Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Las terapias con los caballos benefician a los niños con autismo en muchas áreas. ¿Sabías que al montar un caballo se activan más de trescientos músculos?

La equinoterapia beneficia a los niños con autismo estimulando y fortaleciendo diversas áreas de su desarrollo. Por esta razón cuando un niño con autismo monta y cuida un caballo como resultado se ven grandes mejoras en su salud.

¿Qué áreas los caballos benefician a los niños con autismo?

1. Mantener el equilibrio

Unos de los grandes desafíos que el niño autista enfrenta con su cuerpo es la ubicación del mismo en el espacio. Por eso mantener el equilibrio durante el paseo es uno de los mayores beneficios que los caballos dan a los individuos con autismo.

El equino está en constante movimiento y el jockey tiene que ajustar su cuerpo hacia el centro de la tierra para no caerse. Para mantener el contrapeso durante la montada se activan más de trescientos músculos del jinete. ¡Hurra!

2. Manejar las emociones

Los caballos reaccionan a las emociones del jinete. Pueden percibir si el jockey está contento, triste, preocupado, hiperactivo, enojado o no quiere liderar. Se establece una comunicación real con el equino y de esta manera facilita el autocontrol emocional del niño con autismo. El potro puede escanear el estado de ánimo del jinete y así ayudarlo a regular sus emociones para poder montar y disfrutar el paseo.

3. Regulación sensorial

Muchos de los niños con autismo tienen también un desorden sensorial. Los caballos son expertos facilitadores para activar fortalecer y regular el área sensorial. Todos los sentidos del niño con autismo se activan al momento de llegar a la finca.

Los niños con autismo generalmente disfrutan mucho la estimulación vestibular y sensorial proporcionada por el caballo durante el paseo o trote.

4. Reducir movimientos estereotipados y repetitivos

Cada movimiento del jinete provoca una reacción en el caballo. Especialmente los caballos de paso fino son animales mucho más sensibles. Cuando el niño autista hace movimientos estereotipados y repetitivos provoca que el caballo reaccione. Muchas de estas reacciones no son las que el jinete espera y por consecuencia tiene que controlarse para disfrutar del paseo y no caerse.

Los caballos benefician a los niños con autismo en el auto control de los movimientos automáticos y repetitivos. Durante los entrenamientos sistemáticos se observa como el jinete logra controlar por completo estas conductas autísticas. Felizmente llega un momento donde desaparecen por completo. ¡Hay esperanza!

5. Desarrollar un vínculo afectivo

El autismo afecta la parte social del niño. La yegua coopera con pequeño y su necesidad de salir de ese mundo solitario donde está sumergido. El hípico también asiste al niño a establecer un vínculo afectivo. Además entrega afecto al cuidado, cariño y expresiones que el niño le da al verlo, darle de comer etc.

Te recomiendo leas este artículo donde encuentras 13 terapias efectivas para el autismo en los niños.

Los caballos benefician a los niños con autismo en muchas otras formas. Te recomiendo veas este video para aprender más.

En tu experiencia, ¿le sirvió a tu hijo la equinoterapia? Escribe debajo tus ideas y comentarios. Recuerda que la persona más importante para ayudar a tus hijos, eres tú. ¡Tú puedes!

Si sospechas que tu hijo está dentro del espectro autista y quieres detectar el autismo consulta urgente con tu pediatra. Envíame tus preguntas al WhatsApp +1 305 968 6180, (menciona en tu texto hablemos de autismo).


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta