El deber de los hijos pequeños y adultos

El deber de los hijos pequeños y adultos

Así como los progenitores tienen obligaciones con sus hijos, igualmente ellos poseen responsabilidades con sus padres, sin embargo, parece que con el pasar del tiempo se están olvidando de ello.

Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Efesios 6:1-3 (RVR 1960).

El deber de los hijos pequeños

La orden de los hijos cuando son menores de edad es simple «obedezcan a sus padres» no solo significa que los niños tienen la responsabilidad de obedecer, sino también que los padres deben enseñar obediencia y castigar la desobediencia. Recordemos que se trata de respetar una autoridad.

El apóstol Pablo nos da dos razones para que el hijo obedezca sus padres. Primero, dice la Biblia «obedecer en el Señor» significa que la obediencia es un deber con Dios, al obedecerles también está siendo obediente al Señor. Segundo, menciona las escrituras «porque es justo» es decir, porque simplemente es correcto que un niño respete a sus progenitores.

Aunque seas adulto tienes un deber

Si bien el hijo adulto no está bajo la autoridad de sus padres, les debe honra. La palabra griega para honor significa “apreciar, y valorar”. Honrar es darles respeto, no tienen que ganárselo porque no se trata de mérito, sino de respetar su posición, sin importar si lo “merecen”.

En el libro de Deuteronomio, Dios promete bendecir al niño obediente. Igualmente, Pablo reforzó el mandato de «honrar a los padres» con una promesa «para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra» por tanto, si deseas que ser bendecido en la etapa adulta y quieres que tus años se aumenten, no te olvides de tus padres.

¿Eres un buen hijo?

En medida que crecemos tomamos conciencia de nuestras responsabilidades, es posible que este haya sido un tema que has ignorado por mucho tiempo, en especial si tus padres han estado distanciados de ti; pero recuerda que es una responsabilidad que Dios te demandará hasta tu vejez.

Te animo a enseñar obediencia a tus hijos y recordar a tus padres, si aún están con vida todavía tienes muchas acciones que realizar, como perdonarlos, amarlos, respetarlos y cuidarlos, en este momento llámalos y fija una fecha para visitarlos, no olvides que Dios te pedirá cuentas por ellos.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Confía, recibirás fuerza para soportar

Si Dios no quita la carga que llevas, ten por seguro que encontrarás alivio al confiar en Él, porque te dará la fuerza para soportar y mostrará su fuerza en ti.

Un amor que no tiene medida

Nunca nadie nos amará como Dios lo hace. Su amor inigualable y sin medida resulta incomprensible para nuestra mente humana, pero ¡es real!

Cuando se es, no hace falta probarlo

El magnetismo, carisma y gentileza de Jesús tienen que haber sido notorios y al igual que su manera sencilla de vivir, porque cuando se es, no es necesario probar nada.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario