Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Es muy satisfactorio saber que tenemos una nueva identidad en Cristo Jesús. Cada ser humano ha sido creado por Dios con un diseño único, especial y un propósito sin igual. Por eso debemos tener la seguridad de que Dios quiere ver la manifestación de Su amor en la Tierra. Esa sería la manera de saber que se está haciendo Su voluntad y estamos cumpliendo Sus propósitos. No es una tarea fácil, pero al recibir a Jesús en nuestro corazón y aceptarlo como Señor y Salvador, tenemos una nueva identidad en Cristo Jesús.

Pues todos ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Y todos los que fueron unidos a Cristo en el bautismo se han puesto a Cristo como si se pusieran ropa nueva. Ya no hay judío ni gentil, esclavo ni libre, hombre ni mujer, porque todos ustedes son uno en Cristo Jesús. Y ahora que pertenecen a Cristo, son verdaderos hijos de Abraham. Son sus herederos, y la promesa de Dios a Abraham les pertenece a ustedes.

Gálatas 3:2-29 (NTV)

¿Cómo sabemos si tenemos esa nueva identidad?

Para estar seguros de que tenemos una nueva identidad en Cristo Jesús debemos tener control sobre nuestro carácter, sobre nuestro temperamento. Decidimos formar ese carácter, sometiéndolo al reino celestial.

Nuestro ejemplo es siempre Jesús, que vino a mostrarnos Su amor, Su gentileza, Su rectitud y sometimiento a los deseos del Padre. Así mismo, logramos nuestra nueva identidad, tratando de ser imitadores, más que seguidores de Cristo Jesús.

Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas.

1 Pedro 2:21 (RVR 1960)

Somos vasijas en manos de Cristo Jesús, nuestro alfarero

Es importante recordar siempre que somos como una vasija creada por el maravilloso alfarero de la vida y solo sometiéndonos a las manos de nuestro alfarero podremos ver cambios en nuestra humanidad. Podremos con Su ayuda adquirir esa nueva identidad en Cristo Jesús y ministrar a muchos con nuestro comportamiento diario. Si somos vasijas rotas, nos han herido, solo el alfarero nos puede reparar y transformar nuestra identidad, así como sanar nuestras heridas.

Y a pesar de todo, oh Señor, eres nuestro Padre; nosotros somos el barro y tú, el alfarero. Todos somos formados por tu mano.

Isaías 64:8 (NTV)

Si nos dejamos arrastrar por tendencias perdemos nuestra identidad

No nos dejemos arrastrar por las tendencias y la supuesta normalidad que trata de conquistarnos a diario por comodidad o por tratar de ser aceptados. Somos únicos y tenemos nuestra nueva identidad, de la cual debemos sentirnos orgullosos. Cuando creemos en Jesús y le pedimos Su presencia y guía en nuestra vida, nos sometemos a Su reino y adquirimos esa nueva identidad, en Cristo Jesús.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta