Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

En ocasiones nos decimos que amarnos a nosotros mismos es egoísmo; y yo digo que no: es amor propio. Cuando nos comenzamos a amar a nosotros mismos descubrimos que no tiene nada de malo ser algo egoísta, pero no se trata de eso. Según la Real Academia Española, el egoísmo es:

Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás.

Egoísmo vs. Amor propio

Es imposible que el amor propio sea egoísmo ya que ese amor es importante para poder amar a los demás. Necesitamos crear un balance entre amarnos a nosotros y amar a los que nos rodean; por lo que ser egoísta no cabe en nuestro propósito cuando la finalidad es poder amar a otros para demostrar su amor a otros.

¿Cómo cultivar el amor propio?

Un buen comienzo a una jornada de amor propio es cuando conoces que eres único, especial, que tienes propósito, que eres suficiente, que eres capaz, y que no eres un accidente, que Dios envío a su único hijo a morir por ti, por que te ama.

A medida que empecé a quererme, dejé de ansiar tener una vida diferente, y pude ver que todo lo que me rodeaba me estaba invitando a crecer. Hoy en día lo llamo «madurez».

Charlie Chaplin

Es momento de pasar tiempo contigo mismo para que te descubras y te conozcas a ti mismo. Es importante y vital que sepas estas cosas de ti para que puedas amarte. Amarte es el arte de poder verte como Dios te ve, sin ser egoísta.

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Mateo 22:36-40 (RVR1960)

Dios dice en Su Palabra que debemos sembrar para cosechar, entonces debemos mostrar el amor propio amando a otros. La mayor prueba de amor fue en el madero y en esa cruz, Jesús mostró su amor dejando su vida en el calvario. Razón por la que cuando mostramos el amor de Dios por medio de amar a los demás, se invalida el egoísmo y se manifiesta el amor de Dios en los demás. A su vez, su amor es manifiesto al dejar de ser de nosotros para bendecir a los demás.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
1
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta