Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Sobre la triple puerta de entrada de la Catedral de Milán, se leen las tres inscripciones siguientes:

Sobre la primera, rodeada por una corona de rosas se lee: Todo lo placentero es por un momento.

Sobre la segunda, rodeando una cruz se puede leer: Todo lo que nos hace sufrir es por un momento.

En la tercera, más hermosa, más cera del interior, la última inscripción  declara: Lo único que permanece es lo eterno.

Tanto lo bueno como lo malo son cosas pasajeras, las enfermedades, las crisis económicas, el éxito, las posesiones, absolutamente todo es temporal. Sin embargo, las cosas eternas son las que realmente importan y quizás son de las que menos se ocupa la gente.

Lamentablemente, en medio de esta pandemia que azota al mundo, mucha gente se ha visto sobrepasada con la preocupación y la ansiedad, ya sea porque temen perder sus empleos, por miedo a enfermar, porque han perdido  familiares o amigos, por la soledad y otras causas más; tristemente algunas de ellas han tomado  o están considerando la triste decisión de terminar con sus vidas, marcando su destino eterno.

Si bien es cierto que las circunstancias actuales son críticas, lo cierto es que también son pasajeras y más allá de preocuparnos por lo terrenal, ¿Cómo está tu relación con Dios?, ¿Sigues creyendo en Él y sus promesas? Aparte de buscar los alimentos para tu bienestar físico, ¿Te estás alimentando espiritualmente? ¿Tu familia, amigos y vecinos conocen de Jesús?

Así que no miramos las dificultades que ahora vemos; en cambio, fijamos nuestra vista en cosas que no pueden verse. Pues las cosas que ahora podemos ver pronto se habrán ido, pero las cosas que no podemos ver permanecerán para siempre

2 Corintios 4:18 (NTV)

Esta crisis pasará y aunque no sabemos a ciencia cierta cuándo terminará el aislamiento, eso también pasará;  pero mientras esta pandemia dure, aprovecha para compartir sobre la esperanza eterna que tienes, es tiempo para mirar más allá de las circunstancias terrenales y buscar acercarnos más al Señor, quien es el único capaz de darnos su paz, fortaleza y protección.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

13
5
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta