Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

El aprender a comunicarnos de manera correcta es el sueño de toda persona. Muchos saben hablar, pero pocos logran hacerlo de forma asertiva.

Qué es la comunicación asertiva y cómo desarrollarla

La comunicación asertiva es una forma de comunicación eficaz que permite que las relaciones interpersonales se fortalezcan. Su base esta en el respeto por uno mismo y por los demás.

Como es sabido, en toda comunicación hay 3 elementos básicos involucrados: un emisor, un receptor y un mensaje. En este tipo de comunicación se pone especial énfasis en el mensaje como protagonista de ese inter-juego. Aquí la famosa frase: «no importa que dices sino cómo lo dices», es primordial.

En algún punto la forma en que nos comunicamos nos definirá a la hora de relacionarnos, por eso considero fundamental el adquirir herramientas que nos orienten para tal fin.

5 consejos para comunicarte con asertividad

Para que puedas comunicarte con asertividad es necesario que prestes atención a ciertos aspectos que la caracterizan.

En primer lugar, la postura corporal. Es muy importante dado que habla por sí sola en el momento de estar comunicando algo.

El segundo aspecto es la gestualidad, ya que los gestos refuerzan el mensaje que quiero trasmitir.

El tercer componente es la articulación, cómo pronunciamos las palabras, el tono de voz, y la manera, hacen al mensaje que queremos trasmitir.

En cuarto lugar, la reciprocidad, que significa tomar en cuenta los tiempos de la comunicación. Cuándo hablar y cúando escuchar al otro, hará que la comunicación sea más fluida y dinámica.

Por último, tener en cuenta la localización en el momento de comunicar algo, hará que el mensaje que queramos trasmitir redunde en respuestas positivas. Si optamos por un lugar tranquilo y seguro las personas suelen estar mas dispuestas y comprensivas. Tener en cuenta el mensaje y el lugar en donde se lleva a cabo hacen a la efectividad de la respuesta.

Cómo desarrollarla para tener éxito en tus vínculos sociales y laborales

Es importante que puedas tomarte un minuto antes de comunicarte y pienses cuáles son tus objetivos, qué quieres lograr en la persona que te está oyendo; y cuáles son las herramientas con las que cuentas en ese momento específico (es en forma personal, tienen una buena localización, tu postura corporal es la adecuada, etc.).

En segundo lugar, esfuérzate por mostrar interés en quien te está hablando; esto prepara el terreno y genera mayor confianza y cercanía con el que esté del otro lado.

Por último, ten en cuenta el tiempo que dedicas al hablar y escuchar. Debes tener cuidado de no estar haciendo un monólogo que termine entorpeciendo tu mensaje.

Teniendo en cuenta todo lo aprendido hoy, hay tres conceptos claves que tienes que llevarte luego de haber leído este artículo:

  1. Siempre estás comunicando, incluso cuando no usas palabras.
  2. La forma en la que comunicas hace que los demás te definan como persona.
  3. Puedes convertirte en un líder que sepa comunicar asertivamente.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
3
0
1
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta