Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Se dice que hace años, los pescadores bretones antes de embarcarse por la mañana, solían orar de esta manera:

“Guárdame, oh Dios, porque mi barca es tan pequeña y tu mar es tan grande…”

Quizás no seamos pescadores y no vayamos a navegar todos los días; sin embargo, esta misma oración podríamos aplicarla cada mañana porque nuestras vidas son como pequeñas barcas en un mundo que cada día está más tempestuoso, más sacudido por problemas sociales y económicos; y probablemente podemos sumar problemas más personales como los familiares, laborales, etc.

¿Cómo empiezas tus mañanas?

Todas las mañanas, al iniciar el día podemos hacer una oración parecida a la de los pescadores, encomendando nuestras vidas y las de nuestros seres queridos al cuidado de Dios porque sólo su amor, cuidado y misericordia pueden mantenernos seguros en un mundo tan convulsionado.

Quizás tienes muchas dudas y temores acerca del futuro y lejos de ver mejoría en las cosas, pareciera que sólo empeoran. Sin embargo, te animo a tener la confianza del salmista y decir:

En cuanto a mí, yo cantaré de tu poder;  cada mañana cantaré con alegría acerca de tu amor inagotable. Pues tú has sido mi refugio,  un lugar seguro cuando estoy angustiado. Oh fortaleza mía, a ti canto alabanzas,   porque tú, oh Dios, eres mi refugio,  el Dios que me demuestra amor inagotable.

Salmos 59:16, 17 (NTV)

Dios es el único refugio seguro, a quien podemos acudir en tiempo de angustia y confiar en que Él son guardará y salvará en el día de la angustia, ¿Lo crees?

No hay una oración que debas seguir al pie de la letra, por el contrario, al orar puedes acercarte a Dios con confianza y abrir tu corazón, contarle de tus temores, de tus sueños y anhelos; puedes hablar con Él como lo harías con tu padre o alguien a quien amas mucho.

No dudes en acercarte al Señor, entrégale tus días y confía en que no hay problema ni adversidad de la que Él no pueda guardarte.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
7
0
0
0
1
Already reacted for this post.

Deja una respuesta