Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos
Todos queremos tener éxito en las cosas que emprendemos, y por ello nos esforzamos para que lograr lo que queremos. Sin embargo, hay personas que no solo dan lo mejor de ellos para obtener su meta, sino que se fijan hasta en el mínimo detalle y quieren que no exista ningún error.

A menudo, es fácil identificar a una persona así, pero nos cuesta saber si uno mismo es perfeccionista. Cuando es nuestro caso, nos parece difícil de creer, ya que nuestro comportamiento parece normal.

Sin embargo, hay estudios que afirman que ser perfeccionista puede causar problemas en las relaciones e incluso en la salud mental; por esta razón es que debemos examinarnos e identificar qué prácticas pueden estar causándonos daño.

Señales que demuestran que eres perfeccionista

Tienes una rutina estricta

Uno de los consejos más frecuentes para tener una vida organizada es tener rutinas y horarios para manejar bien el tiempo. No obstante, una persona perfeccionista no comprende que hay situaciones que pueden interrumpir sus planes.

El consejero licenciado de salud mental, Anthony Smith, dice que esto se debe a lo siguiente.

Una rutina perfecta ayuda a saber qué esperar y, por lo tanto, hace que uno se sienta en control. […] también se considera un signo de disciplina y dedicación, insignias de autocontrol que seguramente otros tendrán en alta estima a la persona y, por lo tanto, se cree que es una barrera para que otros la vean como débil.

Si bien las rutinas pueden servir para mantenernos enfocados, molestarse, incomodarse o sentirse mal porque algo inesperado se presentó, puede ser un signo de perfeccionismo.

Prestas atención excesiva a los detalles

Alguien que es perfeccionista tiene se concentra tanto en los detalles que cada actividad que hace, por más que sean recreativas, que siente que tiene que planear todo. Su minuciosidad puede incomodar a otros, ya que no se centra en una labor con el afán de disfrutarlo, sino de que sea perfecto.

Smith dice que esto puede afectar las relaciones interpersonales, ya que «los perfeccionistas patológicos a menudo no son buenos compañeros de proyecto en la escuela o el trabajo porque exigirán el control de la tarea, por lo que los detalles se atienden «correctamente»».

Sigues reglas estrictas

Una persona perfeccionista se caracteriza porque sigue las reglas al pie de la letra. Ahora bien, esto no significa que las personas que desobedecen las leyes y reglas son mejores; de hecho, no hay nada de malo con seguir las reglas; pero un perfeccionista lo hace porque tiene una motivación diferente.

Alguien que es perfeccionista quiere ser visto como impecable y que no tiene ninguna falla; y es por esa razón que cumple las reglas. No quiere tener ningún error, por lo que hará que cada regla cumplida sea como un justificador más de cuán perfecto es.

Te cuesta tomar decisiones

Ser indeciso puede ser una señal de perfeccionismo, esto se debe a que «las personas con una inclinación perfeccionista tienen una inmensa incapacidad para tomar decisiones por temor a tomar la decisión equivocada», según Smith.

Debido a que un perfeccionista presta una atención excesiva a los detalles, pierde el tiempo buscando con detenimiento cada opción y al final nunca llega a tomar una decisión.

Si bien ser exhaustivos en la investigación e información de un tema puede ser de beneficio, en algunas instancias se vuelve un problema porque nos estanca. Y si una persona tiene por costumbre evadir la toma de decisiones por temor a fallar, entonces puede convertirse en un problema.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

FUENTE CONSULTADA
Smith, A. (2022). 4 Troubling Signs of Perfectionism. Psychology Today. Recuperado el 13 de julio de 2022, de https://www.psychologytoday.com/intl/blog/and-running/202206/4-troubling-signs-perfectionism.

Reactions

6
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta