Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos
Pregunta de nuestra audiencia:

«Tengo un novio que no es cristiano y me trata mal. ¿Qué puedo hacer?»

Una relación abusiva evoluciona para mal. Comienza con algo pequeño y cuando pasa el tiempo puede llegar a ser incluso fatal. Si tu novio no te trata bien, te pide perdón y luego vuelve a lo mismo, estás en un círculo vicioso que no terminará hasta que tú le pongas un final. (Para aprender a distinguir otras señales de violencia en una relación, leer ¿Estás en una relación abusiva y no lo sabes?)

Tu novio no te respeta ni te trata como debería porque no tiene a Jesús en su vida. Dios nos da amor para amarlo a Él, a nosotros mismos y a los demás; y esto se refleja en todas las áreas. Seguir fielmente a Cristo nos hace mejores personas, ciudadanos, amigos y parejas. Esto se debe a que un verdadero cristiano sigue los principios que se encuentran en la Biblia y procura hacer el bien a sus semejantes.

Si llevo a mi novio a la iglesia, ¿cambiará?

No, asistir a la iglesia no cambiará a tu novio. El único que puede hacer eso es Dios a través del Espíritu Santo (Juan 16:7-11). Tu novio puede ir a la iglesia y convertirse en cristiano, pero si no tiene una verdadera relación con Jesús, su vida seguirá igual y su trato hacia ti tampoco cambiará.

¿Puedo mantener mi relación de noviazgo con él?

En la Biblia encontramos que la relación entre una pareja es como la de Jesús y la iglesia (Efesios 5:22-33). Jesús no solo ama a la iglesia, sino que estuvo dispuesto a sacrificarse por ella. El comportamiento de Jesús hacia la iglesia es un modelo para las parejas que quieren tener éxito. Es por esta razón que un verdadero creyente no puede estar en una relación sentimental con alguien que no comparte la misma fe.

puedes continuar tu relación con tu novio, pero no debes. Dios tiene un plan especial para tu vida y eso incluye a una persona que pueda estar a tu lado para amarte, apoyarte y animarte, y con quien puedas pasar el resto de tu vida. Los planes de Dios siempre son perfectos (Jeremías 29:11) y al continuar una relación que sabes que está mal, perderás las bendiciones que Él tiene preparadas para ti.

La elección está en tus manos, pero recuerda que no hay nada mejor que confiarle tu futuro a Dios.

 
 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta