noviazgo Archives | CVCLAVOZ

All posts in “noviazgo”

Un noviazgo que agrada a Dios

“No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas?” 2 Corintios 6:14  (LBLA)

El yugo es un artefacto de madera que se usa para que dos bueyes trabajen de manera coordinada y pareja en la preparación de la tierra antes de la siembra. El yugo permite que los bueyes hagan un esfuerzo parejo, pero si uno de ellos es mas débil, el otro buey hará el doble de esfuerzo por lo cual pudiera terminar lastimado. La Biblia dice:“¿Acaso pueden dos personas andar juntas si no están de acuerdo?” Amós 3:3  (NBV)

La Biblia hace esta analogía con el yugo que se les pone a los bueyes para que vayan derecho y ambos tengan un esfuerzo balanceado. La advertencia que muchas veces es ignorada o pasada por alto es que un cristiano no debe unirse con alguien que no ha entregado su vida a Jesús. Esto aplica para el noviazgo y por supuesto, con más razón para el matrimonio.  La desobediencia a esta advertencia suele traer dolorosas consecuencias como conflictos, divorcios y problemas en la educación de los hijos, entre otros. La Biblia dice que no puede haber comunión entre la luz y las tinieblas, por lo cual no hay manera de poner cimientos sólidos para edificar una familia, si no hay acuerdo en algo tan básico como son las propias creencias.

Recuerda, este no es un tema menor ni pasado de moda, sino que es un valioso consejo que nos da la Palabra de Dios para evitarnos dolor y sufrimiento. Por lo tanto, si quieres poner sólidos cimientos en una relación, edifícala sobre la Roca firme que es Jesucristo. Esto no debiera ser negociable.

Por Cristhian Castillo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

4 señales de que el amor se volvió costumbre

Cuando una pareja deja de esforzarse por invertir en su relación pueden caer en la rutina. Esto es malo porque demuestra que lo que tienen es costumbre y no amor. Con el tiempo, esta conducta puede causar grietas en su relación y al final termina desmoronándola por completo. (Para más información, leer: ¿Es amor o costumbre?). Pero antes de caer en esta situación, hay señales de alerta que te pueden ayudar a identificar si tu relación va por ese camino.

1. Las expresiones de amor se hacen por cumplir

¿Recuerdas la primera vez que se dijeron ≪te amo≫? Cuando el amor se vuelve costumbre, las frases románticas se vuelven parte del vocabulario de una pareja. Pero no en un buen sentido. Esto ocurre en otros aspectos de nuestras vidas. Por ejemplo, estamos acostumbrados a saludar: ≪holacómoestás≫; a veces, en realidad no nos importa saber el estado físico o emocional de alguien, pero de todas formas decimos: ≪¿Cómo estás?≫. Cuando utilizamos una frase por repetidas veces y no la decimos con una intención real, nuestro vocabulario puede parecer muy amoroso cuando en realidad sólo es un hábito.

Si estás usando las frases: ≪te amo≫, ≪te quiero≫ o cualquier otra expresión cariñosa para referirte a tu pareja y se ha convertido más en un saludo que en algo sincero, entonces es una clara señal de que su amor es costumbre.

2. Sus conversaciones tienen largos silencios

No hay nada de malo con estar en silencio. Es más, hay parejas que disfrutan estar en silencio y no se sienten incómodas con la presencia del otro. Sin embargo, una pareja que no tiene nada qué compartir ni temas de qué hablar, puede caer en la costumbre. Si de novios o amigos les faltaban las horas para conversar, pero ahora no es así, ¿qué cambió?

3. Dejaron de conocerse

Las personas cambian constantemente. No somos los mismos que fuimos en el pasado y tampoco lo seremos en el futuro. Una pareja que deja de conocerse tiene probabilidades de caer en la costumbre porque ya no se interesa en la otra persona. Cuando uno ama de verdad, pone atención a las cosas que hace la pareja (así como lo hacían cuando no estaban juntos).

4. Pelean y no hacen las paces

En una relación no todo es color de rosa. Pero cuando se pospone una confrontación, no se habla del tema o no se soluciona adecuadamente pueden llegar a acostumbrarse a pelear. Un estudio confirmó que las parejas que tienen constantes conflictos y saben resolverlos son más felices. (Para más información, leer: ¿Muchas peleas = pareja feliz?). En cambio, una pareja acostumbrada a discutir por cualquier asunto sigue junta por costumbre y no por amor. El amor promueve la paz; la costumbre ignora los problemas.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Cuál es el tiempo ideal para casarse?

Según un estudio, las parejas que se casan muy jóvenes son las más propensas a divorciarse. (Para más información, leer: Los 8 problemas que causan divorcios). Y lo mismo ocurre –aunque en menos proporción– con aquellos que se casan siendo mayores de 35 años1. Entonces, ¿cuál es la mejor edad para casarse? ¿Cómo saber cuál es el tiempo ideal para el matrimonio?

Un estudio2 reportó que a principios del siglo XX, la edad promedio para casarse era de 22 para las mujeres y 26 para los varones. Esta cifra cambió con el tiempo porque para el 2015, en los Estados Unidos la edad promedio para casarse –por primera vez– era de 27 para las mujeres y 29 para los varones. Esto quiere decir que la edad para el matrimonio está avanzando con el paso de los años. Sin embargo, estos resultados no demuestran la estabilidad o felicidad de la pareja.

¿Cuál es la mejor edad para casarse?

El investigador y profesor adjunto de sociología de la Universidad de Utah, Nicholas Wolfinger3, analizó datos desde el año 2006 hasta el 2010 y descubrió que la mejor edad para casarse es entre los 28 y 32 años. Él basó esta en conclusión en el índice de divorcios. Las parejas que se casaban durante su adolescencia tenían un 38 % de probabilidades de divorciarse; aquellos que se casaban en el principio de sus veintes, tenían el 27 % de probabilidad; los que lo hacían entre los 30 y 34, tenían el 10 %; mientras que los que tenían más de 35 años, tenían el 17 % de posibilidad de separarse durante los cinco primeros años de matrimonio.

Estas cifras no son alentadoras, pero también son una muestra de que no todo está dicho en el matrimonio. Hay un factor importante que determina la estabilidad y la durabilidad de una pareja, y esa es la madurez. Ya ha sido comprobado que la edad no influye tanto las parejas estables (por supuesto, esto es cuando se trata de relaciones serias en personas mayores de edad), sino que es más importante el desarrollo personal de cada individuo. (Para más información, leer: ¿Para el amor no hay edad?).

El matrimonio es un compromiso importante y de por vida. Por lo tanto, no puede tomarse a la ligera. Lo que algunos aconsejan es que una señal clara de que una persona está lista para casarse es que tenga estabilidad mental, financiera y espiritual. Esto no quiere decir que sólo los perfectos se casan, sino que tener estabilidad en esas tres áreas hacen una buena base para construir una familia.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1,3Wolfinger, N. (2015). Want to Avoid Divorce? Wait to Get Married, But Not Too Long. Recuperado el 29 de mayo de 2019, de https://ifstudies.org/blog/want-to-avoid-divorce-wait-to-get-married-but-not-too-long/
2Bartle-Haring, S., Shannon, S., Holowacz, E., Patton, R., & Lotspeich-Younkin, F. (2017). Is There the “Sweet Spot” for Age at Marriage and Positive Marital Outcomes?. Journal Of Family Issues39(4), 1085-1107. doi: 10.1177/0192513x16686135

En el tiempo adecuado

“De Jehová son los pasos del hombre; ¿Cómo, pues, entenderá el hombre su camino? Lazo es al hombre hacer apresuradamente voto de consagración, Y después de hacerlo, reflexionar.” Proverbios 20:24-25 (RVR1960).

Estos versículos mencionan que es peligroso comprometerse con algo de forma apresurada, porque existe la posibilidad de que al pensarlo bien se quiera dar marcha atrás.

Esta advertencia aplica también en nuestras relaciones, como es el caso del noviazgo. Algunas personas deciden aventurarse en una relación, simplemente con el fin de evitar la soledad, por impulso e incluso simplemente por probar.

No obstante, esta decisión puede traer dolorosas consecuencias, si se toman de manera apresurada y sin la debida reflexión. Por el contrario, si antes de tomar una decisión, nos dedicamos a buscar la dirección de Dios, el resultado será satisfactorio y podremos disfrutar de un precioso noviazgo en sintonía con la voluntad de Dios.

Por lo tanto, no te apresures en iniciar una relación, consulta primero con Dios, para que Él sea Señor de tu vida también en este tema.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Cómo ayudar a tu pareja a ser mejor persona

No tenemos el poder de cambiar a otras personas. Podemos influirlas para bien, pero no tenemos el poder de generar una transformación en sus vidas; sólo Dios puede hacer eso. Teniendo este hecho en cuenta, hay cosas que podemos poner en práctica para contribuir a que la pareja sea mejor cada día.

1. Dile halagos por lo que hace bien

Un error que cometemos la mayoría de veces es creer que los demás ya saben que admiramos sus cualidades. Sin embargo, a menudo sucede lo contrario: ellos no tienen ni idea. Hay personas que desconocen que son buenos en algo hasta que alguien les dice. Asimismo, hay otros que necesitan ser afirmados cuando son excelentes en un área. Cualquiera sea el caso, es importante reconocer verbalmente los logros de otros.

Si tu pareja tiene un talento especial para algo, no dejes de decirle palabras positivas. No tiene que ser una habilidad deslumbrante: hasta las pequeñas acciones cuentan. Son esos actos, que a veces parecen insignificantes, los que son el comienzo de algo más grande. Así que no desprecies los inicios y anima a tu pareja a desarrollar su talento.

2. Ayúdale a salir de su zona de confort

Forzar a alguien que sufre de pánico escénico a cantar en público no es una manera positiva de ayudarle a superar su miedo. Incentivar a que alguien salga de su zona de confort no implica obligarle a hacer cosas. Todo lo contrario. Motivar implica acompañarle a descubrir otras áreas en las que podría ser bueno. Esto requiere investigar qué opciones hay y conocer bien a la pareja.

Si ambos prueban cosas distintas, no sólo serán mejores individuos sino que también su relación crecerá. Está científicamente comprobado que las parejas que realizan actividades juntas fortalecen el vínculo que tienen. (Para más información leer: ¡El arte fortalece tu relación amorosa!)

3. Revive sus sueños

Con el paso del tiempo y los diversos obstáculos de la vida, muchos olvidan sus sueños y los reemplazan por la rutina. Si tu pareja es una de esas personas, quizá sea un buen momento para ayudarle a retomar aquellas metas. Pero no te conformes con alentar sus anhelos: camina a su lado en el proceso. Es fácil soñar y dejar que todo se quede en una ilusión para el futuro. Lo difícil es accionar y hacerlo realidad. Sin embargo, cuando los dos unen esfuerzos, la tarea se vuelve más sencilla. Tu empeño por querer lo mejor para tu pareja demuestra cuánto amor le tienes.

4. Ayúdale a enfrentar su dolor

Las heridas del pasado y los traumas de la niñez tienen efecto hasta la adultez. (Para más información, leer: Lo que pasó en tu niñez influye en quién eres hoy). Y hay personas que aún sienten dolor por lo que les ocurrió. Ayudar a tu pareja a enfrentar y perdonar estas situaciones le hará cambiar su perspectiva del presente y futuro, y además le hará sentirse libre. Por supuesto, esto no quiere decir que actúes como terapeuta (aunque lo seas) sino que le ayudes a buscar una solución que te involucre como apoyo a tu pareja y no como terapeuta. Tener una persona neutral en estos casos será de mayor beneficio que si tú intentas hacer de mediador (a). Además, los consejeros o profesionales en esta área están capacitados para hacer ese trabajo; por lo cual es mejor dejarlo en sus manos.

Lo que sí puedes hacer es apoyar a tu pareja y orar por su vida. Incluso si rechaza la ayuda o lo que hacen los especialistas no funciona, Dios sí tiene el poder para transformar vidas y sanar los corazones. En Él, todas las cosas son nuevas. Así que si Jesús está en sus vidas y en su relación, no hay dolor que sea insuperable.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Varones o mujeres: ¿Quiénes mienten más?

Mentimos a diario, así lo afirma una investigación.1 Las mentiras pueden variar de acuerdo a la situación o el propósito con el cual se dice, pero todas esas afirmaciones son falsas. A lo largo de los años, la ciencia ha demostrado que, aunque los padres promueven la verdad a sus hijos, al mismo tiempo les envían mensajes contradictorios con sus acciones. ≪Los niños reciben mensajes entreverados sobre los aspectos de la mentira y eso tiene un impacto en cómo se comportan como adultos≫, afirma el psicólogo de la Universidad de Massachusetts, Robert S. Feldman2. Este mal hábito está tan arraigado en nuestra sociedad que se ha vuelto común. Pero ¿quiénes mienten más?, ¿los varones o las mujeres?

Las diferencias

Un estudio3 dirigido por Feldman y publicado en Journal of Basic and Applied Social Psychology, reveló que el 60 % de las personas dicen de dos a tres mentiras en una conversación de diez minutos. Pero cuando se trata de la razón por la cual se niega la verdad, los varones y las mujeres tienen distintos motivos. La investigación concluyó que las mujeres se inclinan a decir mentiras para hacer sentir mejor a la otra persona. En cambio, los varones mienten para hacerse ver mejor a ellos mismos.

Las similitudes

Un experimento publicado en la revista Basic and Applied Social Psychology4 demostró que las mentiras varían de acuerdo al propósito. Cuando los participantes se presentaban ante otros y trataban de conocer más de ellos, parecer amigables o competentes, dichos sujetos mentían más para cumplir sus objetivos. No había diferencia si eran varones o mujeres: ambos decían la misma cantidad de mentiras y lo único que se diferenciaban eran el contenido de las mismas. Estos resultados no variaron cuando los participantes interactuaron con personas de su mismo género o del opuesto.

Por otra parte, otro estudio5 reveló que ≪la interacción de género tiene poco impacto en la frecuencia de la mentira. Sin embargo, los hombres tienden a decir mentiras más grandes que las mujeres, y declaran las mentiras más grandes cuando se emparejan con una mujer≫.

Las mentiras en las relaciones amorosas

Puesto que se ha demostrado que no hay una diferencia dramática entre la cantidad de mentiras que dicen los varones y las mujeres, ¿cuál es el impacto que tiene en las relaciones amorosas? Los investigadores creen que, al igual que cualquier engaño afecta a las parejas. Sin importar de cuán grandes o pequeñas sean, generan distanciamiento entre las personas. Sobre todo cuando se descubre la verdad y la relación no puede ser restaurada. Es cierto que en ocasiones es difícil decir la verdad sin herir a la otra persona. Sin embargo, al final, mentir hace más daño que la honestidad.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Saad, G. (2011). How Often Do People Lie in Their Daily Lives? Recuperado el 26 de abril de 2019, de https://www.psychologytoday.com/intl/blog/homo-consumericus/201111/how-often-do-people-lie-in-their-daily-lives
2,3Amherst, M. (2002). UMass researcher finds most people lie in everyday conversation. Recuperado el 26 de abril de 2019, de https://www.eurekalert.org/pub_releases/2002-06/uoma-urf061002.php
4Feldman, R., Forrest, J., & Happ, B. (2002). Self-Presentation and Verbal Deception: Do Self-Presenters Lie More?. Basic And Applied Social Psychology24(2), 163-170. doi: 10.1207/s15324834basp2402_8
5Jung, S., & Vranceanu, R. (2017). Experimental Evidence on Gender Differences in Lying Behaviour. Revue Économique68(5), 859. doi: 10.3917/reco.pr3.0097

Un compromiso real

“Podemos hacer nuestros planes, pero el Señor determina nuestros pasos.”

Proverbios 16:9 (NTV)

El noviazgo es una etapa que suele tomarse a la ligera, muchos creen que es el mejor pretexto para tener contacto físico y hasta relaciones sexuales; lamentablemente estas acciones solo traen consecuencias negativas para ambas personas.

Por lo que, es importante reconocer al noviazgo como un tiempo de preparación para el matrimonio, identificar y definir límites ayudarán a la pareja a guardarse puros y a trabajar en la confianza, además es necesario considerar todos los aspectos que implica formar un hogar.

Como dice el versículo, como humanos podemos hacer planes, pero si no los entregamos a Dios, difícilmente estos se harán realidad; esto nos muestra la importancia de incluir al Señor en nuestras relaciones, en especial si se trata de la persona que escogimos para que nos acompañe por el resto de nuestras vidas.


Por Cesia Serna



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

 

Celos enfermizos

“Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto”

Colosenses 3:14 (RVR 1960)

En una relación amorosa en algunas ocasiones surgen los celos, que es una reacción natural cuando sentimos la amenaza de perder a alguien, pero también hay celos que llegan a ser enfermizos cuando te llevan a tomar acciones en contra de la pareja y puede producir daño físico, psicológico o emocional.

Entonces, ¿qué se puede hacer con los celos enfermizos? Es importante que el amor y la confianza sea el vínculo que une a la pareja, y esto debe ser cultivado diariamente. Para ello es indispensable que cada uno mantenga una relación personal con Dios, y así aprenderá a amarse a sí misma, recibirá restauración y podrá tomar acciones que manifiesten el verdadero amor. Considerando que hay casos en los cuales sea necesario recurrir a ayuda profesional.


Por Neyda Cruz



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿El matrimonio te hace feliz?

Muchos solteros creen que encontrar a la persona ideal y casarse es una forma de contrarrestar la soledad y hallar la felicidad plena. Sin embargo, estudios han confirmado de que se puede estar en una relación amorosa y aún así sentirse solo. Además, otras investigaciones han demostrado que el matrimonio no es tan significativo en la felicidad a largo plazo.

Un artículo publicado en Journal of Personality and Social Psychology explicó que tras un estudio realizado a más de 24 000 adultos casados, se llegó a la conclusión que el matrimonio sí hace un poco más felices a las personas. Pero sólo en el primer año siguiente a la boda. Con el paso del tiempo, los casados volvían a sentirse igual que antes de la ceremonia. Los investigadores explicaron que esto se debe a que las personas se adaptan rápidamente a la nueva vida de casados y la etapa de luna de miel dura poco tiempo.

Otro grupo de estudiosos realizó una investigación durante 20 años que confirmó este hallazgo y llegó a las mismas conclusiones. También analizaron si tener hijos afecta en la felicidad a largo plazo y no encontraron ninguna diferencia con las parejas que no tenían hijos. Por otra parte, confirmaron que estar casados tiene un efecto positivo, pero que disminuye con el tiempo porque las personas se acostumbran a la relación y cortan lazos con sus amistades.

Los datos anteriormente mencionados no implican que la soltería es una mejor opción que el matrimonio. Pues, de hecho, los reportes confirman que el secreto yace en lo personal: cuando una persona feliz se casa, hay felicidad en su relación. Es decir que si alguien tiene sentimientos negativos antes de casarse, llevará esas emociones a su relación y, por lo tanto, su felicidad no será a largo plazo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–Lucas, R., Clark, A., Georgellis, Y., & Diener, E. (2003). Reexamining adaptation and the set point model of happiness: Reactions to changes in marital status. Journal Of Personality & Social Psychology84(3), 527-539. doi: 10.1037//0022-3514.84.3.527
–Zimmermann, A., & Easterlin, R. (2006). Happily Ever After? Cohabitation, Marriage, Divorce, and Happiness in Germany. Population And Development Review32(3), 511-528. doi: 10.1111/j.1728-4457.2006.00135.x

Fue infiel una vez, ¿volverá a serlo?

La infidelidad es una de las causales más comunes de separación. Hay muchas parejas que no pueden superar un engaño y terminan por romper su compromiso para siempre. Mientras que hay otros que superan la situación y se vuelven más unidos que antes. Sin embargo, existe el dicho popular que afirma que si alguien engañó una vez, volverá a hacerlo en el futuro. Pero, ¿cuán cierto es esto?

Un estudio analizó el comportamiento de 484 personas –casadas y solteras– para descubrir si la infidelidad era algo que se realizaba más de una vez. Ellos consideraron únicamente a las relaciones sexuales como un signo de infidelidad. Después de analizar los datos, llegaron a la conclusión que aquellos que eran infieles a sus parejas en una primera relación, eran tres veces más propensos a ser infieles en la siguiente relación, en comparación con aquellos que habían sido fieles. De igual manera, aquellos que sabían que sus parejas les habían sido infieles en una primera relación, tenían el doble de posibilidad de volver a pasar por esta experiencia en una relación posterior.

Los resultados de esta investigación también demostraron que las personas que sospechaban que habían sido engañados en una primera relación, estaban cuatro veces más propensas a sospechar el mismo comportamiento en sus siguientes parejas.

Si bien estos datos confirman que si alguien fue infiel una vez, volverá a serlo en el futuro, no es una regla que necesariamente se aplica en todos los casos. Hay personas que no fueron infieles a sus parejas y se arrepintieron y no volvieron a hacer lo mismo. Esto es porque hubo un cambio real y sincero en su interior. Por lo tanto, si la infidelidad es una acción que puede repetirse es algo que depende de la madurez y la honestidad de cada individuo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Knopp, K., Scott, S., Ritchie, L., Rhoades, G., Markman, H., & Stanley, S. (2017). Once a Cheater, Always a Cheater? Serial Infidelity Across Subsequent Relationships. Archives Of Sexual Behavior46(8), 2301-2311. doi: 10.1007/s10508-017-1018-1

35 preguntas para conocer mejor a tu pareja

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Noviazgo en el tiempo de Dios

“Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.” 2 Timoteo 2:22 (RVR1960).

Muchos jóvenes tienen la tendencia de dejarse llevar por sus emociones. De tal manera que piensan que pueden iniciar una relación sentimental cuando aún no son lo suficientemente maduros para esto. Es justamente la falta de madurez la que termina dejando los corazones heridos, simplemente por no saber esperar los tiempos de Dios.

Lo mejor es seguir el consejo divino de huir de las pasiones juveniles y darle prioridad a nuestra relación con Dios; cuando nos enfocamos en aquello que es agradable a los ojos del Señor, no solo estamos dentro de Su voluntad, sino también estaremos preparándonos para iniciar un noviazgo que nos llevará a un matrimonio que perdurará ya que tendrá bases fuertes.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tienes que estudiarte Google Optimize… esta demasiado bueno https://analytics.google.com/analytics/web/#/siteopt-experiment/siteopt-detail/a6471350w12475245p13084714/_r.drilldown=analytics.gwoExperimentId:zRo-ycv4Th2hhjzYS6cdKg&createExperimentWizard.experimentId=zRo-ycv4Th2hhjzYS6cdKg/

Send this to a friend