Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El temor de ser rechazados puede tener un impacto poderoso en nuestras vidas. La mayoría hemos experimentado algo de nervios cuando nos ponen en una posición o una tarea que podría generar rechazo. El problema está cuando esos nervios o temor nos paralizan y no nos permiten realizar lo que necesitamos hacer.

Por otra parte, el temor a ser rechazado por otros nos puede desviar de nuestros objetivos. Querer complacer a aquellos que no queremos que nos rechacen es peligroso. Sin darnos cuenta, nos puede llevar a tomar decisiones que no hubiésemos tomado si no tuviésemos ese temor. Nos puede también hacer aparecer demasiado complacientes. Solo para lograr que no nos rechacen.

El temor de ser rechazado tiende a afectar nuestra habilidad de lograr ser exitosos en asuntos personales y profesionales. Por eso, te vamos a enumerar algunas situaciones donde el temor a ser rechazados nos puede perjudicar:

En entrevistas de trabajo

Una reacción notablemente nerviosa, con sudoración, los latidos del corazón muy acelerados y dificultad para hablar son síntomas del temor al rechazo. También son razones para que el empleador rechace a un candidato que viene a la entrevista. Pueden sentir debilidad e inseguridad, lo que les indica que puede ir en detrimento de tu desempeño en ese cargo.

Al conocer a alguien por primera vez

Siendo que los humanos somos sociales y por costumbre, al conocer a alguien se espera que sigamos ciertas normas de amabilidad en público. Si tenemos temor al rechazo, puede generar que no mantengamos una conversación amable, que en otro caso podría llevar a una amistad duradera. Tener temor al rechazo en este caso, te impide tener conexiones que generen relaciones importantes.

En el matrimonio

La vida marital consta de una serie de compromisos y acuerdos. Sin importar cuán afines sea una pareja, siempre habrá diferencias. Quienes tienen temor a ser rechazados, suelen tener dificultad en expresar sus necesidades y gustos. Lo terrible es que ese temor al rechazo puede desarrollar celos infundados, por tornarse en temor al abandono. Se desarrolla una desconfianza que va en detrimento de la relación.

Tener temor al rechazo te puede hacer débil ante manipulaciones

Las personas con temor a ser rechazados pueden dejarse manipular por otros para fines que no les beneficien. En vista de todos esos puntos en los que ese temor nos puede perjudicar, la manera de vencerlo es con un alimento de seguridad en uno mismo.

Desarrolla el enfoque en tu valor propio

También es esencial notar que no existe nadie perfecto y nadie debe rechazarte por ser como eres. Desarrolla mecanismos en tu mente que controlen ese temor, recordando las veces que has tenido éxito en lo que has hecho y aprende a controlar los pensamientos negativos en cuanto a tu desempeño. Lograr confianza en nosotros mismos requiere de esforzarnos en enfocarnos en lo que somos capaces de hacer. En nuestras habilidades, nuestros talentos, nuestro valor como personas. Todos tenemos un valor esencial en el medio en el que nos desenvolvemos. Tienes un valor propio y no te debe dar temor ser rechazado.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta