Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

La mayoría solo tiene en cuenta las grandes hazañas, pero debemos aprender a celebrar nuestros pequeños logros. La celebración no tiene que ser una fiesta ni darnos un reconocimiento, pero sí debemos mentalmente felicitarnos por cada paso que hayamos logrado, así sea chico.

1. Haz una lista y celebra cada vez que taches algo de ella

Muchos nos hacemos largas listas de cosas por hacer. Pero el solo hecho de haber dedicado el tiempo a hacer la lista es un pequeño logro que debemos celebrar. No importa si luego no hacemos la lista en un día. Tal vez la hagamos en una semana, un mes, o tres, pero cada vez que tachamos algo de la lista, celebremos.

El éxito es la realización progresiva de una meta o ideal que merezca la pena.

Earl Nightingale

2. No dejes para mañana, tal vez para más tarde

Si bien es cierto que no recomendamos procrastinar, tampoco recomendamos vivir en una constante zozobra. Todo requiere de tiempo, planificación, y hay días que tenemos más energía o más tiempo para dedicarle a la lista de quehaceres. Celebra cada punto que logres por pequeño que sientas que es.

3. Enfócate en lo que has realizado

Cuando nos enfocamos en lo que hemos logrado por mínimo que nos parezca en lugar de lo que no hemos hecho, nos sentiremos más inspirados para terminar lo proyectado. Debemos aprender a vivir celebrando los pequeños logros y así nos sentiremos más satisfechos.

Los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos tomados a la carrera conducen a la pobreza.

Proverbios 21:5 (NTV)

4. Celebra también los pequeños logros de otros

Celebrar los pequeños logros es parte de amarnos. Y ya sabemos que, para poder demostrar amor a otros, necesitamos amarnos nosotros mismos. También debemos celebrar los pequeños logros de otros. No olvidemos hacerlo con nuestros hijos, compañeros de trabajo o de estudio. Haremos que el ambiente sea más agradable.

La gente con metas triunfa porque saben a dónde van

Earl Nightingale

Es importante tener metas, es magnífica tarea anotarlas e irlas tachando. Es una forma de vivir sintiendo que logramos objetivos. Planificar, prevenir, son todas buenas acciones que podemos hacer para una vida mejor. Acostumbrémonos entonces, a celebrar nuestros pequeños logros.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
7
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta