Y tú, ¿también sientes ese vacío en tu vida?

Y tú, ¿también sientes ese vacío en tu vida?

Muchas figuras destacadas de la historia han admitido un gran vacío en su vida, y tú, ¿también sientes ese vacío en tu vida?

Algunas personas famosas

H.S. Smith, famoso historiador y filósofo, confesó a los setenta y un años: No tengo paz, mi vida está acabando la cuerda.

El gran poeta inglés Lord Byron escribió: Mis días son como los de la hoja caduca, ya amarilla. Las flores y la fruta ya no están; sólo me quedan el gusano, la podredumbre y la aflicción.

Thoreau, el escritor naturalista, admitió: La mayoría de los hombres viven en su desesperación embotada.

Ralph Barton, un caricaturista agudo, escribió antes de suicidarse: He tenido pocas dificultades, muchos amigos, un éxito estrepitoso; he ido de esposa en esposa, de casa en casa, de país en país pero estoy harto de tener que  inventar maneras de llenar las veinticuatro horas del día.

Pascal declaró: Hay un vacío creado por Dios en cada corazón que sólo Él puede llenar por medio de su Hijo Jesucristo.

Y tú, ¿también sientes ese vacío en tu vida?

Existe mucha gente que no sabe  cómo llenar ese vacío. Muchos son hombres y mujeres exitosos en los negocios, artistas de gran reconocimiento, científicos de renombre; y todos tienen algo en común: sienten ese vacío en su interior.

Muchos de ellos, con el afán de llenar ese vacío en su interior, recurren a las drogas, el alcohol, experimentan diferentes religiones, pero nada parece llenar ese vacío y muchos de ellos deciden ponerle fin a su existencia pensando que eso les dará la paz que necesitan.

La solución a ese gran vacío

Hagas los que hagas, ese vacío no podrá ser llenado de forma definitiva, por nada que el mundo te ofrezca. La única solución se encuentra en Dios. Él puede llenar ese vacío que sentimos, darnos la paz y el gozo que necesitamos porque en Él vivimos, nos movemos y somos.

El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.  Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.

Hechos 17: 24-28 (RVR1960)

Si has estado sintiendo ese vacío en tu vida, ya no busques más, pídele a Dios que llene tu corazón y empieza a vivir de acuerdo a sus planes.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿No tienes con qué pagar tu deuda?

Todos tenemos una deuda que resulta impagable por nuestros propios medios, pero Jesús ya se encargó de pagarla por nosotros, solamente debemos aceptar ese regalo.

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario