Como seres sociales que somos, es natural que en cualquier tipo de relación, ya sea amorosa o amical, hayan buenos y malos momentos. Sin embargo, esto no significa que debamos insistir en tener vínculos con personas que son dañinas para nuestra vida, pues, así como hay relaciones amorosas tóxicas también las hay con los amigos. Hay personas que son una influencia positiva y ellos son los verdaderos amigos que debemos conservar, pero si hay alguien que está obstruyendo tu crecimiento y madurez es mejor que te alejes. Esto no quiere decir que debas convertirlo en tu enemigo, sino que mantengas una relación cordial y respetuosa pero a una distancia prudencial. En lugar de lidiar con un amigo tóxico, concéntrate en mejorar tu amistad con los que sí lo valen y dedícate a conocer nuevas personas.

Estas señales te ayudarán a darte cuenta si tienes un amigo tóxico o si eres tú el que está promoviendo una amistad no saludable:

1. No son comprensivos:

Si bien la paciencia es un don que no todos tienen, los amigos son personas que pueden comprenderte porque saben cómo eres y cómo se ve el mundo desde tu perspectiva. Si alguien no tiene la habilidad de entenderte, te juzga con rapidez o se enoja por cualquier cosa; entonces no es un verdadero amigo.

2. Perciben su amistad como competencia:

Cuando una persona se ama no necesita medirse con los demás para estar satisfecho consigo mismo. Pero en cambio, si tu amistad se basa en una competencia de quién tiene las mejores cosas, quién logra mayor éxito, o quién tiene todo lo que desea; entonces su amistad es tóxica. A lo largo de tu vida encontrarás muchas personas con las que tendrás que medirte para alcanzar ciertas cosas, (por ejemplo, las evaluaciones de los currículos para ingresar a un trabajo) y tener a tu propio amigo compitiendo contigo no hará que seas mejor, sino más ambicioso y menos amoroso.

Te interesa:  CVCLAVOZ por el planeta
3. Solo te buscan cuando te necesitan:

Nunca faltan personas que se interesan por lo que tienes y no por lo que eres; y si sabes que esto es así pero continúas teniéndolos en tu círculo de amistad, ya es momento de terminar con esa situación. No sientas temor a quedarte solo si pierdes a un amigo tóxico; en vez de eso, date la oportunidad de conocer personas que te muestren una amistad sincera y sin interés.

4. Tratan de controlarte y/o cambiarte:

Una cosa es que los amigos te ayuden a cambiar para bien, pero otra es que traten de controlar tu vida y convertirte en alguien que no eres. Un amigo de verdad sabe aceptar que todos tenemos virtudes y defectos, así que no intentará manipularte, sino ser tu fiel soporte en toda circunstancia. Esa persona te llamará la atención cuando lo necesites, pero nunca dejará de hacerlo con amor.

5. Son celosos de tus demás amigos:

Si tu amigo intenta acaparar tu tiempo en todo momento y se pone celoso cuando sales con otras personas, es una señal de que esa persona tiene problemas internos que debe solucionar. Si él o ella fuera un verdadero amigo, entendería que su amistad es especial pero que no tiene un contrato de exclusividad. Un amigo tóxico cierra tus posibilidades de hacer nuevas amistades. Un verdadero amigo te ayuda a expandir tu círculo social.

6. Son envidiosos:

Un amigo de verdad celebra tu éxito por más pequeño que sea; en cambio, alguien tóxico no. Puedes reconocer fácilmente quién te ama y valora como amigo si esta persona no muestra signos de envidia. Recuerda lo siguiente: Hay quienes parecen amigos pero se destruyen unos a otros; el amigo verdadero se mantiene más leal que un hermano.” (Proverbios 18:24. NTV)

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.