considera o no infidelidad. De modo que ambos lleguen a un acuerdo mutuo y respeten los límites de su relación.

Para conocer la opinión de nuestra audiencia, a continuación hay una serie de preguntas de lo que usted considera como infidelidad o no. Esta encuesta es completamente anónima.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Ziv, I., Lubin, O., & Asher, S. (2017). “I Swear I Will Never Betray You”: Factors Reported by Spouses as Helping Them Resist Extramarital Sex in Relation to Gender, Marriage Length, and Religiosity. The Journal Of Sex Research, 55(2), 236-251. http://dx.doi.org/10.1080/00224499.2017.1347602
2Kruger, D., Fisher, M., Edelstein, R., Chopik, W., Fitzgerald, C., & Strout, S. (2013). Was That Cheating? Perceptions Vary by Sex, Attachment Anxiety, and Behavior. Evolutionary Psychology, 11(1), 147470491301100. http://dx.doi.org/10.1177/147470491301100115
3Jalili, C. (2016). 100 People Reveal What They Consider To Be Cheating In A Relationship. Elite Daily. Retrieved 1 May 2018, from https://www.elitedaily.com/dating/whats-considered-cheating-in-relationship/1540877

¿Qué dice la Biblia sobre la infidelidad de pareja?

Lo que para algunos es infidelidad, para otros puede que no lo sea. Aunque existe ambigüedad con respecto a este tema, la Biblia tiene una posición firme al respecto. Es importante recalcar que cuando la Biblia habla de adulterio se refiere únicamente a la infidelidad dentro del matrimonio; esto es porque en la antigüedad no existía el noviazgo como lo conocemos hoy en día. Sin embargo, los principios que establece son claros y deben ser aprendidos por todas las personas, especialmente por quienes estén casados o deseen hacerlo.

La infidelidad no es justificada en ningún contexto

La primera parte de Hebreos 13:4 (TLA) dice que ≪todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso≫, y esto es porque que el matrimonio es comparado a la relación entre Jesús y la iglesia (Efesios 5:22-26). Al verse de esta forma, no puede existir el adulterio en una pareja bajo ninguna circunstancia (Éxodo 20:14; Deuteronomio 5:18).

Por otra parte, las relaciones sexuales son un privilegio que solo se puede disfrutar dentro del matrimonio y únicamente con el cónyuge (1 Corintios 7:3). Esto es porque cuando dos personas se unen en matrimonio se convierten en un solo ser (Génesis 2:24).

La infidelidad es un pecado

La Biblia afirma categóricamente que la infidelidad es un pecado. La segunda parte de Hebreos 13:4 (TLA) dice que “el esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro, porque Dios castigará a los que tengan relaciones sexuales prohibidas y sean infieles en el matrimonio.” El adulterio es un pecado, y al igual que cualquier otro pecado, trae consecuencias negativas en nuestra relación con Dios, con los demás y con nosotros mismos (Lea el artículo 3 consecuencias del pecado). 1 Corintios 6:9-10 (TLA) sostiene que la infidelidad es una de las cosas que nos alejan de Dios:

«No se dejen engañar. Ustedes bien saben que los que hacen lo malo no participarán en el reino de Dios. Me refiero a los que tienen relaciones sexuales prohibidas, a los que adoran a los ídolos, a los que son infieles en el matrimonio, a los afeminados, a los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, a los ladrones, a los que siempre quieren más de lo que tienen, a los borrachos, a los que hablan mal de los demás, y a los tramposos. Ninguno de ellos participará del reino de Dios.»

La lujuria también es infidelidad

Algunos piensan que solo se es infiel al tener relaciones sexuales con otra persona que no sea su pareja; sin embargo, la Biblia sostiene que cuando la lujuria basta para ser contado como adulterio.  En Mateo 5:27-28 (TLA), Jesús estaba hablando con sus discípulos y dijo: «Moisés también dijo: “No sean infieles en su matrimonio”. Pero ahora yo les aseguro que si un hombre mira a otra mujer con el deseo de tener relaciones sexuales con ella, ya fue infiel en su corazón.» Este pasaje nos da a entender que la pornografía, los juegos sexuales y cualquier actividad que produzca lujuria es una forma de infidelidad.

Quien es infiel es falto de entendimiento

Proverbios 6:32 (RVR1960) dice: «Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento; Corrompe su alma el que tal hace.» En otras versiones, la primera parte de este versículo dice:

  • «Pero el que se enreda con la mujer de otro comete la peor estupidez…» (TLA)
  • «El adúltero es un insensato…» (BLPH)
  • «El que comete adulterio no tiene entendimiento…» (LBLA)
  • «¡Qué imprudente es el que anda con la mujer ajena!» (DHH)
  • «Pero al que comete adulterio le faltan sesos…» (NBD)
  • «Pero el hombre que comete adulterio es un necio total…» (NTV)
  • «El que se acuesta con la mujer de otro es un torpe…» (PDT)

Cada una de estas versiones de la Biblia señala que las personas inteligentes no son infieles a sus parejas.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡Restaura tu matrimonio!

El matrimonio no es perfecto. Existen momentos en los que no todo es felicidad, y la pareja debe aprender a afrontar las situaciones con la mejor actitud. Sin embargo, si hay algo que daña profundamente un matrimonio es la infidelidad. Muchos pueden creen que el adulterio es algo irreparable y que destruye el matrimonio por completo. No obstante, hay personas que pueden dar testimonio de que si ambos cónyuges están dispuestos a restaurar sus hogares, Dios puede entregarles las fuerzas necesarias para comenzar de nuevo.

Una historia similar es la que ocurrió con los esposos Ricardo y Susana Rodríguez. Ellos vivieron experiencias dolorosas debido a la infidelidad; y aunque en ese momento todo parecía irremediable, Dios sanó sus vidas y reparó su relación. En su libro ¿Y si comenzamos de nuevo?, ellos explican que incluso en las peores situaciones, Dios se manifiesta a través de nuestras vidas y hace milagros inesperados. “Cada crisis y tormenta que enfrentamos en nuestras vidas son grandes oportunidades en las cuales Dios se quiere glorificar. Son exámenes autorizados por Dios con el fin de demostrar lo que hemos aprendido durante nuestro caminar con Él” (p. 60).

Los esposos Rodríguez cuentan que el proceso de enfrentar el pecado y hacer frente a las consecuencias que tiene es un período difícil. Sin embargo, ellos tomaron esos momentos como una oportunidad para acercarse más a Dios y primero restablecer su comunión personal con Él. Para ellos, lo primordial fue confrontar sus temores y dolor con la ayuda de Dios, y después, dar el paso hacia el perdón y la restauración.

“Todo error cometido deja consecuencias con las que hay que lidiar. El perdón es el acto de aceptar las consecuencias del pecado del otro, siendo uno inocente. Es llevar la culpa, pagar la deuda, y jamás rendirle cuentas al ofensor. El perdón libera al culpable de toda vergüenza y lo restaura a su posición original.” (p. 85)

Su historia sirve de ejemplo para muchas parejas que están pasando por situaciones parecidas. Ellos quieren transmitir que el divorcio no es la mejor opción, sino Dios.

Datos adicionales:

Ricardo y Susana Rodríguez llevan 24 años de casados y 20 en el ministerio musical. Juntos han logrado impactar a millones de vidas con canciones de esperanza y amor, y con un testimonio que demuestra el poder sanador y restaurador de nuestro Padre celestial. Son padres de las mellizas Madison y Miabella y residen en Miami, Florida.

Para mayor información, visita:

http://casacreacion.com

http://www.ricardorodriguez.com

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Corazón herido

Un corazón herido no sólo es el resultado de un fracaso en el noviazgo o matrimonio, sino también es causa del abandono de un padre, una madre, de un amigo, de un hijo o alguien que formó parte importante de nuestra vida.

Muchos consideran que el tiempo es la mejor medicina para las heridas del corazón, pero resulta que es todo lo contrario, pues una lesión que no es atendida como es debido y en el tiempo indicado, solamente empeorará.

Es fácil detectar una herida física, pues basta con verla, pero ¿qué hacer con las internas que no se pueden ver y que si no son atendidas podrían causar grandes enfermedades espirituales como el odio o la amargura? No hay médico que las pueda atender, solamente Dios está capacitado para sanar esas heridas que no se ven “Él sana a los de corazón quebrantado y les venda las heridas.” Salmos 147:3 (NTV).

Quienes conocen del dolor que siente cuando alguien lastima su corazón saben muy bien que el tiempo y la quietud no son la respuesta a su dolor, pues el tiempo da paso a los recuerdos y hoy muchos se encuentran en esa situación, preguntándose ¿Quién fue el culpable? ¿Yo destruí todo? ¿Por qué me abandonó? ¿Ya no me amaba? ¿Qué hice mal?

Si en este momento estás experimentando el dolor de una herida en el corazón, acude a la única persona que puede sanarte, “El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado” Salmos 34:18 (NTV).

No te permitas seguir viviendo en el pasado, no te condenes porque te equivocaste y no dejes que la culpa o el dolor te hagan buscar remedios momentáneos que con el tiempo podrían empeorar tu herida, por ejemplo: una relación apresurada, un vicio o un mal hábito que  no te ayudarán a sanar tu corazón.

Si solamente te sometes a remedios momentáneos para calmar tu dolor, recuerda que tienen un tiempo de efecto, pasado ese lapso el dolor volverá y será aún más intenso.

Hoy Dios quiere atender las heridas que tienes y desea restaurar tu corazón, “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos” Lucas 4:18 (RVR1960)

¿Quieres que Dios sane tu corazón?

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

7 cosas que pueden destruir tu matrimonio

Viendo las estadísticas de los divorcios crecer incluso en los matrimonios entre cristianos, me decidí a buscar siete causas que pueden contribuir a destruir la relación. Hay muchas variantes por pareja evidentemente pero estas causales son bastante comunes.

1- Los celos: Cuando una persona es enferma de celos, llega a ver lo que NO ha pasado. Lamentablemente esto es una desconfianza sin bases y genera un cansancio que puede acabar con el amor de la otra persona. Recomiendo ver a un sicólogo e ir a terapias de pareja o a un consejero de su iglesia.

2- Los cambios: Cuando quieres cambiar a tu pareja para que sea como tú quieres que sea, eso trae disgustos, discusiones y muy malos ratos. Tu pareja puede cambiar por diversas circunstancias, pero su esencia, su espíritu es el mismo. Tienes que aprender a amar a esa persona con su manera de ser. (Aquí evidentemente no hablo de abuso verbal o físico) Estoy hablando por ejemplo de las personas que son muy románticas y quieren que su pareja responda de la misma forma. Si no fueron románticos durante el noviazgo, no los vas a cambiar. Cada persona es diferente.

3- La infidelidad: Este es un factor que destruye relaciones. Y aunque he sabido de parejas que se han perdonado y lo superan, son pocas las que logran hacerlo. La traición, la deslealtad y el engaño no le hacen bien a ninguno de los dos. Generalmente la persona quiere encontrar de nuevo la emoción que sintió cuando comenzó su relación con su pareja, pero resulta que el amor va creciendo y evolucionando. Por tanto tiene que cambiar. Uno debe aprender a amar las etapas del amor y disfrutarlas. ¡No querer volver al pasado! Respeta tu relación y respétate tu mismo (a).

4- La rutina: Es evidente que no se puede vivir en una aventura continua, pero no debemos dejar que la rutina nos haga sentir aburridos. Hay miles de experiencias que una pareja puede disfrutar sin tener que invertir tanto dinero o tiempo. Una caminata disfrutando del atardecer en una playa, un picnic improvisado en una noche de luna llena, un juego en el jardín entre ambos en un día de lluvias, todas esas cosas cambian la rutina y refrescan la relación.

5- La falta de comunicación: Cuando la pareja lleva muchos años, a veces tienden a pensar que su esposo o esposa tienen que saber lo que les pasa o lo que están pensando. Puede ser que muchas veces eso sea cierto, pero no hay mejor cosa que comunicar lo que queremos y lo que sentimos cuando lo estamos deseando o sintiendo. Si ya llevan años, lo mejor es hablar. Conversar acerca de lo que te inquiete. Es TU PAREJA, tienen la confianza de decirse las cosas y buscar soluciones. Si se van guardando cosas, especialmente resentimientos, toda la relación se va contaminando con la amargura que llega por esas cosas no dichas y almacenadas. Hablen mucho. Propónganse hablar al menos una hora diaria, sin televisión ni celulares que los distraigan. ¡Es una tarea y la deben cumplir! Les aseguro que les va a mejorar la relación.

6- Los reproches generan emociones negativa:. Cuando vives con una persona que está pendiente de destacar solo lo que haces mal o te sale mal, llega un momento que ya no quieres estar al lado de esa persona. Si hay algo que no te gusta que tu pareja hace, díselo desde el amor que le tienes. Piensa en cómo te enamoraste de esa persona antes de hablarle y verás que te sale todo con más dulzura. Y de paso, no es para cambiarle, es para tratar de buscar una solución donde ambos queden felices.

7- El sexo o la falta de sexo: Una vez mas en este punto iríamos al punto cinco, la falta de comunicación. Las necesidades de la mujer y del hombre en este sentido son diferentes. Tienen que llegar a un acuerdo y jamás usar esta parte íntima de la relación para manipular o castigar. ¡Por favor! Si no pueden llegar a un acuerdo, una vez más les recomiendo ir a un consejero de su iglesia o a un especialista en relaciones.

Luchen por sacar a delante su relación matrimonial con amor, respeto, admiración, comunicación y diversión. Recuerden que una cuerda triple no se corta fácilmente como dice en Eclesiastés 4:12 y se refiere a ustedes, la pareja y Dios con ustedes.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Existen diferentes tipos de infidelidad?

El índice de divorcios en los diferentes países ha incrementado en menor o mayor proporción. Las separaciones se deben a muchos factores, y la infidelidad es la causa más común. Para entender las razones por las que una persona es infiel hay que considerar muchos aspectos y evaluarlos independientemente, pues no hay dos personas iguales y cada uno reacciona diferente a otra. Sin embargo, existen diferentes maneras de ser infiel y podemos no estar conscientes de ello.

1. Infidelidad emocional con objetos:

Este tipo de infidelidad se produce cuando una persona pone algún objeto por encima de la relación con su pareja. El matrimonio se trata de dar preferencia a las necesidades de la otra persona, y no de perseguir ambiciones egoístas. Sin embargo, cuando un objeto ocupa el primer lugar en una relación, se está dejando de lado a la persona con la cual se hizo un compromiso de por vida. Lo cual crea conflictos que eventualmente pueden llevar al divorcio.
Dentro de esta categoría se encuentra la adicción al trabajo, la obsesión con algún objeto material, etc.

2. Cyber infidelidad o infidelidad en línea:

Debido a que existe fácil acceso a la tecnología, y sobre todo a las redes sociales, cada vez se está volviendo más frecuente la infidelidad en línea. Algunos pueden creer que no hay nada de malo en coquetear con alguien por internet pues no hay contacto físico. Sin embargo, este hecho hace que la persona se sienta emocionalmente ligada a otra que no es su pareja, lo cual ya es infidelidad.
Esto también comprende la pornografía, citas casuales en línea, y cualquier otro tipo de interacción sentimental o sexual por internet.

3. Infidelidad emocional:

Sucede cuando uno está emocionalmente ligado a otra persona que no es su pareja. Esto es común cuando se empieza a confiar de poco en poco en otras personas más que en el cónyuge. Ellos pueden ser compañeros de trabajo, mejores amigos, amigos de la infancia, familiares, etc.
Las relaciones saludables comparten sus alegrías y tristezas; y esto es lo que hace que se mantenga fuerte y estable pues la base de toda relación exitosa es la comunicación.

4. Infidelidad sexual:

Es cuando se tiene relaciones sexuales con alguien que no es su cónyuge. Este tipo de infidelidad también abarca los encuentros sexuales casuales.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend