Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Cuando amamos a alguien queremos que se sienta feliz, buscamos la forma de que se sienta contento con nosotros y tratamos de agradarle en todo tiempo; puede tratarse de tus padres, algún familiar, tu novia (o), esposa (o), o un amigo cercano, ¿te ha pasado?

Por ejemplo, a mi esposo le gustan los alimentos dulces, por el contrario, yo prefiero los salados; sin embargo, este tiempo de cuarentena he aprendido algunos postres que a él le gustan, como masitas, queques, tortas y otros. A pesar de que lo dulce no es mucho de mi agrado, estoy contenta de que se sienta feliz con lo que preparo y que pueda disfrutarlo; también, sé que él se siente querido por mí al observar esta actitud.

Si amas a alguien, sólo quieres verlo feliz

Podemos contar muchas historias sobre las acciones que hacemos por las personas que amamos; pero existe una en especial que debería estar en primer lugar en nuestra vida.

Cierto día, en que las multitudes se bautizaban, Jesús mismo fue bautizado. Mientras él oraba, los cielos se abrieron, y el Espíritu Santo, en forma visible, descendió sobre él como una paloma. Y una voz dijo desde el cielo: «Tú eres mi Hijo muy amado y me das gran gozo

Lucas 3:21-22 (NTV)

En este pasaje, vemos a Jesús recibiendo el bautizo en agua; en ese momento los cielos se abrieron y le dijeron estas hermosas palabras: “Tú eres mi Hijo muy amado y me das gran gozo”. Dios estaba contento y complacido con las acciones de su Unigénito. Muchos dicen que los cielos se abrieron por la oración del Señor, pero no olvidemos que Él también tenía una vida consagrada y de obediencia.

¿Qué dice Dios de ti?

Si quieres agradar al Señor solamente tienes que seguir los pasos de Jesús. Te animo a cambiar de actitud, ser cristiano no sólo consiste en creer y pedir, va más allá; implica amar a Dios, y por ese amor buscar agradarle en todo aspecto de tu vida con esfuerzo y sacrificio.

Te animamos a tomar una decisión, no olvides que en este camino la tibieza no tiene lugar, debes ser frío o caliente.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

7
8
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta