Please log in or register to like posts.
Blog

Aquel de tus siervos en quien fuere hallada la copa, que muera, y aun nosotros seremos siervos de mi señor.

Génesis 44:9 (RVR1960).

En este versículo vemos la respuesta que dieron los hermanos de José cuando fueron interpelados sobre la pérdida de una copa de plata; esto sucedió cuando José aún no les había revelado su identidad.

Si revisamos el resto del relato, veremos que debido a dicha respuesta, el hermano más pequeño y querido por su padre, fue encontrado como culpable, ya que la copa se encontraba entre sus pertenencias. 

Si bien en realidad ninguno era culpable, ya que la copa había sido puesta para inculparlos, la respuesta apresurada que dieron, los hizo prisioneros. De igual forma podemos terminar si nos apresuramos a hablar y no somos cautelosos con las palabras.

Por ello, es recomendable pensar bien antes de dar una respuesta comprometedora, puede ser que llevados por impulso, aunque este sea por tener la conciencia tranquila, caigamos presas de nuestras propias palabras o seamos víctimas de una trampa, como le sucedió a los hermanos de José.

Sopesemos bien nuestras palabras, considerando que ellas tienen poder no sólo para afectar a otras personas, sino también a nosotros mismos.

Pidamos sabiduría a Dios para ser prudentes con nuestras palabras y que también con ellas podamos bendecir a otros.

El corazón del sabio hace prudente su boca, Y añade gracia a sus labios.

Proverbios 16:23 (RVR1960).

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
8
0
1
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

2
8
1

Deja un comentario