Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Es importante que todos nos hagamos un examen diario para ir mejorando nuestras vidas y podríamos empezar haciéndonos cinco preguntas.

Algunas preguntas

Pitágoras, uno de los más célebres filósofos de Grecia, les escribió a sus discípulos para  que todas las noches reflexionaran y se hicieran estas cinco preguntas:

  1. ¿En qué he empleado el día de hoy?
  2. ¿En dónde he estado?
  3. ¿A quién he visto?
  4. ¿Qué he hecho a favor de otras personas?
  5. ¿Qué podría haber hecho y dejado de hacer?

¿Por qué preguntarme estas cosas?

Seguramente hay muchas más interrogantes que podemos hacernos, pero estas cinco preguntas básicas, que Pitágoras sugería a sus discípulos, son más necesarias en personas que creen en Jesús y que saben que su vida tiene un plan divino.

Hacernos este tipo de evaluación todos los días, nos ayudará a no perder el enfoque, a mantenernos en el camino correcto.

Recuerda que daremos cuentas

Debemos recordar y ser conscientes de que un día, todos daremos cuentas a Dios de nuestros actos y palabras.

Pues todos tendremos que estar delante de Cristo para ser juzgados. Cada uno de nosotros recibirá lo que merezca por lo bueno o lo malo que haya hecho mientras estaba en este cuerpo terrenal.

2 Corintios 5:10 (NTV)

Todo lo que hacemos, pensamos o decimos será juzgado un día; por eso es mejor que  nos evaluemos diariamente, así podremos ir corrigiendo prontamente aquellos errores que cometemos.

Unas cuantas preguntas pueden hacer la diferencia

Muchas veces vivimos tan apurados, con tantas cosas ocupaciones que quizás no podemos detenernos a pensar y reflexionar en lo que estamos haciendo; pero si nos tomamos un tiempo para evaluar nuestra vida podremos cambiar aquellas cosas que no son buenas ni agradables delante de Dios.

Toma unos minutos cada día,  formúlate esas cinco preguntas, o las que tú consideres necesarias, y pídele a Dios que te muestre aquellas cosas que no le agradan y te impiden llegar a cumplir el propósito que tiene para tu vida.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

7
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta