Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos
Hay historias en la Biblia que nos dicen que en la antigüedad, Dios hablaba audiblemente a las personas; sin embargo, esta práctica parece haber disminuido drásticamente con el paso del tiempo. Esto no significa que Dios haya dejado de comunicarse, sino que utiliza otras maneras.

En la actualidad todavía podemos escuchar la voz de Dios; y en la Biblia encontramos ejemplos de personas que lo lograron, de los cuales podemos aprender y aplicar.

Para escuchar la voz de Dios debes…

Leer la Biblia

Al leer la Biblia podrás escuchar la voz de Dios porque:

  • Todo lo que Dios quiere comunicar a la humanidad está escrito allí.
  • Él inspiró cada palabra que está escrita.
  • No hay ninguna otra fuente a la que podemos recurrir para obtener respuesta, consuelo o guía aparte de la Palabra de Dios.
  • Allí está descrito el plan de Dios para la humanidad.

Ahora bien, Dios puede hablar por otros medios, pero siempre lo hace en concordancia con lo que está escrito en Su Palabra. Si algún mensaje contradice lo que ya está escrito allí, entonces no es de parte de Dios.

Acercarte a Dios

Hay una historia en particular que se parece a la situación que vivimos en estos tiempos. Samuel fue un niño que vivió en el templo, pero Dios ya no hablaba audiblemente como en otras épocas:

Mientras tanto, el niño Samuel servía al Señor ayudando a Elí. Ahora bien, en esos días los mensajes del Señor eran muy escasos y las visiones eran poco comunes.

1 Samuel 3:1 (NTV)

Pese a este hecho, Samuel servía en el templo y estaba muy involucrado en las cosas de Dios. Esta cercanía que desarrolló hizo que Él se manifestara y le hablara audiblemente.

Esta historia nos enseña que no podemos escuchar a Dios a menos que tengamos una relación cercana con Él.

Buscar la presencia del Espíritu Santo

Cuando venga el Espíritu de verdad, él los guiará a toda la verdad. Él no hablará por su propia cuenta, sino que les dirá lo que ha oído y les contará lo que sucederá en el futuro.

Juan 16:13 (NTV)

Jesús nos dejó un regalo invaluable: el Espíritu Santo. Él es quien nos ayuda a escuchar la voz de Dios y a discernir la verdad. Además, puede guiarnos para descubrir la voluntad de Dios.

Si queremos sentir a Dios y estar más cerca de Él, debemos buscar la presencia del Espíritu Santo en cada área de nuestra vida.

Además, el Espíritu Santo nos da discernimiento para saber si los impulsos y anhelos de nuestro corazón vienen de parte del Señor o si simplemente son emociones temporales.

Te recomendamos leer: Estas son las 23 funciones del Espíritu Santo


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
1
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta