Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.

Proverbios 4:23 (RVR1960)

Este famoso pasaje de Proverbios nos dice: «Guarda tu corazón», y es una advertencia que no debemos tomar a la ligera, ya que nuestra vida depende de la aplicación de este consejo.

Sin embargo, a veces no comprendemos el verdadero significado de guardar el corazón, y en lugar de analizarlo en su contexto, solemos enfocarlo al lado romántico. Por ese motivo es importante entender el versículo y relacionarlo con otros textos bíblicos que hablan del mismo tema.

Guardar tu corazón significa…

Cuidar lo que atesoras en tu mente

La gente buena siempre hace el bien, porque el bien habita en su corazón. La gente mala siempre hace el mal, porque en su corazón está el mal. Las palabras que salen de tu boca muestran lo que hay en tu corazón.

Lucas 6:45 (TLA)

Si queremos proteger nuestro corazón debemos alejarnos de las cosas malas que nos llevan a pecar, y esto incluye los pensamientos negativos.

Cuando dejamos que nuestra mente se llene pensamientos falsos y dañinos, sembramos pequeñas semillas que pronto se convierten en árboles difíciles de quitar. A veces solo nos damos cuenta del mal que almacenamos en nuestro corazón cuando nuestras acciones nos delatan; así que siempre debemos pedirle a Dios que nos protege y nos guarde de todo mal que puede ocupar nuestro corazón.

Como el rostro en el agua es reflejo del rostro, así el hombre se refleja en el corazón del hombre.

Proverbios 27:19 (RVR1995)

Dejar que Dios sea quien gobierne tu vida, incluso aquellas áreas que nadie más conoce

Pero el Señor le dijo: «No te dejes llevar por su apariencia ni por su estatura, porque éste no es mi elegido. Yo soy el Señor, y veo más allá de lo que el hombre ve. El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero yo miro el corazón.»

1 Samuel 16:7 (RVC)

Los demás pueden considerarnos buenas personas porque no conocen nuestros pensamientos más íntimos. No obstante, para Dios no hay nada oculto y a Él no podemos engañarle.

Mantener a salvo nuestro corazón implica dejarle a Dios el control de toda nuestra vida, incluyendo nuestros deseos más ocultos y nuestros pensamientos que nadie más conoce.

Cuando Dios toma la rienda de nuestra vida, entonces podemos tener la seguridad de que Él nos protegerá de cualquier mal que venga desde nuestro corazón o desde fuera.

Seguir el camino del bien

Mira hacia adelante y fija los ojos en lo que está frente a ti. Traza un sendero recto para tus pies;
permanece en el camino seguro. No te desvíes; evita que tus pies sigan el mal.

Proverbios 4:26-27 (NTV)

Guardar el corazón quiere decir seguir en el camino del bien, por más que en ocasiones sea difícil. Cuando hay dificultades, nos cuesta seguir haciendo el bien porque el mal ofrece rutas que aparentemente son rápidas y coras en comparación. Pero si somos débiles una vez, tenemos mayores probabilidades de caer en el mismo pecado otra vez.

Afortunadamente, no estamos solos en este camino. Dios siempre está de nuestro lado y el Espíritu Santo está dispuesto a darnos la dirección que necesitamos cuando estamos perdidos.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

24
6
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta