Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

En el segmento Viernes de terapia junto a la licenciada Débora Pedace hablamos sobre 4 hábitos que drenan tu energía. Lejos de hacernos un bien, terminan quitándonos las fuerzas que tenemos para enfrentar el día a día.

Un gran número de personas expresa que llegando al final del día se sienten exhaustos, sin fuerzas ni buen ánimo, incluso en aquellos días donde la actividad no ha superado el límite de resistencia.

¿Por qué no logro descansar cuando lo tengo permitido?

¿Qué sucede entonces? Esto es más normal de lo que nos podamos imaginar. Sentirnos cansados incluso cuando no hemos hecho nada puede deberse, en gran parte, a los malos hábitos o a los tantos desenfoques que se nos presentan en el día a día que hacen que nuestra mente se agote casi sin movernos.

¿Qué es un hábito?

Es aquella conducta que, repetida en el tiempo, se transforma en parte de nuestra rutina. Por desgracia, los malos hábitos (o llamados hábitos negativos) se suelen desarrollar con mayor facilidad que los positivos.

El problema radica en que si seguimos incorporando hábitos negativos a nuestra rutina diaria, estos terminarán drenando la energía que el cuerpo desarrolla durante el día, impidiendo que puedas ser una persona libre de cargas y liviana al llegar el final de la jornada.

Claro que muchas veces no nos damos cuenta y, poco a poco, vamos desechando los hábitos que nos fortalecen y levantan el ánimo. Esto sucede porque son más difíciles de desarrollar y nos resulta más sencillo dejarnos estar y preferir un hábito negativo, que seguir peleando por ese habito positivo.

Los malos hábitos suelen desarrollarse con mayor facilidad que los positivos.

4 hábitos que drenan tu energía

Conozcamos algunos ejemplos de hábitos negativos o de acciones que lo que hacen en general es drenar tu energía, incrementando malestar y cansancio.

  • En primer lugar, revisar constantemente tus redes sociales. El acceso a la tecnología de forma permanente te distrae de las tareas realmente importantes. ¿Cuántas horas pasas frente al teléfono en las redes sociales o en plataformas digitales revisando lo que otros hacen? Esto termina distrayéndote de lo que estás haciendo, obligándote a retomar el hilo a cada rato, gastando más energía de la que tienes.
  • En segundo lugar, un hábito negativo que te quita fuerzas es tener una dieta inadecuada. Ya todos sabemos la importancia de incluir en nuestra alimentación diaria los alimentos necesarios para enfrentar el estrés del día. Por lo tanto, asegúrate de alimentarte de forma saludable para que tu organismo desarrolle la energía que necesita y así evites la pesadez o el cansancio del que hablamos.
  • En tercer lugar, no te tomes las cosas de forma personal. Cuando estás mucho tiempo pensando que las personas solo hacen las cosas para dañarte el día se vuelve agotador, especialmente porque interactúas gran parte del tiempo con otros. Dejar de tomar las cosas a modo personal te ayudará a eliminar el estrés innecesario, lo que hará que te ahorres energía en las cosas pequeñas.
  • Para finalizar, otro hábito que muchos suelen tener es poner a los demás siempre primero. Es normal que queramos ayudar a las personas, y es bueno ser generosos, pero también es fundamental saber colocar los límites correctos en el momento correcto. Al no hacerlo generamos un desgaste que pudiera ser evitado trayendo consecuencias no solo para nosotros sino para las demás personas que tenemos cerca.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

44
15
9
0
0
1
Already reacted for this post.

Deja una respuesta