Vida controlada por Cristo ¿a qué se refiere?

Vida controlada por Cristo ¿a qué se refiere?

Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. 

Mateo 5:5 (RVR1960). 

¿Realmente tu vida está controlada por Cristo? Es una pregunta que continuamente debemos hacernos, sobre todo cuando estamos pasando momentos en los que comúnmente perdemos el control.

La mansedumbre es una virtud que proviene de Dios, no se produce de forma natural en el hombre. Por esta razón es importante reconocer que somos pobres en espíritu, es decir que necesitamos de Dios. Este estado  provoca un quebrantamiento por la condición pecaminosa en la que vivimos; en respuesta ante esta situación el Señor nos consuela con su perdón. Además, nos provee recursos para que podamos desarrollar el carácter del Maestro. De esa manera tener una vida controlada por Cristo.

¿Qué significa ser manso?

Ser manso hace referencia a tener fuerza bajo control.  No quiere decir que es débil de carácter.  Más bien, significa tener fortaleza para dominar los impulsos y canalizar de forma correcta el poder que uno tiene.

La vida controlada por Cristo, nos lleva a responder con humildad ante un agravio. No se deja llevar por las emociones, más bien las tiene bajo control. Nuestro mejor Maestro, a quién debemos imitar, es Jesús. En la Biblia se relata cómo reaccionó cuando los soldados fueron a apresarlo. Analicemos qué sucedió.

En primer lugar Pedro reaccionó con violencia, cortando la oreja de uno de los siervos del sumo sacerdote. Pero Jesús le dijo:

[…] Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán.  ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?

Mateo 26:52-53 (RVR1960). 

Era injusto que Jesús fuera apresado, pero era necesario que Él se sometiera a la voluntad de Dios. El Señor tenía  el poder para derrotar a todas esas personas, pero no lo hizo en obediencia a las Escrituras. No usó su fuerza para dañar a las personas ni para tomar venganza. Más bien, curó a la persona dañada y con humildad se sujetó a la voluntad del Padre. Y todo lo hizo por amor a nosotros.

Cuando pasamos momentos difíciles, ¿está nuestra vida controlada por Cristo? ¿Nos sometemos a la voluntad de Dios? Generalmente deseamos que inmediatamente Él nos libere de la prueba porque no queremos sufrir. Si está tu vida controlada por Cristo, dirías al igual que Job: 

[…] Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.

Job 1:21 (RVR1960).

¿Esta tú vida controlada por Cristo?

Dios no nos exigiría algo que no podemos hacer. Desde el momento en el que entregamos nuestra vida a Dios, Él nos dio su Espíritu Santo. Con su poder podemos ir desarrollando la mansedumbre. Además de ello, nos dio al Maestro que es nuestro mejor ejemplo. Su historia y vivencias las tenemos plasmadas en la Biblia; ahí encontramos cómo Jesús reaccionó a diferentes circunstancias. Si deseamos conocerlas debemos leer los cuatro evangelios, luego meditarlas e imitarlas en nuestro diario vivir. De esa manera podremos desarrollar esta cualidad.

Si nuestras emociones y reacciones están bajo control, como consecuencia, podremos disfrutar la vida. Llegaremos a vivir con gozo y contentamiento; y así tendremos una vida controlada por Cristo.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de alegrarnos en los problemas

Dios nunca dijo que no tendríamos problemas por creer en Él.

¿Qué es lo que Dios ve en mí?

A veces creemos que no hay esperanza para nosotros, pero si pudiéramos saber qué es lo que Dios ve en nosotros, veríamos nuestro verdadero valor.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario