Siempre es más fácil criticar que trabajar

Siempre es más fácil criticar que trabajar

Seguramente conoces personas que se dedican a criticar a los demás, pareciera que todo su tiempo lo invierten en encontrar defectos a los otros, ¿no es verdad? Y es que siempre es más fácil criticar que trabajar.

Es más fácil ladrar

Isaac Murray contaba que conoció un hombre que empleaba a un gran perro para sacar agua de un pozo con una ligera noria. El animal se detenía con frecuencia y empezaba a ladrar, asustando a los que se acercaban.

El hijo del propietario les advirtió que no tuvieran miedo a los ladridos del perro porque se hallaba sujeto a la noria, y añadió:

  • Es más fácil ladrar que empujar el brazo de la noria.

Deja de criticar y comienza a actuar

Todos nosotros, en algún momento de nuestras vidas hemos criticado a alguien, volviéndonos jueces de esas personas. Sin duda alguna, es más fácil criticar que ponernos en acción.

Amados hermanos, no hablen mal los unos de los otros. Si se critican y se juzgan entre ustedes, entonces critican y juzgan la ley de Dios. En cambio, les corresponde obedecer la ley, no hacer la función de jueces.

Santiago 4:11,12 (NTV)

Nuestra parte es obedecer la ley de Dios, no juzgar a los demás porque en muchas ocasiones, sino siempre, es probable que no conozcamos la historia completa o que no hayamos estado en los zapatos de esa persona de la que hablamos.

La crítica buena

No toda la crítica es mala, existe una que no necesariamente es para juzgar, sino para corregir con amor. Cuando una persona que amamos se equivoca, lo natural es que tratemos a hacerle ver su error.

El fin de esa crítica es edificar a la otra persona, no juzgar y por lo tanto se hace con amor y empatía.

Si vas a criticar a alguien, procura que sea en amor, no con el afán de destruir a esa persona. Tratemos de siempre ponernos a trabajar, de estar en el lugar del otro antes que dedicarnos a criticar, quizás si nos ponemos en acción nuestros juicios sean menos severos con nuestros hermanos, y entendamos que el juzgar no es una atribución que nos ha sido dada.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

No pierdas tu tiempo para ganar dinero

En ocasiones olvidamos el orden de nuestras prioridades y escogemos perder el tiempo para ganar dinero, ¿te ha pasado?

¿Sabes qué pedir?

Cuando oras, ¿sabes qué pedir? ¿sabes qué te conviene? A veces no recibimos la respuesta que esperamos porque no pedimos sabiamente.

Con sabiduría de Dios

Mantengámonos en constante acercamiento con Dios para poder reflejarlo y poder vivir sabiamente, esa es la única manera en que lograremos tener una vida plena.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario