¿A quiénes bendice Dios?

¿A quiénes bendice Dios?

Todos anhelamos ser bendecidos por Dios y recibir aquello que realmente necesitamos. ¿Te gustaría ser bendecido por Dios? ¿A quiénes bendice Dios?

Las bendiciones de Dios

En Deuteronomio 28:1-14 Dios le muestra al pueblo de Israel todas las bendiciones que ellos iban a recibir si obedecían Su palabra.

Dios había prometido a Israel bendecirle en todo lugar: en la ciudad, en el campo, en su entrada, en su salida, en sus hogares, sus trabajos, sus granjas, etc. Además, prometió protegerlos de sus enemigos y ponerlos en un lugar especial.

Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles

Deuteronomio 28:13-14 (RVR 1960)

Cuando Israel caminaba con Dios, estas bendiciones eran reales; un ejemplo claro de esto lo encontramos en 1 Reyes 10:1-13, cuando la reina de Sabá visita a Salomón y ve a una nación bendecida.

¿A quiénes bendice Dios?

Dios bendice a aquellos que caminan con Él y obedecen Su palabra. De hecho, las bendiciones de Dios son para sus hijos, para aquellos que viven conforme a Su voluntad. Él mismo promete que estas bendiciones alcanzarán a aquellos que oyen y ponen en práctica sus mandamientos.

 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.

Deuteronomio 28:1-2 (RVR 1960)

¿Quieres ser bendecido por Dios?

Él quiere que seas un hacedor de su Palabra, no sólo un oidor y que no te desvíes de ninguno de sus mandamientos, ni sigas a otros dioses ni te inclines a ellos.

Ser obedientes a la palabra de Dios significa que debes dejar muchas cosas que te plazcan, es decir, debes cambiar tu manera de vivir a la luz de la Biblia y esa es una decisión personal, que nadie la tomará por ti; entonces las bendiciones de Dios te alcanzarán como Él lo promete.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Confía, recibirás fuerza para soportar

Si Dios no quita la carga que llevas, ten por seguro que encontrarás alivio al confiar en Él, porque te dará la fuerza para soportar y mostrará su fuerza en ti.

Un amor que no tiene medida

Nunca nadie nos amará como Dios lo hace. Su amor inigualable y sin medida resulta incomprensible para nuestra mente humana, pero ¡es real!

Cuando se es, no hace falta probarlo

El magnetismo, carisma y gentileza de Jesús tienen que haber sido notorios y al igual que su manera sencilla de vivir, porque cuando se es, no es necesario probar nada.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario