¿Eres adicto a la aprobación?

¿Eres adicto a la aprobación?

Hay personas que viven sus vidas tratando de complacer a todo el mundo porque están buscando su aprobación. Sin embargo, normalmente se sienten decepcionados de que las personas no reaccionen ante toda su complacencia como esperaban. Entonces, complacer será una manera de manipular para ellos, ¿cierto? 

¿Sabes quién eres?

Es igual que las personas que viven muy pendientes del «qué dirán» y en base a eso se comportan, sobre todo en público. Eso tiene un grado elevado de hipocresía porque solo están comportándose de manera de no dar pie para críticas, pero en privado o en otro entorno se comportan más relajados o como realmente son.  

Y es cierto que con la madurez es que viene la conciencia de quiénes somos realmente, mas, hemos visto casos de personas que llegan a una triste vejez sin saber qué es lo que quieren o quiénes son en realidad. No maduraron nunca. Y son, a su manera, adictos a la aprobación. Por ello, nunca fueron quienes son. No lo llegaron a descubrir.  

Así que el Señor dice: «Este pueblo dice que me pertenece; me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de mí. Y  adoración que me dirige no es más que reglas humanas, aprendidas de memoria.  

Isaías 29:13 (NTV).

Vivir buscando la aprobación o complaciendo puede ser peligroso 

Buscando vivir en armonía y sin conflictos, muchos viven así, buscando la aprobación, complaciendo a todos y eso puede ser incluso peligroso, porque no siempre te vas a encontrar con personas que deseen el bien para ti. Te pueden meter en graves problemas y vas a caer en tus redes por ser complaciente. 

Puedes caer en prácticas que no van de acuerdo con los principios en los que fuiste educado. Es posible que te metas en problemas económicos por complacer a alguien en comprarte o comprarle algo que realmente no necesitan. ¿Te ha pasado? Te puede pasar. Estate atento. 

Dios nos ha pedido que seamos astutos, inteligentes, que busquemos la sabiduría y que, si no la tenemos, se la pidamos. El campo de batalla es el mundo, porque cuando hemos sido escogidos por Él, somos seres espirituales; comportémonos como nos indicó. 

Miren, los envío como ovejas en medio de lobos. Por lo tanto, sean astutos como serpientes e inofensivos como palomas. 

Mateo 10:16 (NTV).

Y dejémonos de hipocresías. Seamos como somos, sin importarnos si alguien se burla o nos critica. Mientras tengamos claros nuestros principios, nuestros objetivos y que no estemos haciendo daño a nadie, no debe importarnos la aprobación de otros. Solo la de Dios.  


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de alegrarnos en los problemas

Dios nunca dijo que no tendríamos problemas por creer en Él.

¿Qué es lo que Dios ve en mí?

A veces creemos que no hay esperanza para nosotros, pero si pudiéramos saber qué es lo que Dios ve en nosotros, veríamos nuestro verdadero valor.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

1

Deja un comentario