All posts in “Jesus”

tu mismo 123

Ser tú mismo no tiene precio.

¿Le producen admiración esas personas que andan tranquilas por la vida simplemente siendo ellas mismas? Es envidiable, cierto?

Ser honrado y auténtico comienza contigo mismo. Si estás viviendo la vida con esa sensación de estar en el lugar equivocado. Haz algo y hazlo urgentemente. Es tu vida. Nadie la va vivir por ti. No te mientas. ¿Estás desempeñándote en un trabajo que no te gusta? ¿Tus ingresos no te satisfacen? ¿Haces o estás haciendo cosas por simplemente darle gusto a los demás?

Cuando no estás cómodo contigo mismo eso se refleja y de la misma manera no permite el fluir natural de las cosas que tú crees merecer. Te queda un poquito difícil al pez treparse a un árbol. No es su ambiente natural. Valórate. Valora tu tiempo. No te quedes en situaciones que te atormentan.
Aquellas personas que transpiran autenticidad ya tienen un sello personal en la vida. Son poseedoras de un estilo y una manera particular de hacer las cosas. Su actitud es el producto de quererse a sí mismas tal y como son. Por eso parece que vivieran sin miedo a absolutamente nada.

Si te has querido lo suficiente para ser tú mismo, comprenderás que es uno de los sueños más deseados por los seres humanos, por tanto ser tú mismo implica que eres capaz de respetar y valorar a las demás personas en su individualidad.

Confía en tu don personal, lo que tienes para dar también sirve para aportar a tu lugar de trabajo o la sociedad en sí misma. Quien tiene esa autenticidad marcada muestra en los actos de su vida coherencia y cohesión. La persona auténtica posee una clara unidad entre pensamientos, palabras y acciones. También tiene claro que se puede equivocar y lo asume con auto respeto y dignidad.

Esa enorme tranquilidad de ser tú mismo, no tiene precio. De hecho es un valor agregado.

¿Es racional y lógico vivir una vida de constante autoengaño? Cuando te mientes, tarde o temprano se reflejará en alguno de los aspectos de tu vida y tendrás que enfrentar las consecuencias. Entre más rápido ubiques este conjunto de situaciones que no te traen felicidad y no te permiten la posibilidad de ser tú mismo, empezarás a encontrar los caminos viables para encontrar el propósito y destino de tu autenticidad.

Recuerda Dios te creo único, sé tú, conforme al llamado de Dios en tu vida… Los resultados en tu vida serán invaluables.

 

invitados

¿Recibiste la visita de alguien importante?

Seguramente, cuando ha llegado a tu ciudad un artista reconocido y que tu aprecias, has corrido y anunciado el evento a todos tus amigos para que te acompañen a verlo. ¿Qué hubiera pasado si esa persona famosa fuera a tu casa? Posiblemente harías tanta publicidad que toda tu ciudad podría enterarse y esto es porque que es importante para ti.  La pregunta que quiero hacerte ahora es: ¿Qué tan importante es haber recibido a Jesús en tu vida?

“Cuando le conocieron los hombres de aquel lugar, enviaron noticia por toda aquella tierra alrededor, y trajeron a él todos los enfermos.” Mateo 14:35

La palabra de Dios nos dice que tal era el impacto que tenían las personas al conocer a Jesús que no podían quedarse callados. Era tan importante para ellos que no sólo comunicaban a sus amigos sino que “enviaron noticia por toda esa tierra”  para que más personas pudieran conocerlo y también fueran bendecidos.

“Pasó Jesús de allí y vino junto al mar de Galilea; y subiendo al monte, se sentó allí. Y se le acercó mucha gente que traía consigo a cojos, ciegos, mudos, mancos, y otros muchos enfermos; y los pusieron a los pies de Jesús, y los sanó; de manera que la multitud se maravillaba, viendo a los mudos hablar, a los mancos sanados, a los cojos andar, y a los ciegos ver; y glorificaban al Dios de Israel”. Mateo 15:29-31

Por la fe que tenían trajeron consigo a más personas necesitadas para llevarlos a los pies de Jesús porque sabían quién era Él y lo que podía hacer. Aquel día todavía más personas vieron el poder de Dios y el resultado fue una gran cantidad de gente adorando y alabando el nombre de nuestro Señor.

Decimos haber conocido a Jesús y creer en Él, sin embargo nuestra actitud puede reflejar lo contrario. Muchos no hablan de Cristo y ni siquiera sus amigos saben que creen en Él. La realidad,  mi querido amigo, es que si conoces  y crees en Jesús no podrías quedarte callado para comunicar de su amor  y  llevar a más personas a sus pies.

Será importante que te preguntes: ¿A cuántas personas he llevado a los pies de Cristo? ¿Alguna de ellas en estos momentos le está dando la gloria a Dios? Recuerda que un día te presentarás delante del Señor y te preguntará: ¿A cuántos has traído contigo? Si aún no tienes una respuesta, te animo a empezar de nuevo y pedirle a Cristo que obre en tu vida. Si aún no lo conoces, debes saber que te estás perdiendo de mucho.

¡Mientras estés vivo no es tarde para volver a empezar!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Happy little baby in mother's hands

Contigo estoy protegido

Cuando los discípulos navegaban por el mar, vino la tormenta y Jesús  no quitó la vista  de ellos. Cuando vio que ellos estaban siendo presos del temor y la desesperación caminó hacia ellos y comenzó a andar sobre las aguas y cuando subió a la barca, la tormenta calmó y sus discípulos se sentían seguros con él a bordo.

Es clara ésta historia cuando nos muestra que los discípulos sólo se sintieron mejor sabiendo que Jesús estaba con ellos.

Cuando un niño frecuentemente tiene pesadillas, siente miedo en la noche, corre apresuradamente al cuarto de sus padres y se acuesta en medio de ellos porque sabe que con ellos se sentirá protegido. No importará la oscuridad ni nada de lo que suceda a su alrededor si siente que sus padres están con él.

Al igual que los discípulos y el niño nosotros debemos sentirnos seguros y protegidos por nuestro Padre. A veces los problemas, las tragedias que ocurren en nuestro entorno provocan temor, pánico en nosotros, tememos que algo malo pueda sucedernos.

Puedes comenzar a sentirte seguro al igual que el niño, aunque estés en la oscuridad, debes saber que tu Padre está contigo en esos momentos, dispuesto a cubrirte con sus alas y darte su protección y socorro.

No nos desesperemos por lo que pueda hacer el hombre pues mayor es el que está con nosotros, Él pelea por ti y no permitirá que nada te toque.

Permite que suba a tu barca, que habite contigo, que sea tu compañero diario, Él está ahí dispuesto a agarrarte la mano cuando te sientas solo y desprotegido.

“Sed firmes y valientes, no temáis ni os aterroricéis ante ellos, porque el SEÑOR tu Dios es el que va contigo; no te dejará ni te desamparará.” Deuteronomio 31:6

No temas, siéntete seguro que tu Padre está hoy más que nunca contigo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

consolar

¿Conoces al precioso Espíritu Santo?

¿Sabías que aun después de ser salvo, el ser humano no puede tener una vida de fe continuamente victoriosa, en permanente crecimiento, a menos que siga creciendo en la Palabra por medio del ministerio del Espíritu Santo?

Y yo rogaré al Padre,  y os dará otro Consolador,  para que esté con vosotros para siempre.  Juan 14:16.

Cuando Jesús se encontraba en la tierra con sus discípulos, no era solamente su Señor que no les podía fallar, era el Consolador que los cuidaba, los alimentaba, los sanaba y los mantenía libres de los ataques del enemigo. Por eso, cuando los iba a dejar, los discípulos se sentían como huérfanos desconsolados. Ese protector y amigo fiel los estaba dejando. Ellos no comprendían la promesa.

Así como Cristo, caminaba, consolaba, guiaba, sostenía, fortalecía  y era amigo de los discípulos, así también el Espíritu Santo quiere ser con nosotros. Jesús dijo: para que esté con vosotros para siempre.

Muchos creyentes no se dan cuenta de que, así como no teníamos poder para hacer lo que es justo cuando nos hallábamos en pecado, de la misma manera, después de haber nacido de nuevo carecemos de poder en nosotros mismos para alcanzar la justicia y la santidad a menos que contemos con la ayuda poderosa del Espíritu Santo.

Los discípulos eran amigos de Jesús y caminaban con Él, ¿eres amigo del Espíritu Santo? ¿Le hablas así como los discípulos le hablaban a Jesús? ¿Permites que él te cuide, así como Cristo cuidaba a los discípulos? ¿Es el Espíritu Santo tu amigo así, como Cristo era amigo de los discípulos?

Tal vez sientes que no tienes una vida victoriosa, ni una fe que va creciendo día a día,  sólo tienes constantes caídas, debilidades y  muchos problemas. El Espíritu Santo quiere ayudarte así como Cristo ayudaba a los discípulos.

Es tiempo de reflexionar sobre cómo esta nuestra relación personal con el Espíritu Santo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

alone

No duermas en tus cuatro paredes

Hace poco se realizó una campaña en las calles, que tenía como uno de sus fines el que las personas pudieran conocer una iglesia que recién se está levantando y en la cual podrían escuchar la palabra de Dios. Lastimosamente no pude colaborar  como deseaba, debido a las ocupaciones que presentaba ese momento, pero grande fue mi sorpresa al ver a tantos adolescentes y jóvenes nuevos que ese día recibieron al Señor. Fue ahí que  me di cuenta que me estaba perdiendo de lo más importante: ¡No estaba donde Dios quería que esté!

Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos. Mateo 9:36-37

Jesús salió a las calles a predicar la palabra de Dios y al ver a tanta gente necesitada tuvo compasión de ella, porque no tenían alguien que los guíe. Él menciona que hay mucho trabajo pero que lamentablemente los obreros son pocos.

Referente a esto en una ocasión observé  un gráfico en el que  personas, fuera de una iglesia, mostraban letreros que decían: “¡Cristianos afuera! ¡Cristianos afuera!” Al principio no lo entendí bien, hasta que finalmente leí la parte final que decía “Se necesita que los cristianos no estén encerrados en cuatro paredes, nosotros quisiéramos escucharlos”.

Existe una frase muy conocida: “ojos que no ven, corazón que no siente” Si nosotros como iglesia permanecemos encerrados en nuestras cuatro paredes, siguiendo sólo nuestra propia agenda, rutina, actividades, etc., continuaremos siendo insensibles a las necesidades de los de afuera, he ahí la necesidad urgente de salir. Es necesario primero ver para luego sentir. Jesús veía y en su corazón nacía compasión por los demás.

En las calles hay mucha gente necesitada como los encarcelados, huérfanos, pobres, enfermos, atribulados y la lista podría continuar. Sin embargo, son pocos los que entienden y hacen algo por ellos mientras que la mayoría  de las personas están  totalmente ocupadas en sus actividades.

Alguna vez te has preguntado ¿qué haría el Señor Jesús si estuviera en la tierra?, ¿estaría encerrado en cuatro paredes? Creo que sabemos la respuesta. No es malo estar ocupados en actividades dentro la iglesia, el error está en sólo preocuparnos por nosotros mismos  y olvidarnos que los demás necesitan escuchar la buena noticia que un día también nosotros recibimos.

Si tú eres un discípulo de Jesús, hazte la siguiente pregunta: ¿A cuántas personas les hablé de Jesús? Querido amigo, si Jesús salía a las calles, nosotros también debemos seguir ese ejemplo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

PicMonkey Collage

Buenas Noticias!

Esta semana fue una semana muy especial para El Arranke, ya que  llegamos a los 13.000 seguidores en nuestra página de Facebook.

El pasado martes 15 de Julio a las 7:00AM hora Miami (durante la segunda hora del show) celebramos al aire y en vivo este gran regalo.

Cada vez que podemos gustar a 1000 personas más en la red social, son 1000 personas más que nos permiten entrar en sus hogares, son 1000 personas más a las que podemos informar, complacer y alegrarles el día y lo más importante, son 1000 oportunidades más para poder esparcir el mensaje salvación de Jesús.

Nos emociona y nos deja sin palabras lo mucho que ha crecido el programa y ver como sigue y sigue creciendo y llegando más lejos. Estamos conscientes que estos logros no son nuestros, son logros que Dios nos permite obtener y estamos profundamente agradecidas por su bondad y gracia; al igual que estamos agradecidas que TÚ como oyente, televidente o seguidor en Facebook nos regales tu tiempo y espacio para escribirnos, saludar o simplemente pedir una canción.

TRECE MIL GRACIAS por ser parte de nuestra familia y por ayudarnos a alcanzar nuestro sueño de llegar a miles y miles de personas.

Aqui te dejamos un video de agradecimiento

 

 

pecses

La fe por sí sola no es suficiente…

¿Cuál es el ingrediente más importante en la búsqueda del éxito? En otras palabras, cuando uno mira a cualquier historia sobresaliente de alguien que hizo posible lo que todos pensaban que era imposible, ¿qué lo llevo a triunfar donde otros fracasaron? O si tú ves a alguien que simboliza la clase de búsqueda que deseas para ti, ¿qué tiene esa persona que tú no tienes?

“Tienes que comenzar con un sueño”; anhelos, visiones, esperanzas y deseos, algunos de los cuales se relacionaban con tener un hogar, seguridad financiera, una carrera distinta, un trabajo mejor pago, o simplemente un trabajo. Los sueños pueden motivarte e inspirarte más que ninguna otra cosa, si crees que eres capaz de realizarlos, pero si no tomas las medidas necesarias para lograrlos, estos se convierten en espejismos que rondan en tu mente.

Entonces, la fórmula que se le ocurrió a Thomas Edison sobre la manera en que se debe persistir, ¿no consistía en un 10% de inspiración y el 90% de acción? Yo tuve que digerir esta verdad. Si el 10% es soñar – creer que puedes lograrlo sin importar dónde estás ni las condiciones en que te encuentras – ¿significa entonces que el 90% es acción? Como lo reflejó cada escalofriante y explosiva historia sobre persistencia que me cautivó, la acción sola no era la parte crítica, porque puede ser que caminar sin ninguna dirección te lleve a andar en círculos, o no muy lejos. Mi conclusión fue que el ingrediente clave, la única cosa que marca la diferencia entre los que hacen y los que no hacen, es algo muy sencillo y tangible que se llama: un plan. De ahí que, un sueño es sólo un sueño, sin no existe un plan. ¿Y dónde consigues un plan? ¡Tú lo construyes! con Dios de tu lado, en oración y con la guía del Espíritu Santo, dando todo lo que necesitas para cumplir lo que Dios te ha puesto hacer; Dios quiere que sus sueños en ti se cumplan y se lleven a cabo, atravez de la fe en Jesús; ¿de qué le sirve a uno decir que tiene fe si no lo demuestra con sus acciones?  Como pueden ver, la fe por sí sola no es suficiente. A menos que produzca buenas acciones, está muerta y es inútil. Santiago 2:14-17

 

money rapido

¿Es negocio obtener ganancias rápidas ?

Pretender obtener ganancias rápidas de un negocio es un pensamiento “normal”. Pero, en el ámbito del comercio, bien sea de un servicio o de un producto específico, jamás se puede olvidar que un trato hecho dentro de la honestidad y la corrección, es un valor agregado y quizás uno de los más importantes en el largo plazo.

Usted volverá a hacer tratos con aquel que ha sido correcto con usted. Nadie gusta de ser engañado. De forma paradójica, quienes más se irritan al ser timados, son aquellos que se consideran especialistas en el teatro de la deshonestidad.

Se habla mucho de “aquellos tiempos” en que solo la palabra valía para cerrar un trato. Debe seguir siendo así. Timar, engañar, no cumplir lo pactado, afecta su imagen en el futuro.

Hay varios casos renombrados de personas que arruinaron su imagen engañando al público, entre ellos:
Un maratonista en 1904 durante los Juegos Olímpicos, que corrió más de la mitad de la prueba en un automóvil y de repente apareció en el momento estratégico para ganarla.

El “ganador” de varios Toures de Francia, en los cuales participó bajo el efecto del doping. Vendiendo además una historia de dolor y sacrificio, ya que de manera coincidencial, en esa época, el experimentaba cáncer en los testículos. Este deportista pensó que jamás iba a ser descubierto. Cuando la verdad sale a relucir, pidió excusas públicas, su mayor vergüenza, dicho por el mismo: haber perdido la credibilidad de su familia.

Dos artistas, que en su espectáculo, jamás cantaron, hacían doblaje, llegaron a recibir un premio Grammy.

En negocios, todos los esquemas que han prometido “muchas ganancias a corto plazo”, tarde o temprano han sido descubiertos.
El engaño no es duradero, por más que parezca. El “engaño” es justamente eso y cuando se desvanece en esencia no queda nada.

¿Por qué vale la pena ser correcto? Ante todo por la tranquilidad personal. Por la paz diaria. Por salud mental. Por respeto a los demás. Por cumplir una de las reglas de oro tanto de los negocios como de la vida: “No hacer al otro lo que NO quiero que me hagan a mí”.

Ser correcto es pensar en el mañana. Es tener muy clara la relación causa-consecuencia que existe en todos los eventos de la vida.
En negocios es definitivo y crucial ser honesto, es la siembra que se hace para recibir la cosecha más adelante; y sobre todo porque todo sale a la luz… Lucas 8:17.

orar

¿Como enseñarle a los hijos a orar?

El enseñarle a los hijos a orar es uno de los legados espirituales más importante que un padre o una madre cristiana les puede dejar a sus hijos.  Con instrucción y el ejemplo de los padres, los niños pueden aprender que Dios desea comunicarse con ellos, que el Señor atiende sus peticiones y que hay poder en la oración.  Desde una edad temprana, el enseñarles orar a sus hijos alimentará la vida espiritual de sus pequeños y les ayudará a formar una solida relación con Cristo.

Nunca es demasiado temprano para enseñarles a los hijos a orar.  Aun antes que sus niños puedan hablar, tome el tiempo para abrazarlos, bendecirlos y orar por ellos.  Al estar enfermos no dude de imponer manos y orar por la sanidad de sus pequeños (Santiago 5:14-15).  Cuando sus hijos ya puedan hablar guíeles en oraciones simples que ellos puedan repetir.  Al poder hablar bien, permita que los niños dirijan la oración y felicíteles al hacerlo.  En lo posible, tome el tiempo para indagar y orar por las peticiones de sus pequeños.  El orar por peticiones, juntamente con sus hijos, alentará a sus pequeños a que expresen sus anhelos a Dios por medio de la oración.  Recuerde Proverbios 22:6, “Instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”

Use la Biblia para enseñarles a sus pequeños de que Dios desea tener una relación personal con ellos.  Lea con ellos Marcos 10:13-16, donde Jesús tomó el tiempo para abrazar, bendecir y orar por lo niños.  Cuéntele a sus hijos sobre como Dios se comunico con Samuel cuando este era un niño o como Josías llego a ser rey cuando tenía solamente ocho años (1 Samuel 3 y 2 Reyes 22:1).  Sus niños, por medio de la Biblia, deben aprender que la edad no es un impedimento para que Dios los use o se comunique con ellos.  Explíqueles que el orar es una vía personal para conectarse con un Dios que les ama, escucha y atiende.

Ese mismo Dios que atiende y ama al niño también tiene el poder para contestar peticiones.  Aumente la fe de sus pequeños leyéndoles historias Bíblicas que testifican sobre el poder de la oración y la fe.  Comparta con sus hijos testimonios como el de Ana que oró por un hijo y Dios se lo concedió, dígales del niño de Sunem que resucito cuando Eliseo oró o que cinco mil personas fueron alimentadas cuando Jesús oró para multiplicar los dos peces y cinco panes que un niño ofrendó (1 Samuel 1, 2 Reyes 4:8-20, Juan 6:1-15).  Combine las historias de la Biblia con testimonios personales que atesten que Dios aun sigue escuchando y contestando oraciones.  Los testimonios de oraciones contestadas, ayudarán a sus hijos a crecer en fe y les motivarán a presentar sus necesidades al Señor en oración.

Si usted quiere que sus hijos sean personas que oran, sea usted un ejemplo de alguien que volara y practica el orar. Recuerda se ora porque se ama a Dios y existe un deseo genuino por alimentar una relación intima con Jesús.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ

 

ultimo dia

¿Preparado (a) para el último día?

Hace unos días  celebramos el 2do aniversario de El Antivirus, y el cuarto año de mi cuarta década.  Recibí muchas felicitaciones y deseos de bienestar. Para mí fue agradable que algunos pensaran que tenía hasta catorce años menos.  Lo cierto es que el tiempo sigue su marcha sin detenerse a esperar por nosotros.   Cada décima, segundo, minuto, hora, día, semana y año que ha transcurrido,  ha sido un regalo intangible para lograr nuestro propósito.  Depende de ti y de mí aprovechar diligentemente este invaluable obsequio divino para completar nuestra asignación en la vida. La semana pasada decidí retomar mi rutina de ejercicios al correr y caminar temprano en la mañana antes de llegar a mis labores en la oficina de CVCLAVOZ.

Tengo la costumbre de utilizar el cronómetro para medir el tiempo invertido en la distancia completada de ese día. De esta  manera puedo evaluar la efectividad del ejercicio realizado en dicha actividad deportiva. Una vez terminé de ejercitarme, procedí a prepararme el desayuno y la vestimenta apropiada para iniciar mis funciones.  En la tarde de camino a buscar a las niñas en el colegio estuve a punto de ser golpeado por otro vehículo en la carretera interestatal de la ciudad donde vivo. Minutos más tarde, un colega ministerial estaba en cuidado intensivo por los golpes sufrido a causa de un accidente en motora.  Luego le dedico tiempo a las noticias internacionales y descubro la muerte de artistas y personalidades de la política, la cultura y el arte. Todo esto apenas empezando la jornada laboral. Al finalizar con la producción radial tuve que reflexionar camino a casa. Pensar en lo frágil y fugaz que es la vida.  Cuanto tiempo perdemos en muchas ocasiones en asuntos triviales que nos distraen y roban demasiadas energias. ¿Cuando será mi momento?  ¿Estaré listo para dejar este mundo?  ¿Completé mi encomienda?

Hace unos días estuve escuchando una canción del duo Tercer Cielo que lleva el título “Como si fuera mi último día”.  Esa canción, que me ha inspirado a redactar este nuevo contenido editorial para ustedes presenta una realidad que muchas veces es subestimada.   ¿Cuanto daríamos para enmendar los tropiezos? ¿O dar marcha atrás para corregir decisiones dolorosas? ¿Se puede evitar los recuerdos de las oportunidades que dejamos pasar?  ¿Y que de aquellas batallas mentales que nos recuerda todo lo que no hicimos por temor?  ¿Se puede eliminar el dolor del alma producido por algún suceso inesperado? Claro que sí!  Toda historia triste puede tener un final feliz. Una herida o enfermedad dolorosa puede tener una sanidad.  El proceso de recuperación y realización dependerá mucho de nosotros. Es oportuno mencionar que Jesús dijo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” (Juan 14:6) y “Vengan a mi todos los que estén cansados, abatidos, insatisfecho, que yo les daré descanso” (Mateo 11:28).   Ambas declaraciones ofrecen la seguridad que El ha decido dirigir nuestros pasos y ayudarnos a maximizar nuestras fuerzas para alcanzar nuestro destino en El y para El. Nuestros tiempos están protegidos y garantizados bajo la protección de su mano (Salmo 31:15). Además tener atención al consejo de Dios nos trae satisfacción (Eclesiastés 12:1).

Hoy,  pudiera ser nuestro último día. Lo que no hicimos, no importa, sino lo que podemos hacer.  Vamos levántate, camina e inicia tu recorrido hacia todo aquello que estás por terminar. Revisemos nuestro calendario y comencemos  por el principio hasta completar todo lo que fuimos diseñados para hacer.  Si tenemos que perdonar, perdonemos;  si es olvidar, olvidemos; si hay que restituir, restituyamos y si tenemos que empezar, empecemos  de una vez. Que nada impida que Dios sea nuestro aliado  y el tiempo nuestro testigo. CVCLAVOZ

pocos

¿Son pocos los que se salvan?

Todos quieren llegar al cielo y salvarse, basta con tocar el tema para darse cuenta de que no hay persona que no tenga ese deseo. Sin embargo, ¿Te has preguntado cuántos realmente se salvarán?

“Pasaba Jesús por ciudades y aldeas,  enseñando,  y encaminándose a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor,  ¿son pocos los que se salvan?  Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta;  porque os digo que muchos procurarán entrar,  y no podrán”. Lucas 13:22-24. 

A la pregunta “¿Son pocos los que se salvan?” Jesús responde: esfuércense,  porque muchos procurarán entrar y no podrán ¿Qué significa esto? ¿Por qué muchos procurarán entrar y no podrán?

Debemos entender primero que la puerta es angosta y esto se debe a que Jesús es la única puerta, no hay otras. He aquí la respuesta a porqué muchos no podrán entrar: eligen que llegarán al cielo utilizando otras puertas y no la verdadera y única que es Jesucristo.

Entrar por la verdadera puerta tiene un requisito: el arrepentimiento. Nadie podrá entrar si no está dispuesto a arrepentirse y cambiar su estilo de vida. Aquí es donde las palabras de Jesús cobran vida porque muchos procurarán entrar sin arrepentirse y como consecuencia no podrán y se perderán.

“Entrad por la puerta estrecha;  porque ancha es la puerta,  y espacioso el camino que lleva a la perdición,  y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta,  y angosto el camino que lleva a la vida,  y pocos son los que la hallan”. Mateo  7:13-14. 

Muchas personas eligen la puerta ancha porque ésta no demanda a nadie arrepentimiento, ni una vida sacrificial. Ofrece placeres y satisfacción para uno mismo, no condena el pecado, hace que la vida sea más placentera. No quieren venir a Jesús porque no están dispuestos a renunciar a esa comodidad.

Lo más triste de todo es que muchos procuran llegar al cielo con buenos deseos, pero no es suficiente. Cuando alguien muere, la expresión más utilizada por muchas personas que no conocen a Dios es: “Se fue al cielo” o “Ahora está con el Señor” Sin embargo, la palabra de Dios dice que es necesario conocer a Jesús como Salvador, llevar una vida como Dios demanda, en Santidad y rectitud de corazón, luchando cada día con el pecado que nos aleja de Dios.

Querido(a) amigo (a) debes examinar tu vida cada día y ver si estás llevando una vida de arrepentimiento, santidad, rectitud de corazón, y comunión con Jesucristo.

Si no es así, es tiempo de tomar una decisión de arrepentirte, disponer tu corazón y pedirle a Dios que te ayude a llevar una nueva vida.

¿Quieres ir al cielo? ¡Esfuérzate por entrar por la puerta angosta y sigue sus pasos!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

R

¿Seguir a Jesús?

Una de las ironías más grande de la vida es ser  admirador(a) o seguidor(a) de personalidades famosas que no conocemos personalmente.  Miles se dedican a conocer sobre la vida de su artista preferido por causa de los medios masivos de comunicación.  Coleccionan fotos, reseñas en medios impresos, autógrafos, camisas, discos y hasta boletos de los eventos donde han asistido.

En la era digital e informática, las plataformas sociales nos permiten verlos y sentirlos muy cerca aunque sea  en una pantalla de televisión, un computador, una tableta o un teléfono móvil.  Muchos viven apasionados de la trayectoria de sus artistas y hacen lo imposible para lograr acceso a ellos.  Se proponen conocer el itinerario de sus giras musicales.  Viajan a los países donde se presentarán sus conciertos o sus conferencias de prensa para anunciar sus actividades. Hacen reservaciones en  hoteles y restaurantes cerca del hotel donde saben estará hospedado su famoso ídolo.   Los llamados “fans” o “seguidores”,  en la gran mayoría de los casos comen, visten, hablan, actúan, reaccionan y leen todo sobre ellos o como ellos.

Sin restar merito por la lealtad que puedan merecer las personalidades de la música, de la literatura, el cine, el deporte,  y el entretenimiento en general, la realidad es que en la mente de los artistas y famosos no queda el mínimo recuerdo de sus  histéricos  “fanáticos”.  Es una realidad limitada a la admiración nada más,  a pesar de que  los artistas son famosos y millonarios por causa del fanatismo de sus seguidores.

Por otro lado, también en el mundo eclesiástico no faltan las “personalidades sagradas” que disfrutan  la adulación de sus “divinos seguidores”.  Los encontramos congregaciones, en ferias, en conciertos, en congresos, en seminarios y hasta en las redes sociales por supuesto.  Un momento, sé que hay excepciones, sí, pero muy pocas.  Cuando enciendo canales de televisión, frecuencias de estaciones de radios, o enlaces en el internet, puedo ver que muchos “famosos del Reino” hablan de Jesús pero sin reclamar absoluta devoción para el Rey de reyes y Señor de señores.

Seguir a Jesus es más que un persuasivo  mensaje, una inspiradora canción o una declaración profética que reclama dominio aquí y ahora.  Requiere más que eso.  Implica estar dispuesto a dejar nuestra propia avaricia y ambición, por causa de seguirlo a El.  Exige un desprendimiento de nuestra naturaleza egocéntrica y dominante para menguar por causa de Su nombre.

Hace unos días me encontré con la historia del pastor peruano Rómulo Sauñe.  Este “Seguidor de Jesús” murió asesinado a plena luz del día por un terrorista integrante del Sendero Luminoso en 1992.  Fue acusado de engañar a la gente por predicar el mensaje del evangelio de Jesús y sentenciado a muerte por dedicar su vida a traducir la Biblia al Quechua-Ayuacucho.

¿Alguien recuerda la vida del pastor Rómulo?  Al menos en el cielo celebraron su muerte y hoy miles pueden imitar su valiente devoción de amar y perdonar a sus verdugos hasta en el momento de caer abatido por los disparos.

La trayectoria del mártir peruano Sauñe debe persuadirnos a desear ser un “Seguidor de Jesús”.CVCLAVOZ

Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus apretando aquí: http://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!