Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Integrar los niños con autismo en la escuela se logra cuando son aceptados como parte de la comunidad. ¿Por qué algunos autistas lo logran?

Integrar los niños con autismo en la escuela funciona

Integrar los niños con autismo en la escuela tiene que ser una de las metas urgentes de la comunidad mundial. Según la Fundación Mayo Clinic, cada día son más alarmantes la cantidad de niños y niñas que nacen dentro del trastorno del espectro autista.

¿Qué necesitas para lograr la integración?

Maestros integradores

Los niños con autismo deben ser tratados como seres humanos, con dignidad y respeto en todo tiempo. Cuando el maestro es apasionado por enseñar logra resultados asombrosos.

Visión inclusiva

La visión del maestro integrador es clave para que se dé la integración en los niños con autismo en la escuela, sea presencial o en línea.

¿Qué hacer si mi hijo autista tiene que estudiar en línea? es un artículo recomiendo que leas.

Si por el contrario, la visión del maestro es sólo ganarse un salario acuesta de los niños dentro del espectro autismo, su enfoque entonces estará desvirtuado.

Como consecuencia de esto el maestro que solo fija su meta en el salario causa el fracaso de la integración y a parte grandes estragos en la recuperación del niño.

Empatía

La empatía hacia los niños es una problemática desde hace mucho tiempo atrás. Los niños en general necesitan de la empatía de los educadores \para lograr las metas y hacerlos progresar.

Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.

Mateo 19:14-16 (RVR1960)

La empatía hace que las personas se ayuden entre sí. La maestra empática que conecta emocionalmente con el niño autista, logra la adaptación e integración con éxito.

Te recomiendo leas este artículo: Mamá, organiza el tiempo de tu hijo autista y tu familia para integrar a tu hijo en la escuela y organizar mejor el tiempo familiar.

Educador capacitado

La empatía, la vision, el amor, una maestría en educación y mucha buena voluntad no son suficientes para lograr una integración efectiva, el educador necesita saber del autismo y cómo manejarlo.

Aunque cada niño es único y sus necesidades son diferentes, la capacitación constante del docente es imperiosamente necesaria sin excepción.

En la actualidad, al frente de las clases de integración hay una carencia de profesionales entrenados en autismo. Desafortunadamente como consecuencia las escuelas contratan personal no especializado que no tienen experiencia ni especialización en el trastorno del espectro autista.

Si deseas ser más empático, lee este artículo: Cómo desarrollar la empatía.

Edifica un futuro

Edificas un futuro real cuando logras la integración de niños especiales a la comunidad. Hay muchos educadores y profesionales que hacen una gran diferencia en la vida de los niños con autismo. Estas personas maravillosas se toman en serio su profesión y su misión en la vida.

Gracias a todos los educadores y profesionales que trabajan día a día con los niños dentro del espectro autista. Gracias por el valioso aporte a la comunidad, al propósito de Dios y al futuro de los niños autistas.


En tu experiencia, ¿lograste la integración de tu hijo con autismo en la escuela? Escribe debajo tus ideas y comentarios. Recuerda que la persona más importante para ayudar a tus hijos, eres tú. ¡Tú puedes!

Si sospechas que tu hijo está dentro del espectro autista y quieres detectar el autismo consulta urgente con tu pediatra. Envíame tus preguntas al correo electrónico [email protected].


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

FUENTE
Mayo Foundation for Medical Education and Research. (2018). Trastorno del espectro autista. Recuperado 20 de Agosto de 2020, https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/autism-spectrum-disorder/symptoms-causes/syc-20352928

Reactions

2
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Le gusta

Deja una respuesta