Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Qué hacer cuando llega la enfermedad? Vivimos en un mundo caído y nadie está exento de experimentar enfermedades, dolencias o trastornos mentales. La Palabra de Dios no nos garantiza que no pasaremos pruebas en la vida; pero sí nos asegura que en medio de esas dificultades recibiremos auxilio. 

Entonces ¿qué hacer cuando llega la enfermedad?

Acude a Dios

Cuando me llamen, yo les responderé; estaré con ellos en medio de las dificultades. Los rescataré y los honraré.

Salmos 91:15 (NTV)

Salmos 91 es una promesa que nos habla del cuidado y protección de Dios en medio de las situaciones dificiles de la vida. Sin embargo, hay un proceso donde invitamos, llamamos, clamamos a Dios a para que nos acompañe. Él nos garantiza su presencia. Más aún, Su libertad. Lo peor que puedes hacer es alejarte, enojarte y aislarte del único que no tiene miedo de pasar la enfermedad contigo. No lo puedes contagiar, no lo puedes intimidar y no lo puedes espantar.  

Sea cual sea la prueba que enfrentemos, Él promete estar con nosotros. 

Cree que Él quiere sanarte

¿Qué hacer cuando llega la enfermedad? A veces pensamos que merecemos un castigo por nuestro mal comportamiento o el escarnio de Dios. Muchos dudan de que Dios esté dispuesto a usar Su poder para sanar nuestras enfermedades porque no lo merecemos. No hay nada más lejano de la verdad. 

La Palabra de Dios está llena de ejemplos donde su misericordia alcanza aun a aquellos que aparentemente son inmerecedores de su favor. ¡Dios sí quiere sanarte!

 Al bajar Jesús por la ladera del monte, grandes multitudes lo seguían. De repente, un hombre con lepra se le acercó y se arrodilló delante de él.
—Señor—dijo el hombre—, si tú quieres, puedes sanarme y dejarme limpio.
Jesús extendió la mano y lo tocó.
—Sí quiero—dijo—. ¡Queda sano!
Al instante, la lepra desapareció.

Mateo 8:1-3 (NTV)

Cree que es Su voluntad

¿Cómo sé que Dios quiere mi sanidad?, porque lo dejó establecido en Su Palabra.

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

3 Juan 1:2 (NTV)

Estar seguros de que la voluntad de Dios es tu sanidad es clave. Si permitimos que nos gane el terreno la duda será difícil esperar nuestra sanidad.

Declara la Palabra

¿Qué hacer cuando llega la enfermedad? ¡Declara la Palabra!

La Biblia es la Palabra de Dios, encontramos Su voluntad escrita en ella, por lo que en el momento de la enfermedad tener y declarar los versículos bíblicos sobre la sanidad, ayudará tu fe.

Oh, Señor mi Dios, clamé a ti por ayuda, y me devolviste la salud.

Salmos 30:2 (NTV)

Si puedes creer en Su Palabra, encontrarás la garantía de sus promesas de sanidad para tu vida.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

4
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta