Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Nadie está exento de enfrentar circunstancias difíciles; como seres humanos podemos estar propensos a muchos peligros y situaciones complicadas. En esta ocasión quisiera compartir contigo una historia que relata la Biblia.

Al llegar cerca del pueblo, vio que llevaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda. Mucha gente del pueblo la acompañaba. Al verla, el Señor tuvo compasión de ella y le dijo: —No llores. En seguida se acercó y tocó la camilla, y los que la llevaban se detuvieron. Jesús le dijo al muerto: —Joven, a ti te digo: ¡Levántate!

Lucas 7:12-14 (DHH)

Es la historia de una mujer que presentaba un dolor profundo, no sólo estaba recuperándose de la pérdida de su marido, sino que ahora debía soportar la pérdida de su único hijo; no había nada que pudiera consolarla, lo más probable es que le esperaba un futuro miserable porque en esa época las viudas sufrían mucho.

La Biblia relata que Jesús estaba entrando a la ciudad y en el camino observó que llevaban a enterrar al hijo de esta mujer. Entonces, al verla sintió compasión por ella, y, se acercó para responder a su necesidad.

¿Alguien está enfrentando circunstancias difíciles?

Debemos tener presente que nadie le pidió a Jesús que realice un milagro, ni siquiera la mujer que estaba envuelta en llanto. En muchos relatos de la Biblia vemos que la gente se acerca al Señor clamando por una necesidad y reciben respuesta, pero en esta ocasión no fue así, Él tomó la iniciativa de acercarse por su propia cuenta.

Muchas veces no miramos lo que está ocurriendo a nuestro alrededor porque solamente estamos pendientes de nuestras necesidades y preocupaciones. Es posible que alguien cercano a ti esté pasando circunstancias difíciles, como una pérdida o la ruptura de una relación, tal vez tiene deudas o conflictos económicos, una vecina que esté sufriendo violencia u otras aflicciones; la pregunta es ¿eres cómo Jesús?

¿Qué debemos aprender de Jesús?

Primero, que no debemos ser insensibles al dolor de las personas. Es fundamental aprender que Jesús no sólo miraba lo que pasaba cerca de Él, sino que estaba pendiente de las necesidades y circunstancias difíciles que enfrentaba la gente que lo rodeaba.

Así también, aprendemos que no siempre podemos esperar a que alguien se acerque a pedirnos ayuda, nosotros debemos estar atentos y tomar la iniciativa para ayudar, aunque nadie nos lo pida; no sabemos si el apoyo que vayamos a brindar pueda salvar un alma.

Este día quiero animarte a mirar a tu alrededor, y observar si alguien está enfrentando circunstancias difíciles. Recuerda que no debes esperar que te pidan ayuda, sino que actúa como Jesús y sé el apoyo que necesitan.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
3
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta