¿Cómo recibe tu corazón la Palabra de Dios?

¿Cómo recibe tu corazón la Palabra de Dios?

Nuestros corazones necesitan alimento espiritual, que es “la Palabra de Dios”; lamentablemente muchos no la valoran y ni quieren escucharla, pero deberíamos darle la reverencia que el Señor se merece.

Y Nehemías el gobernador, y el sacerdote Esdras, escriba, y los levitas que hacían entender al pueblo, dijeron a todo el pueblo: Día santo es a Jehová nuestro Dios; no os entristezcáis, ni lloréis; porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley.

Nehemías 8:9 (RVR 1960)

Entendían y lloraban al escuchar la Palabra de Dios

La historia relata que el pueblo de Israel se había reunido como un solo hombre para escuchar la Palabra de Dios. El Sacerdote Esdras, junto a Nehemías y los levitas, pusieron su esfuerzo para que ellos comprendieran las Sagradas Escrituras; es decir, no sólo se limitaron a trasmitir el mensaje, sino que, fueron “más allá”, enseñaron la Palabra y esta dio frutos.

Otro factor esencial era que ellos estaban dispuestos a aprender. Es sorprendente cómo todos recibían el mensaje del Señor, no solo escuchaban, sino que la Palabra penetraba en lo profundo de su interior, sus corazones habían sido quebrantados, y como consecuencia habían  almas entristecidas que lloraban al escuchar la Palabra de Dios.

Un corazón sensible

El Señor desea que tengamos un corazón sensible a su voz, ¿cómo están nuestros corazones? ¿la Palabra de Dios nos quebranta o estamos tan duros por dentro que no sentimos nada?

Te animo a compartir la Palabra de Dios con aquel que no conoce, muchos necesitan escuchar un mensaje de consuelo y paz en este tiempo. Por otro lado, examina tu corazón, si reconoces que está duro, pídele al Señor que cambie tu interior, porque solamente así estarás en el lugar indicado y sabrás lo que Él quiere para tu vida.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de alegrarnos en los problemas

Dios nunca dijo que no tendríamos problemas por creer en Él.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario