Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Podemos conocer la naturaleza de Dios a través de la lectura de la Biblia. En ella encontramos que el es amor y estuvo dispuesto a sacrificar a Su único Hijo a cambio de nuestra salvación.

También encontramos versículos bíblicos que hablan sobre la misericordia de Dios, y de cómo nos la da aunque nosotros no la merecemos. Saber esto nos da confianza de que podemos acudir a Él en cualquier momento y no nos rechazará.

Versículos bíblicos sobre la misericordia de Dios

El Señor pasó por delante de Moisés proclamando:
«¡Yahveh! ¡El Señor! ¡El Dios de compasión y misericordia! Soy lento para enojarme y estoy lleno de amor inagotable y fidelidad.»

Éxodo 34:6 (NTV)

Porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios; no te dejará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que les juró a tus padres.

Deuteronomio 4:31 (RVR1960)

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones.

Deuteronomio 7:9 (RVR1960)

Mejor que caigamos nosotros en las manos del Señor, porque su misericordia es grande, y que no caiga yo en manos humanas.

2 Samuel 24:14 (NTV)

¡Alaben al Señor, porque es bueno; porque para siempre es su misericordia!

1 Crónicas 16:34 (RVA-2015)

Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

Salmos 86:5 (RVR1960)

Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira, y grande en misericordia.

Salmos 103:8 (RVR1960)

Bueno es Jehová para con todos, y sus misericordias sobre todas sus obras.

Salmos 145:9 (RVR1960)

Por lo tanto, el Señor esperará un poco y tendrá piedad de ustedes, y por eso será exaltado por la misericordia que tendrá de ustedes. Ciertamente el Señor es un Dios justo; ¡dichosos todos los que confían en él!

Isaías 30:18 (RVC)

Por lo tanto, ve y dale este mensaje a Israel. Esto dice el Señor:
“Oh Israel, mi pueblo infiel, regresa otra vez a mí, porque yo soy misericordioso. No estaré enojado contigo para siempre.”

Jeremías 3:12 (NTV)

Que las misericordias del Señor jamás terminan, pues nunca fallan Sus bondades; son nuevas cada mañana; ¡grande es Tu fidelidad!

Lamentaciones 3:22-23 (NBLA)

Pero tú, Señor y Dios nuestro, eres un Dios misericordioso, que sabe perdonar, a pesar de que nos hemos rebelado contra ti.

Daniel 9:9 (RVC)

Rasguen su corazón en lugar de sus vestidos; vuélvanse al Señor, su Dios, que es misericordioso y compasivo, lento para airarse y lleno de amor, siempre dispuesto a no hacer mal.

Joel 2:13 (BLPH)

De generación en generación se extiende su misericordia a los que le temen.

Lucas 1:50 (NVI)

Gracias a la tierna misericordia de Dios, la luz matinal del cielo está a punto de brillar entre nosotros.

Lucas 1:78 (NTV)

Sean misericordiosos, como también su Padre es misericordioso.

Lucas 6:36 (RVA-2015)

Pero Dios nuestro Salvador mostró su bondad y su amor por la humanidad. Él nos salvó gracias a su misericordia, no por algo bueno que hubiéramos hecho. Nos salvó lavándonos, dándonos una vida nueva al renovarnos por medio del Espíritu Santo.

Tito 3:4-5 (PDT)

Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

Hebreos 4:16 (NTV)

Porque el juicio será sin misericordia para el que no ha mostrado misericordia. La misericordia triunfa sobre el juicio.

Santiago 2:13 (NBLA)

Pero Dios es muy compasivo, y su amor por nosotros es inmenso.

Efesios 2:4 (TLA)

Que toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Es por su gran misericordia que hemos nacido de nuevo, porque Dios levantó a Jesucristo de los muertos. Ahora vivimos con gran expectación y tenemos una herencia que no tiene precio, una herencia que está reservada en el cielo para ustedes, pura y sin mancha, que no puede cambiar ni deteriorarse.

1 Pedro 1:3-4 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

4
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta