Lo que consideras un problema puede ser una bendición

Lo que consideras un problema puede ser una bendición

Muchas veces, sin darnos cuenta y sin ver más allá de las circunstancias actuales, consideramos un problema lo que puede ser una bendición.

Cuentan que, hace muchos años, cierto presidente de los Estados Unidos tenía una pena: Sus ojos eran tan malos que necesitaba usar gafas constantemente para ver de cerca y otras más para ver de lejos, por lo que se veía obligado a cambiarlas muchas veces al día.

En una ocasión, un enemigo le disparó con un revolver, hiriéndolo, por lo que tuvo que ser hospitalizado con una herida en el pecho.

Después de extraerle el proyectil, el cirujano, mostrándole en una mano éste, y en la otra el estuche de sus gafas le dijo:

  • Señor Presidente, el tiro iba bien dirigido a su corazón; este estuche, guardado en el bolsillo sobre su pecho, le salvó la vida al desviar el curso de la bala.
  • Y el Presidente, dando gracias a Dios dijo: ¡Señor: y yo que creía era mi desgracia el tener que cargar siempre con mis estuches y gafas… y sin embargo, me salvaron la vida!

¿Un problema o una bendición?

¿Cuántas veces no hemos protestado y nos hemos enojado con Dios por alguna circunstancia adversa o porque las cosas no salieron como nosotros queríamos?

Sin embargo, con el tiempo hemos podido ver que nuestras decisiones eran equivocadas y que fue Dios, en su misericordia, quien permitió que las cosas no fueran como queríamos.

Es ahí cuando comprendemos que un problema podría no serlo y en su lugar, es una gran bendición.

¿No entiendes el propósito?

Muy probablemente lo que consideras un problema podría ser una bendición; sin embargo, en nuestro afán de ver resueltas las cosas en el instante y sin comprender los propósitos divinos, nos enojamos con Dios y nos sentimos frustrados por no entender el propósito de todo eso.

Confía en Dios y en sus planes, más adelante podrás comprender el propósito por el cual permitió un problema o porqué las cosas no salieran como deseabas.

Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.

Romanos 8:28 (NTV)

Deja de ver las dificultades sólo como problemas y confía en que pueden traer bendición.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

No pierdas tu tiempo para ganar dinero

En ocasiones olvidamos el orden de nuestras prioridades y escogemos perder el tiempo para ganar dinero, ¿te ha pasado?

¿Sabes qué pedir?

Cuando oras, ¿sabes qué pedir? ¿sabes qué te conviene? A veces no recibimos la respuesta que esperamos porque no pedimos sabiamente.

Con sabiduría de Dios

Mantengámonos en constante acercamiento con Dios para poder reflejarlo y poder vivir sabiamente, esa es la única manera en que lograremos tener una vida plena.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Una respuesta

Deja un comentario