Las relaciones sexuales en el matrimonio afectan el área espiritual, emocional y físico. Sin embargo, debido a la propagación de expectativas surrealistas y la desinformación sobre la sexualidad, hay parejas que no saben cómo manejar este tema.

Cuando una pareja no conversa abiertamente sobre la sexualidad en su relación corre el riesgo de irse a los extremos. Por ejemplo, existen casos de violación marital, en donde un cónyuge fuerza al otro para tener relaciones sexuales. Esta práctica es un delito penado en muchos países, pero para algunos puede parecer normal y hasta aceptable. Pero también existen parejas que utilizan la sexualidad para manipularse mutuamente. Todos estos casos son una muestra de un matrimonio tóxico. Las relaciones sexuales son un tema que debe abordarse en un matrimonio, pero ¿qué está permitido y qué no?

Rachel E. Miquel Dufour, autora del libro ¡Que Viva La Va-Jay-Jay! y experta en temas de sexualidad femenina, comenta que muchas parejas preguntan si es correcto o no el sexo oral -y otras prácticas sexuales- en sus matrimonios. Ella afirma que «las relaciones sexuales son responsabilidad de la pareja» y que existe una forma de decidir qué está permitido o no en su matrimonio. Ella aconseja que si los cónyuges «se interrogan acerca del “sí” o el “no” con respecto a una práctica sexual, deben hacerse estas tres preguntas:

  1. ¿Sucede solo entre mi esposo (a) y yo?
  2. ¿Ambos estamos de acuerdo para intentarlo?
  3. ¿Se trata de darnos placer mutuo sin infligir dolor (físico o emocional) a mi cónyuge? 

Si pueden responder con un “sí” a estas tres preguntas, siéntanse libres para explorar. Cada pareja compone su propia música sexual».

Además de ponerse de acuerdo sobre su sexualidad, la pareja debe tener presente fortalecer su relación con Dios para que Él les dé la sabiduría que necesitan en todos los aspectos de su matrimonio. «Mi oración es que no se contenten nunca con lo mínimo, sino que siempre tengan el deseo de explorar aún más. Inviten siempre al Espíritu Santo cuando hagan el amor. Él los guiará y conducirá más allá de lo que pueden imaginarse», aconseja Rachel.

Te interesa:  ¿Sientes que no mereces ser feliz?

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.